Estas anteojos para rayos X nos abren las puertas del mundo nanoscópico

Dentro del espectro electromagnético, los rayos X son especialmente rebeldes. Sí, siguen las mismas leyes que la luz visible, pero en normal resultan difíciles de iluminar y desviar.No sólo porque haya pocos materiales que permitan la fabricación de gemelos y espejos, sino porque su pequeña largura de onda hace que la precisión sea mucho más importante que para otras longitudes.

Pero ahora un equipo de investigadores ha conseguido reenfocar el problema y nunca mejor dicho. Con una monóculo diseñada individualmente son capaces de corregir casi por completo los defectos inevitables de las ópticas de rayos X que se suelen usar. Y de paso, han conseguido sacudir todos los récords de concentración de un haz de rayos X.

250 nanómetros

lente

Concretamente, han sido capaces de concentrar más de tres cuartas parte de un haz en un punto de 250 nanómetros de diámetro. Para verlo en contexto, sin la monóculo el haz ‘ocupaba’ 1.600 nanómetros y, con ella, el resultado está ya muy cerca del margen teórico: 160 nanómetros.

Pero lo más interesante, como siempre, es la tilde de investigación que abre. Hasta ahora gran parte de la investigación se ha centrado en como mejorar la precisión de la producción de gemelos para este tipo de ondas. Se ha renovador mucho, pero las habituales (fabricadas con berilio) siguen presentando problemas derivados del mismo proceso de fabricación.

Focusing Scheme

“Las gemelos de berilio son moldeadas por compresión recurriendo a matrices de precisión, pero es necesario que se produzcan ciertos errores de unos pocos cientos de nanómetros“, explicaba Andreas Schropp, uno de los investigadores del esquema. La técnica es muy curiosa. En ocasión de centrarse en mejorar el proceso de fabricación, los investigadores estudiaron los defectos de las gemelos de berilio y fabricaron una monóculo de cristal de cuarzo capaz diseñada para corregir esos problemas.

El resultado es poco muy parecido a unas anteojos (así lo explican los mismos investigadores) que, aunque no son necesarias para la mayoría de aplicaciones, nos van a dejar ver el mundo nanoscópico como nunca lo habíamos pasado.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales