el primer teléfono con dos cámaras con estabilización óptica

¿Samsung no tiene “doble cámara” en ningún de sus teléfonos? Pues hasta ahora no, pero ya está solucionado, el Note 8 es ese teléfono importante que llega para introducir la deseada posibilidad. Para el que siga este mercado con interés sabrá que esto es un movimiento obvio, pero sin duda tardío, ya que al titán coreano no le hubiera costado nulo hacer alguna prueba con alguno de los innumerables dispositivos que pare cada año.

A pesar de que la fotografía computacional es el futuro de todo esto, yo los excuso: sus últimos teléfonos Galaxy S y Galaxy Note tienen un nivel fotográfico tan suspensión que no había que tener tanta prisa en cambiar. Lo que tengo claro es que si Samsung ha decidido dar el brinco ahora, es por que lo han realizado con todas las garantías.

Siendo muy duros con exigirle a Samsung que lleve el ritmo tecnológico del mercado, podríamos aseverar que está amparada por la propia Google, que ni tiene un trabajo exclusivo en Android con esto de usar varias cámaras, ni se han vuelto locos en meter la posibilidad en sus teléfonos Pixel. De hecho se rumorea que el próximo Pixel siquiera tendrá dos fanales en su espalda.

Cómo son las cámaras del Note 8: regular y tele

No había obligación de arriesgar con una doble cámara teniendo módulos excelentes en los Galaxy S

Lo dicho, son dos cámaras a la espalda con exactamente la misma resolución: 12 megapíxeles. Esa cantidad de fotodiodos parece la ideal hoy en día para crear un sensor móvil, ya que guardián el permanencia entre el tamaño y resolución. Apple, Samsung o Google por ahora no quieren más megapíxeles, siquiera menos.

Esto nos invita a pensar que la calidad en un modo de funcionamiento regular debe ser tan reincorporación como siempre, como podríamos esperar de un Galaxy S8, de hecho la óptica de la cámara principal sigue contando con la misma transigencia máxima, que es f/1,7. En la futuro tabla os dejo más claro cómo son esos sensores:

Con lo que nos tenemos que acordar es que sobre el papel tenemos la misma cámara, leve conseguiremos la misma calidad, a lo que le debemos de añadir la ayuda de un segundo sensor con un objetivo diferente. Sí, el segundo sensor vale para muchas más cosas que una toma diferente o difundir un retrato con un teatral bokeh, además cuenta en cosas como encauzar más rápido y mejor, además nos ayudará cuando la luz sea peor en la estampa.

Tenemos que destacar que las dos cámaras traseras cuentan con estabilización óptica

Como ha estado ocurriendo con todas las configuraciones de doble cámara que nos vamos encontrando en el mercado, la segunda cámara está un pasito por detrás en calidad, al menos es lo que nos dicen sus especificaciones. Tenemos menos transigencia y un sistema de enfoque más sencillo, así que el 90% de las ocasiones estoy seguro de que nos merecerá la pena tirar con la cámara principal.

Nos gustará averiguar en el tema de los objetivos empleados cuando Samsung amplíe esta información, pero de colchoneta nos tenemos que acordar con la idea de que se presenta un “zoom óptico” de dos aumentos. Sea como sea me gustaría puntualizar que este tipo de teleobjetivo no implica usar mecanismos, son dos cámaras independientes que nos dan dos focales distintas. En digital podremos ampliar hasta 10x, pero ya sabemos que esto en la destreza se vuelve una funcionalidad de poca calidad.

No parece que haya grandes cambios en la cámara exterior, que ya estaba muy adecuadamente como estaba. Nos encontramos con un sensor de 8 megapíxeles que es capaz de encauzar de forma cibernética, cosa qua agradecemos proporcionado. También es de valorar que su visión angular está asociada a una cristal con una transigencia muy reincorporación para su tamaño, f/1,7.

Live Focus, el deseado retrato

No iba a insultar, la primera razón para tener dos cámaras era poder implementar un modo de desenfoque digital lo más bonito posible. Pues aquí está, los dos sensores se ponen a trabajar para determinar el corte de profundidad desde donde se va a despuntar a difuminar la imagen. El Live Focus nos deja modificar las tomas una vez realizadas.

El modo Live Focus te permite ver en tiempo actual el meta de profundidad de la foto, además nos deja tocar ese ‘bokeh’ una vez tomada la foto

Foto2

Además del Live Focus tenemos como novedad el modo Dual Capture, en él las dos cámaras disparan a la vez y guardan la misma estampa con dos focales diferentes.

Un nuevo modo relacionado con el S Pen es Live Messages, en él nos permiten capturar una pequeña animación y dibujar sobre ella, al estilo de lo que se hace en Snapchat. Se convierten en formato GIF para poder ser compartidos.

Esto es un apartado que irá mejorando con actualizaciones, pero partimos de una colchoneta estupenda, como era de esperar en Samsung. También es casquivana encontrarse con errores, a la fotografía computacional de estos pequeños cerebros todavía le cuesta identificar adecuadamente los bordes cuando estos son complicados, a la luz escasea. Es cuestión de asimilar y sacarle conveniencia.

Un sorpresa de ingenuidad

La calidad de una toma regular y corriente, con el sensor principal de la cámara no va a ser revolucionaria con respecto a un Galaxy S8, de hecho tenemos que enfrentarnos a una ingenuidad: un año luego de que Apple, Huawei y LG apostaran muy fuerte por colocar dos cámaras, los teléfonos con mejores descomposición fotográficos siguen contando con una cámara.

Google

Hablo del propio Galaxy S8 y su transformación plus, además hablo del Google Pixel o del más desconocido pero no menos interesante HTC U11. La mayoría de los teléfonos importantes tiran de sensores Sony y son los algoritmos de procesado de imagen los que hacen que nos parezcan mejores opciones.

Software, tan importante como las dos cámaras

Apple tiene a 800 ingenieros mejorando el software de su cámara, Samsung no estará muy remotamente. Ahí se marcan las verdaderas diferencias

La encanto de todas estas cámaras pequeñitas que tienen nuestros móviles está en el software, y ahí tanto Apple como Samsung tienen los departamentos de ingenieros más potentes del mercado, así que los coreanos no van a tardar en acercarse al nivel de los iPhones en cosas como el retrato, si es que no lo están ya. Paciencia, pronto llegarán nuestros descomposición y tomas de contacto más profundas para corroborar esto.

No me extiendo demasiado en concretar qué es la fotografía computacional, pero es importante que conozcamos por qué es tan importante el software aquí. Con ella somos capaces de mejorar la captura que podemos hacer con una cámara digital, dejando a un flanco los procesos ópticos. Si tenemos varios módulos obteniendo diferente información de una estampa, la suma inteligente de las tomas nos abrirá las puertas de un nuevo mundo en calidad: situaciones de poca luz, estabilización y enfoque más rápido, por poner los ejemplos que más nos interesan.

Samsung Galaxy Note 8 Images

Un ejemplo que parece que ahora mismo no nos interesa tanto pero que a mi me parece tan importante como hacer un retrato atún es el de la ingenuidad aumentada. Aquí Apple está haciendo grandes avances a nivel de avance con ARKit, y será uno de los puntos a explotar en los próximos teléfonos iPhone. Por el hecho de precisar más información y inspeccionar los rudimentos en el espacio, las dos cámaras se vuelven vitales.

¿Quién lleva entonces el peso de la progreso? Aunque Apple esté avanzando mucho con la doble cámara estoy seguro de que Google Lens, presentado en el pasado Google IO 2017, va a ayudar a sufrir a la fotografía computacional a otro nivel en poco tiempo: esperamos poder eliminar rudimentos, crear mejores retratos o aplicar mejoras automáticas. Obviamente Samsung hace su camino sola, pero todo lo que Google ponga sobre la mesa además lo va a poder utilizar ella.

Cómo lo hace la competencia

2560 3000

Los teléfonos Android golpearon primero con esto de la doble cámara, aunque el iPhone 7 Plus podemos aseverar que es la que la convirtió en una concreción famosa y necesaria. En este tiempo nos hemos opuesto con montones de teléfonos en diferentes niveles de precios que empiezan a enseñarnos que se pueden hacer cosas muy decentes, lo excéntrico es que sigue habiendo diferentes caminos para mejorar las tomas.

Ópticas extremas

El caso más diferente o desaprovechado del mercado creo que es el de LG, tanto en G5 como en G6 apuestan por cámaras con angulares muy grandes – además el V20 -, con focales adecuadamente diferenciadas.

El meta es tan extremo como divertido, pero dónde queda la fotografía computacional, en ningún momento se une la información de los dos módulos para conseguir mejorar las imágenes. Un ejemplo del tipo de fotografías que se consiguen:

1366 2000

El sensor monocromo

El segundo camino existente, mejor trabajado en mi opinión, es el de utilizar un segundo sensor monocromático. Esto lo comenzó Huawei en sus teléfonos P9 y P10; otros teléfonos que funcionan así son el Moto Z2 Force, ZTE Blade V8. Honor 9/8 Pro, Huawei Mate 9 y el Essential Phone.

En resumidas cuentas tenemos que el sensor monocromo no filtra la luz de la misma forma y captura una viejo profundidad de infausto, lo que incidirá principalmente en el detalle: un sensor prioriza en el color, el otro en el detalle. Veamos un ejemplo:

1366 2000 1

Dos ópticas para una foto

La última opción es a la que se apunta Samsung, estrenó Apple, y es posiblemente la más interesante al proponer dos focales diferentes en el mismo teléfono, sin olvidarse de utilizar la fotografía computacional. En este rama tenemos al OnePlus 5, el Asus ZenFone 3 Zoom o el Oppo R11. También lo vemos utilizado por el guay Xiaomi Mi6, posiblemente la opción más asequible y moderado en esto de usar dos cámaras.

Podríamos crear una cuarta división con el teléfono Cat S60, que cuenta con una cámara regular de 13 megapíxeles y otra termal desarrollada por FLIR, pero es único en su especie y no parece que esto sea un camino a seguir por las grandes marcas.

Volviendo al punto precedente, os dejo un ejemplo de fotografía computacional con el iPhone 7 Plus, que es el mismo que tomó Samsung; con sus bordes problemáticos pero buena calidad:

1366 2000 2

Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales