En 10 años podrás “hablar” con tu perro, aseguran en Amazon

El futurólogo William Higham ha publicado un estudio para Amazon en el que afirma que cree que los dispositivos que permitan conversar con nuestros perros aparecerán en los próximos diez primaveras. La gran demanda hace que “alguien tenga que hacer funcionar esto”, afirmaba Higham.

Esa predicción, basada en estudios que llevan primaveras desarrollándose, no parece tan clara para otros investigadores, que no creen que los ladridos de los perros puedan ser contemplados como un verbo de comunicación.

Traductor de perros sí, traductor de gatos quizás no

La afirmación de Higham está basada en parte en el trabajo de Con Slobodchikoff, un profesor de la Northern Arizona University que lleva 30 primaveras estudiando el comportamiento de los perrillos de las praderas (que en efectividad son roedores, no perros).

Este clásico ha hecho uso de un sistema de inteligencia industrial para analizar las llamadas de estos animales, de los que afirma que tienen “un sofisticado sistema de comunicación que tiene todos los aspectos del verbo“.

Para este investigador es posible desarrollar un dispositivo que actúe de traductor del verbo de los perros e incluso de los gastos, aunque para estos últimos la cosa parece más difícil: “con los gatos no estoy seguro de que tengan poco que asegurar. Un montón de veces podría ser tan solo “eh, tonto, dame de tomar y déjame en paz”.

Muchos dudan de que poco así sea posible

Los argumentos de Slobodchikoff no son suficientes para Juliane Kaminski, una psicóloga de la Universidad de Portsmouth que trabaja en interacciones entre perros y seres humanos. Esta expera afirma que los ladridos de los perros “no pueden ser considerados como verbo en el sentido verificado, aunque ofrecen señales rudimentarias de lo que quieren y cómo se sienten”.

Baby

Según su experiencia, los ladridos de los perros dependen totalmente del contexto. Son distintos dependiendo de si juegan, si se sienten agredidos o si echan de menos a sus dueños, pero incluso masa que nunca ha tenido perro es capaz de “descifrar” esos ladridos.

Amazon vende de hecho un dispositivo que teóricamente traduce la voz humana a maullidos a partir de muestras de 25 gatos, y hace primaveras todavía apareció un hipotético traductor de ladridos llamado Bow Lingual que no iba mucho más allá de lo que apuntaba Kaminski. Otro plan fresco llamado No More Woof siquiera logró cumplir el objetivo de sus creadores, y de hecho es parte de una exposición sobre las peores innovaciones de la historia.

El plan sin duda podría producir una gran expectativa, pero aún más interesante sería para muchos (padres y madres especialmente) un traductor que permitiese enterarse por qué lloran sus bebés. También ha habido muchos intentos de fabricantes y desarrolladores de utilizar ese mercado, pero ningún de esos lanzamientos parece tener resuelto siquiera ese problema.

En Xataka | Las 17 tecnologías más inverosímiles de películas de ficción que se hicieron realidad


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales