el púlsar más lento conocido “rejuvenece” desde

El espacio es inmenso y maravilloso, y uno de los fenómenos llamativos que nos podemos encontrar son los púlsares, estrellas de neutrones que emiten chorros de radiación desde sus polos (en la imagen de portada vemos el de la nebulosa Cangrejo). Estas particulares estrellas giran sobre sí mismas y aún no se conocen del todo, y ahora un comunidad de investigadores ha descubierto que el púlsar ultra-lento XB091D ha empezado a acelerar.

Se negociación del trabajo de unos científicos de la Universidad Lomonosov de Moscú, publicado ayer, en el que explican que la apresuramiento de este púlsar empezó “sólo” hace un millón de abriles, cuando se emparejó con otra destino. Este emparejamiento es el que permite que los púlsares roten, y en este caso se negociación de la detección de que éste empezó a acelerar, lo cual se traduce como una especie de “rejuvenecimiento”.

Como los tiburones: mientras te muevas, estás vivo

La galaxia Andrómeda es una de nuestra vecinas (hablando en términos espaciales), estando a 2,5 millones de abriles luz de la Tierra. Y es en uno de sus clústeres más antiguo (de su billón de estrellas) es donde se encuentra este púlsar ultra-lento (el más moroso que se conoce hasta hoy), siendo un clúster un cúmulo de estrellas.

Lo que ocurre con los púlsares es que giran sobre sí mismos a velocidades que pueden alcanzar los 70.000 kilómetros/segundo, y correcto a su intenso campo sugestivo (provocado por el propio modismo de las partículas) y a su densidad, las partículas situadas rodeando de él se aceleran con destino a los polos magnéticos de la destino. Estos polos son lugares de actividad muy intensa, y a medida que se pierde la energía de rotación se van ralentizando y emitiendo chorros de radiación (rayos X o gamma), de ahí su denominación (pulsating star, al emitir pulsos cortos, de unos milisegundos).

Los científicos creen que el púlsar de Andrómeda se enlazó a una compañera hace un millón de abriles y ha estado acelerando su rotación desde ese momento

¿La decisión para que vuelva a acelerar su modismo? Que una compañera tire de ella, es aseverar, que se forme un sistema binario de dos estrellas (un púlsar y una destino novicio), de modo que una produce rumbo culminante y radiación y el púlsar los atrapa, acelerándose, subiendo la temperatura y produciendo rayos X. Y lo que los científicos creen es que el púlsar de Andrómeda se enlazó a una compañera hace un millón de abriles y ha estado acelerando su rotación desde ese momento.

Pulsar Lento Resumen de los datos que han calculado en su trabajo Ivan Zolotukhin y el resto de investigadores.

Lo que lograron observar fue este momento de “rejuvenecimiento” del XB091D (lo que llaman “reciclaje”) en el que volvía a acelerar su modismo, el cual había sido el más moroso detectado hasta la época (siendo una rotación de 1,2 segundos). Un hallazgo gracias a las observaciones realizadas entre los abriles 2000 y 2013 por el telescopio espacial XMM-Newton, por el cual todavía se descubrió que el púlsar NGC 5907 X-1 era 1.000 veces más brillante de lo que se creía.

Lo que hace particular a este púlsar adicionalmente de su parsimonia es su tamaño, según los científicos mucho longevo de lo habitual. Y lo que concluyen es que la reincorporación densidad de estrellas en el clúster B091D fue lo que facilitó la unión a la destino compañera (la “aceleradora”) hace aproximadamente un millón de abriles.

Una jeringuilla en un pajar espacial

Son las emisiones de radiación lo que pasa periódicamente por la tierra y lo que detecta el XMM-Newton, pero no se negociación de una ojeada de datos sencilla ni mucho menos. Europa Press recoge las declaraciones de uno de los investigadores, Ivan Zolotukhin, que explica que los detectores del telescopio sólo pueden detectar un fotón del pulsar XB091D cada cinco segundos, de ahí que la búsqueda de datos se pueda comparar con “la de una aguja en un pajar”.

Explica adicionalmente que tuvieron que “crear nuevas herramientas matemáticas” para determinar la señal periódica. Además de la rotación de 1,2 segundos, lograron vigilar que el sistema binario tiene un periodo de rotación de 30,5 horas y que tardará unos 50.000 abriles en rotar a una velocidad convencional para un púlsar (vueltas en milisegundos y no en segundos).

Vía | TechiWire
En Xataka | Unos científicos descubren la que podría ser la supernova más brillante y potente de la historia


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales