Esta empresa valenciana lleva 11 primaveras haciendo existencia imaginario y tiene una idea muy clara de cuál es el futuro

Desde hace unos primaveras parece que la existencia imaginario es el postrero auge tecnológico que va a conquistar nuestros hogares, pero de nuevo tiene poco. Hay muchas propuestas recientes, sí, pero igualmente hay empresas que pueden presumir de una larga trayectoria en este sector. Es el caso de Aumentaty.

Vive de HTC, Oculus Rift, Hololens, Playstation VR de Sony… Todos quieren colarse en nuestros hogares, pero, ¿está la existencia imaginario lo suficientemente madura como para expandirse de forma masiva? La empresa valenciana Aumentaty lleva desde 2006 en esto de la existencia imaginario y tienen una visión harto clara, no sólo de cómo ha sido la cambio del sector, si no de en torno a dónde se dirige.

Una presentación muy inmersiva

Aumentaty realidad inmersiva Un ejemplo de presentación con el sistema inmersivo de Aumentaty

Uno de los puntos secreto de la filosofía de Aumentaty pasa por restar protagonismo a la tecnología y, fruto de esta idea, Aumentaty ha desarrollado una tecnología que nos introduce en un mundo imaginario sin carestia de cascos ni ningún tipo de artilugio acoplado al cuerpo. La han llamado existencia inmersiva y está pensada sobre todo para huir de las presentaciones al uso, dando un toque más dinámico y mono a lo que se quiere contar.

Mediante una cámara Kinect, el sujeto es introducido en un ambiente imaginario sin carestia de usar ningún tipo de fondo particular. Además, la persona puede interactuar con ese entorno imaginario, colocarse delante de objetos e incluso empujarlos. El resultado, eso sí, se ve a través de una pantalla, por lo que se pierde esa sensación envolvente que sí tenemos con un casco o antiparras.

La ‘existencia inmersiva’ de Aumentaty es una idea que surge de la carestia de restar protagonismo a la tecnología.

Este sistema fue el que emplearon en el evento al que asistimos en Valencia el pasado 10 de marzo. Durante la presentación pudimos ver como el ponente, el director genérico, Esteban Anguita, interactuaba con los rudimentos en pantalla, aunque igualmente pudimos comprobar que el sistema no funciona del todo acertadamente con una iluminación tenue, lo que provocaba que el retazo de la figura no fuera del todo noble.

Como decíamos, este sistema está pensado sobre todo para la realización de presentaciones y según Aumentaty, causa un maduro impacto en los espectadores y hace que el reminiscencia de la presentación sea más duradero, por lo que es adecuado para entornos educativos. Eso sí, recalcan que es importante que el ponente tenga talento para que se produzca ese intención enganche en la audiencia.

Los inicios: de Bienetec a Aumentaty

Aumentaty Bienetec

¿Y de dónde vienen Aumentaty? Como decíamos, los inicios de esta empresa se remontan a 2006, pero por aquel entonces se daban a conocer como Bienetec. Esteban Anguita, su director genérico, ya tenía experiencia en el sector de la existencia imaginario y creó esta empresa pensando sobre todo en la cesión de productos de existencia imaginario como cascos, guantes, trajes o sistemas de tracking inerciales.

Pero las cosas eran muy distintas en 2006. “Un casco podía costar mínimo diez o quince mil euros” recuerda Esteban. También recuerda que el mercado era mucho más minoritario, había muchas menos empresas y casi todo estaba enfocado a nichos concretos como el sector marcial, aeronáutica, investigación o automovilismo.

En 2006 el mercado era mucho más minoritario y se dirigía a nichos concretos como el sector marcial o la investigación. La aparición de Oculus en 2014 marcó un punto de inflexión.

En 2014, coincidiendo con la aparición de Oculus, el mercado sufrió un cambio radical y se empezó a dirigir a lo que conocemos hoy en día. Este hecho marcó un punto de inflexión y, al tiempo que impulsó el despliegue de la existencia imaginario como una tecnología más asequible, generó una crisis en el sector que provocó el clausura de muchas empresas que habían mantenido una buena posición en este hasta entonces pequeño mercado.

Este proceso de crisis, que igualmente perjudicó a Bienetec, afectó sobre todo a la parte del hardware. Tal y como asegura el propio Esteban: “El mercado dio un giro de 180 grados y lo que costaba veinte mil paso a costar varios cientos de euros. (…) Nuestra facturación se vino abajo hasta que cambiamos el modelo de negocio y empezamos a centrarnos en tecnologías de software y temas más enfocados a la realidad aumentada”.

Aumentaty Author Un ejemplo de campo creada con Aumentathy Autor

Fruto de este cambio de organización más enfocada al software, Bienetec creó un software que permite la creación de contenidos de existencia aumentada de forma sencilla, sin carestia de tener conocimientos de modelado 3D. Ese software se llamaba Aumentaty Author y poco a poco se convirtió en una de sus propuestas más populares, llegando a sumar más de 100.000 usuarios.

Aumentaty Facturacion

Aprovechando el crecimiento de este software, la compañía decidió cambiar de nombre y así es como Bienetec se convirtió en Aumentaty. Actualmente la empresa ha conseguido exceder el zanja y ya están en vías de crecimiento, con una facturación que rozó el millón de euros durante el pasado prueba 2016 y se dilación continúe aumentando a lo espacioso de este año hasta en un 20%.

La tecnología debe tener un propósito

Leroy Pantalla táctil en el interior de uno de los cubos de proyección de Leroy Merlín

Aumentaty se dedica a la realización de proyectos de existencia imaginario y aumentada para clientes de la talla de Leroy Merlin, Adif, Telefónica, Disney o Dodot, todo con una filosofía clara: la tecnología es poco secundario, lo verdaderamente importante son el contenido y el propósito que hay detrás.

Entre sus propuestas están los cubos de proyección de Leroy Merlin en los que los clientes pueden ver cómo quedará su cocina antiguamente de comprarla y la empresa puede mostrar todas sus cocinas, poco que de otro modo no sería posible por el problema del espacio.

Vodafone Videowall interactivo para Vodafone

Otro tesina de Aumentaty son los videowalls interactivos con los que empresas como Vodafone dan a conocer sus servicios. Estas paredes táctiles registran todas las interacciones de los visitantes y permiten difundir estadísticas de uso muy valiosas para la empresa.

Aumentaty igualmente tiene propuestas creadas con la tecnología de Hololens, indicación existencia mixta ya que nos permite ver el mundo actual pero superpone rudimentos virtuales. Durante nuestra recepción pudimos probar de primera mano una propuesta creada para la empresa de azulejos Pamesa en la que podíamos designar los acabados en un cuarto de baño imaginario.

Sea para traicionar más cocinas, dar a conocer un producto o servicio, como decíamos, el propósito es la secreto para Aumentaty. “Muchas veces nos perdemos en la tecnología, pero la tecnología es un medio medio para conseguir un objetivo final”, comenta su director genérico. “La tecnología sigue avanzando y mutando, hoy es esto y mañana será otra cosa. Nosotros estamos en la aplicación de esas tecnologías y el explicación del software para sacarles partido”.

Aumentaty

Ismael Estudillo, director técnico de Aumentaty, comparte la misma visión. “Lo importante es el objetivo que queremos cumplir, no la propia tecnología. Puedes tener un muñeco bailando encima de la mesa, pero ¿para qué?”, nos pregunta.

Al hilo de esto, Ismael igualmente nos habló de lo que se denomina curva del hype, un aberración que achaca a ese protagonismo que a veces se da a la tecnología sin acompañarla de contenidos de calidad. En otras palabras, el intención ‘wow’ que genera un interés desmesurado al principio, para luego caer en picado y finalmente estabilizarse.

“Para que esto no sea una moda pasajera o una burbuja favorecida por las previsiones de las grandes consultoras, hay que aportar producciones y contenidos suficientemente profesionales para que tenga una permanencia en el tiempo”, asegura Ismael, CTO de Aumentaty.

En este sentido, para Aumentaty, por más nuevas propuestas de hardware que nos ofrezcan, mientras no aporten un valía actual no se producirá el despliegue de la existencia imaginario a un nivel más masivo. “Para que esto no sea una moda pasajera o una burbuja favorecida por las previsiones de las grandes consultoras, hay que aportar producciones y contenidos suficientemente profesionales para que tenga una permanencia en el tiempo”, concluye Ismael.

En Xataka | ¿Qué fue de la revolución que nos prometía la realidad virtual?


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales