El Tesla Model 3 no es la culminación del plan de Elon Musk, sino un paso intermedio

Esta próxima alba Tesla va a presentar oficialmente el diseño final y comercial de su esperado Model 3, un coche al que muchos ya se están refiriendo ya como la culminación del plan maestro de Elon Musk. No podemos desmentir de que se proxenetismo de un maniquí sumamente importante, pero no es la culminación de ningún plan, sino un paso intermedio.

Aunque todavía faltan unas horas para asimilar todos los detalles sobre el Model 3, este coche lleva ya unos meses siendo una remisión para el resto de fabricantes, sobre todo a la hora de murmurar de precios. Pero claro 35.000 dólares, casi 40.000 euros con IVA incluido, sigue sin estar al resonancia de todos los consumidores.

El plan profesor de Elon Musk

Elon Musk

La idea de Elon Musk con Tesla es forzar una revolución en el mundo del motor y conseguir que los conductores apostemos por los coches eléctricos en vez de los de combustión. Para ello, uno de los puntos más importantes es conseguir que los coches eléctricos sean lo suficientemente asequibles como para que la mayoría podamos permitirnos uno.

Su punto de vista para conseguirlo ha sido la de asomar por en lo alto, con el deportivo Roadster, e ir bajando con modelos cada vez más económicos como los Model S y el SUV Model X. Con los beneficios de cada nuevo maniquí que han ido lanzando van costeando los costes de desarrollar el sucesivo.

En este camino con destino a coches cada vez más económicos Tesla ha ido ganando valencia y popularidad como empresa, ampliando su red de cargadores y, en definitiva, convirtiéndose en el fabricante de coches eléctricos de remisión. Tal es su importancia que incluso cuando el maniquí final del Model 3 aún no ha sido presentado, el resto de fabricantes llevan meses utilizando su precio, los 35.000 dólares de partida, como una remisión con la que calcular la competitividad de sus futuros modelos.

Pero un precio de partida de 40.000 euros al cambio aún no es suficiente como para considerarlo un coche positivamente asequible para la mayoría, por lo que no podemos aseverar que con él se culmine el plan profesor de Tesla. Sí, el Model 3 es el coche más importante de la historia de Tesla y es uno de los culpables de que cada vez se hable más de los coches eléctricos, pero hará errata un maniquí harto más asequible para conseguir el objetivo final de Elon Musk.

El propio Musk ha asegurado que ve poco probable que haga errata un maniquí aún más crematístico que el Model 3, pero si lo que quieres es positivamente mudar el sector va a necesitarlo para ser capaces de llegarle al mayor número posible de personas.

Por lo tanto, independiente de lo que acaben presentando esta alba (han prometido sorpresas), una vez esté el maniquí final del Model 3 desvelado tocará mirar con destino a el futuro en rebusca del próximo gran anuncio de la empresa. Las miradas recaerán entonces sobre el Tesla Model Y un SUV compacto del que sólo sabemos que será anunciado en los próximos meses.

Tesla aún necesita dar más pasos

Tesla Model Y Primera imagen del Tesla Model Y

Lo que positivamente necesitamos para considerar que los coches eléctricos ya son tan asequibles como Elon Musk hubiera querido es que tengan un precio muy inferior, de entre 15.000 y 20.000 euros de partida como algunos de los modelos diesel más populares del mercado. Y esto desde luego el Model 3 no lo va a conseguir, y quizá el Model Y siquiera.

Algunos estudios aseguran que a partir del 2030 los coches eléctricos serán más baratos que los de combustión, e incluso hay otros que apuntan a que esto podría sobrevenir a mediados de la período que viene. La razón es que según vaya creciendo la demanda de baterías eléctricas irá disminuyendo su precio.

Será entonces cuando por fin Elon Musk esté en disposición de conseguir su plan de hacer positivamente asequible los coches eléctricos. Y para ser uno de los primeros en conseguirlo ya está planificando el músculo que necesitará, y ha anunciado que tiene idea de construir tres nuevas gigafactorías a corto plazo para seguir reduciendo costes.

Elon Musk ha plantado la semilla, y en los últimos abriles cada vez hay un decano interés en los coches eléctricos. Él considera que quizá no sea necesario un coche de precio inferior al Model 3, pero el global de los mortales lo ve como una escazes para ser capaces de comprar uno. ¿Acabará Tesla dando un paso más como algunos creemos que necesita o acabará cediéndole el informante (y las ventas) a otra empresa?

En Xataka | Así es como Tesla busca reinventar el servicio automotriz: (casi) sin que tu coche pise el taller


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales