Poco se sabe con certeza aún del próximo buque insignia de Google, pero los detalles se van abriendo paso conforme se acerca el extensión. Gracias a Evan Blass, agradecido filtrador de tecnología que ha vuelto a hacer de las suyas en Twitter, ya tenemos la momento en la que la gigantesco tecnológica descubrirá frente a el mundo la que supone su segunda envite para el mercado de teléfonos de abanico reincorporación. Será el 5 de octubre, una momento que ya había sonado anteriormente, pero sin demasiada consistencia.

Sin secuestro, lo más interesante de esta revelación no es la momento de presentación, sino el SoC que incorporarán tanto el Pixel 2 como el Pixel 2 XL. Se negociación del Snapdragon 836, un maniquí que aún no ha sido anunciado por Qualcomm y que debutará, por consiguiente, adyacente a los teléfonos de Google. Pese a que la primera engendramiento de los mismos no ha conseguido despertar específico interés de guisa caudillo, esta segunda acaba de agenciarse un derrotero interesante con al retener que serán los pioneros con dicho chip.

De los teléfonos en sí, poco más que afirmar por el momento. Contarán con unas dimensiones de cerca de 5 pulgadas en el maniquí estereotipado y de cerca de 6” en el XL. Ambos vendrán con 4GB de RAM, altavoces estereofónico y eliminarán el conector jack de 3,5 milímetros, otra de las tendencias del mercado adyacente a la reducción de los marcos que bordean la pantalla, poco que podría continuar reservado en este caso exclusivamente a la interpretación de mayores dimensiones.

Google será la última de las grandes en presentar su propuesta este año, con el Galaxy Note 8 habiendo libre una limitación que continuará la semana que viene con la feria de la IFA y a la cual seguirá el iPhone de Apple. Tocan semanas interesantes para el panorama Mobile.