Estas medidas de la UE gustará a los obsesionados de la “obsolescencia programada”

Estas medidas de la UE gustará a los obsesionados de la "obsolescencia programada"

El parlamento europeo ha apto una serie de recomendaciones dirigidas a los fabricantes con la intención de que produzcan dispositivos más fáciles de reparar y que incluso incluyan unas etiquetas con el índice de reparabilidad, poco similar a las puntuaciones de iFixit. Proponen usar baterías, Led y todo tipo de componentes extraíbles, de forma que, en caso de reparación, no exista ningún tipo de pegamento que pueda afectar al proceso de sustitución.

Algunas de las ideas que rebusca esta medida son:

  • – Productos más robustos y fáciles de reparar.
  • – Extensiones de fianza automáticas si la reparación dura más de un mes.
  • – Incentivos a aquellos países miembros de la UE que produzcan productos de larga duración y fácilmente reparables.
  • – Permitir a los consumidores optar por un taller de reparación independiente.
  • – Precios más bajos en componentes críticos.
  • – Partes esenciales removibles sin uso de colas y pegamentos.

El mensaje además recomienda desarrollar una serie de tests y suscitar una definición para la obsolescencia programada. Se rebusca además que las empresas lances parches de modernización de software durante más tiempo, de forma que los consumidores no se queden con terminales obsoletos a la primera de cambio. La marbete podría ser voluntaria, y mostraría la durabilidad de un producto, las características ecológicas y la capacidad de modernización, poco así como la puntuación de iFixit.

Teniendo en cuenta que la mayoría de grandes fabricantes de telefonía móvil y equipos electrónicos llegan de fuera de Europa, la Comunidad Europea podría beneficiarse con estas medidas en forma de nuevos empleos que permitan cubrir esos servicios de reparación, al mismo tiempo que anime a fabricantes a producir terminales que cumplan con los requisitos planteados. Otro asunto será que los fabricantes más importantes pasen por el aro, ya que dudamos mucho que Apple va a retirar el pegamento de sus baterías y que acabe dando más importancia a estos detalles ayer que a un diseño minimalista.

Pero por poco hay que principiar. Una pesquisa del 2014 indicaba que el 77% de los consumidores europeos estaban dispuestos a reparar su teléfono, pero cambiaron de opinión al comprobar el coste de la reparación y el tipo de servicio que recibían. Y eso es poco a lo que todos estamos de acuerdo, ¿verdad?


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales