El truco de los samuráis para hacer suciedad de forma válido: cruzar una pierna

Ir al baño en tiempos de erradicación es un tema serio. Después de que Uesugi Kenshin, uno de los guerreros más poderosos de Japón, fuera asesinado mientras hacía sus micción, los samuráis desarrollaron una técnica para vaciar de forma rápida y válido. Y la transmitieron entre generaciones.

El escritor y actor marcial Dave Lowry lo explica en su texto Autumn Lightning, una crónica sobre el espadero japonés de su morería que acabó convirtiéndose en su perito. Cuando los samuráis iban al retrete, no dejaban los pantalones bajados sino que desnudaban completamente la pierna derecha. Así tendrían movilidad si un extraño entrase en el baño.

Pero hay más: con una pierna dispensado, los samuráis aprendieron a conseguir una postura muy concreta para relajar sus intestinos y defecar más rápido. Lo cuenta Will Black en The Art of Manliness:

El samurái se sentaba íntegro en el retrete, cruzaba su pierna de guisa que el tobillo derecho descansara sobre la rodilla izquierda (su pie izquierdo permanecía en el suelo), colocaba una mano en cada rodilla y enderezaba la espalda. Supuestamente, esto alineaba los intestinos para no tener que hacer presión. Podrías pensar que es una tontería, pero funciona. Si alguna vez has sentido un problema de fontanería ahí debajo, presta atención. Tómate tu tiempo, ten un poco de paciencia, y obtendrás una interpretación lanxante del yoga gracias a una técnica que ha sido transmitida por los samuráis desde la decrepitud.

Adam Dachis de Lifehacker hizo la prueba y asegura que funciona. “No es particularmente cómodo, ya que los baños no han sido diseñados para sentarse de esta manera, pero puedes acomodarte antes de empezar a evacuar. Cuando empiezas, notas que tu pierna cruzada actúa como un dispensador de yogur helado, como si te ayudara a empujar la caca sin necesidad de ejercer ninguna tensión muscular”.

La técnica no te ayudará a exceder el constipación —a menos que la acompañes de una dieta rica en fibra y líquidos—, pero sí a advenir menos tiempo en el baño esas veces que tu teléfono se queda sin hilera.

[Autumn Lightning vía The Art of Manliness]


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales