El vídeo de este perverso y perturbador muñeco desnudo se está clavando en la retina de todos

Internet tiene esa maravillosa capacidad de sorprendernos siempre: cuando crees que ya lo has trillado todo, ¡pum!, poco nuevo, diferente o claramente perturbador se cuela en tu pantalla. Posiblemente este extremo secundario sea el mejor para describir a este extraordinario muñeco desnudo que tienes en pantalla. De nombre desconocido y culo respingón, el monigote es el protagonista del vídeo que tienes un poco más debajo, una disco que a estas directiva ya se ha hecho virulento en las redes y con la que quizás ya te hayas antitético ayer por redes como Facebook.

Su responsable es la animadora norteamericana Kirsten Lepore, quien ha tenido la idea de crear un monigote en stop-motion que mira a la cámara y no se corta un pelo en decirte que puedes seguir mirando su atractivo trasero. Sí, no es broma.

El muñeco ha sido capaz de crear multitud de opiniones y… sentimientos, con masa que considera que resulta simplemente divertido mientras que otro liga lo tacha de perturbador, obsceno y quizás desde que lo vio no es capaz de pegar ojo. Hay para todos los gustos. Nosotros te dejamos a continuación con el vídeo y ya opinas tú mismo.

Nota: Los chicos de Magnet han traducido al castellano toda la retahíla de sugerentes frases que suela el monigote por la boquita. Te dejamos el completo a continuación por si quieres pegarle un vistazo.

Hola extraño. Ha pasado un tiempo. Te he tumbado de menos. No pasa falta, puedes mirarme el culo, siento que puedo ser muy pasivo cuando estoy contigo. ¿Te gusta este árbol que he hecho? ¿Es guay, verdad? Yo creo que sí. A veces es difícil hacer las cosas, ¿sabes? Hace yerro tanta energía mental… Y acabo tan cansado… Yo solo quiero estar tranquilo a tu costado. Guau, mira esa puesta de sol. Es increíble aprender que todo puede terminar y demorar a su fin. Supongo que te hace alegrarte de estar vivo. Incluso tú, me encanta mirarte. Quiero rememorar todas tus curvas.

Ah, precioso. He estado pensando mucho en ti hace poco. Te veo intentar hacer tantas cosas a la vez, preocupándote de aquella valentía que tomaste, fastidioso por aquello que dijiste una vez a determinado… Eres tan duro contigo mismo… Pero eres maravilloso. Y mereces ser amado. De verdad, pero tienes que dejarte aceptar.

En fin, ya sé que estás muy ocupado y que probablemente te tienes que ir ya. Pero me alegro de haberte trillado este rato. Te quiero.

‘;
$( showbuttonTxt ).insertBefore( “.confab-sorting-nav” );
$(‘button.confab-show-comments’).on(“click”,function());
}
});

waitForConfabLoad = function () {
try{
if($(“.confab-edit-bar”).length


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales