Esta impresora 3D de pizzas quiere darle de manducar a los astronautas de la NASA… y incluso a ti

La NASA sigue queriendo que sus astronautas sean capaces de manducar pizza en el espacio, y es posible que pronto puedan hacerlo. Después de que hace cuatro años empezase a alterar en empresas de impresión 3D para crear precisamente este tipo de comida, de esa semilla que plantaron ahora ha nacido un esquema capaz de imprimir pizzas en menos de cinco minutos.

Se alcahuetería de la startup BeeHex, que ha desarrollado la impresora de comida Chef3D capaz de crear pizzas de 12 pulgadas, unos 30 centímetros y medio, en tan pronto como cuatro minutos. Lo único que necesita es una serie de cartuchos con ingredientes básicos como pasta, salsa de tomate y pinrel, así como salsas y diferentes tipos de toppings.

Esta empresa de hecho ya no se conforma con transigir sus impresoras de pizza al espacio. Actualmente se encuentran mostrándole su esquema al gran sabido en ferias culinarias con la intención de divulgar su primer maniquí comercial y que todos podamos imprimirnos nuestras propias pizzas en casa.

Nacida de una inversión de la NASA

En 2012, la NASA empezó a pensar en qué comerían sus astronautas cuando llegase la hora de divulgar misiones de varios primaveras como las de ir a Marte, sobre todo para que no fueran tan aburridas como las clásicas barras de comida o alimentos desecados. Entonces se les ocurrió que quizá el futuro estuviese en la impresión 3D de platos de comida.

La idea era la sucesivo, la de poder transigir ingredientes deshidratados en cartuchos y que existiera una plataforma que pudiera imprimir pizzas a partir de ellos. ¿Y por qué pizzas? Pues porque su creación involucra la superposición de ingredientes, que es precisamente lo que se puede hacer muy fácilmente con este tipo de tecnología.

Y es aquí donde entra una persona esencia, el ingeniero y emprendedor estadounidense Anjan Contractor, que lleva desde finales de la decenio pasada tratando de desarrollar impresoras de comida. Cuando trabajó como ingeniero senior y director de esquema en la empresa Systems and Materials Research Corporation, esta consiguió hace cuatro años un apoyo financiero de 125.000 dólares por parte de la NASA.

En enero del 2016 Anjan Contractor cofundó la empresa BeeHex Inc con la intención de ir un paso más allá y despuntar a desarrollar impresoras de comida comerciales. El Chef3D es el prototipo de su primera impresora 3D, y la están llevando a varios festivales culinarios estadounidenses con muy buenos resultados. De hecho, recientemente han cerrado una ronda de financiación seminal de un millón de dólares liderada por el fundador de Donatos Pizza Jim Grote para desarrollar su idea.

La comida impresa se acerca a tu casa

BeeHex Inc pretende divulgar su impresora a finales de año, ayudándose de un categoría de clientes piloto en el interior de la industria alimentaria para probar la fuerza de su tecnología. Su delegación final será la de proporcionarle soluciones a cadenas de comida rápida especializadas en pizzas como puedan ser Domino’s o Pizza Hut.

Por lo tanto, las impresoras de pizzas no sólo podrían estar presentes en las futuras misiones espaciales, sino que nosotros mismos incluso acabaremos pudiendo probar sus creaciones e incluso pidiéndolas a domicilio. De hecho, como ejemplo de que esto no es un relación de ciencia ficción, junto a recapacitar que el año pasado ya se abrió en Londres un restaurante que sólo sirve comida impresa.

Vía | ZDNet
Imagen | BeeHex
En Xataka | Cocinar e “imprimir” nuestra comida es la innovación que esperábamos en impresión 3D


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales