El nuevo Galaxy Note 8 ya hace fotos como el iPhone 7 Plus (y puede que hasta mejores)

Lo ligera habría sido eliminar la grupo Note. Tras el descalabro del Note 7, Samsung vio cómo su reputación se vio duramente afectada por los acontecimientos, perdiendo la confianza de sus usuarios y obligándose a realizar numerosas declaraciones para tranquilizar a las masas. Su imagen estaba tocada, pero allá de derrumbarse, la compañía decidió continuar su rumbo, y tras el emanación del Galaxy S8, hoy vuelve a la carga con uno de los lanzamientos más esperados y esperanzadores de su historia.


Sin grandes sorpresas

Este nuevo Note 8 llega equitativamente con lo que esperabas. Una pantalla noble sin bordes similar al S8, un S Pen de gran precisión como el del Note 7, y una doble cámara con la que poder ofrecer por fin la propuesta que reina en el mercado, pero con los sensores que tan buena calidad han estado dando en anteriores generaciones. Esos son los tres pilares fundamentales de este nuevo terminal, un teléfono del que por ahora no tenemos precio final, pero que tras un periodo de reservas que se abrirá mañana mismo, comenzará a entrar a las tiendas a partir del 14 de septiembre.

Casi todo pantalla

Estéticamente no vamos a descubrir carencia nuevo. Su pantalla infinita de 6,3 pulgadas es la más noble en la vida usada en un Note. Las esquinas del terminal son tan redondeadas como las del Note 7, pero la pantalla llega a los límites laterales y apura mucho en los biseles superior e inferior de la misma forma que lo hace el Galaxy S8. Dicho esto, la mejor descripción para el Note 8 es que se proxenetismo de un Note 7 con la pantalla del S8. La curva de la pantalla no es tan pronunciada, permitiendo así obtener decano superficie plana para escribir con el S Pen. Esta forma de explotar el mayor de pantalla hace que el Note 8 se sienta más pequeño de lo que normalmente sentimos como un Note.

Potencia y especificaciones máximas

En su interior encontramos un procesador de ocho núcleos con tecnología de 10 nm, Exynos para Europa y Snapdragon 835 para Estados Unidos. La RAM sube hasta los 6 GB, mientras que las opciones de almacenamiento pasan por 64, 128 y 256 GB según disponibilidad. El conjunto final se siente impecable, con una terminación de los materiales exquisita y un tacto muy agradable, y claro, como siempre, el teléfono será resistente al agua gracias a la certificación IP68. Esto obviamente no quita que podamos encontrarnos con algunos problemas como los que nos hemos topado en el Galaxy S8, como que podemos confundir el gema de Bixby con el de encendido oportuno a la simetría del terminal, que el Gorilla Glass no sea tan resistente a arañazos como otras versiones (poco que lamentablemente hemos notado en el S8), o que un chapuzón en la playa no permita cargar el teléfono nunca más.

En la parte trasera nos encontraremos la pareja de cámaras, el flash y el profesor de huellas. Por ese orden. Esto ayuda a no manchar tanto la cámara cada vez que vayamos a desbloquear el terminal con el dedo, un sistema de seguridad que una vez más llega acompañado del escáner de retina como ya ocurría en la precursor procreación.

Y por fin, doble cámara

Y ya que mencionamos a las cámaras hablemos de ellas. El objetivo de Samsung no es otro que ofrecer lo mismo que ofrece Apple con su iPhone 7 Plus. Esa es la sensación que hemos tenido tras probar los nuevos modos de disparo, y precisamente no es una mala impresión, ya que los resultados son efectivamente buenos. A la hora de disparar en modo retrato las similitudes con el sistema de Apple son evidentes, con mensajes en pantalla muy parecidos y una distancia de enfoque similar.

El sistema hace uso de una óptica angular y otra tele de dos aumentos, ambas estabilizadas, con las que poder ofrecer modos de disparo con desenfoque, con teleobjetivo, angular y dual. El primero de ellos es el que conocemos como modo Live Focus, y que permitirá mostrar una previsualización del desenfoque en directo para entender cómo quedará más o menos la foto antiguamente de disparar.

La delantera de la propuesta de Samsung es que tanto antiguamente como a posteriori de realizar la foto podremos aspirar la cantidad de desenfoque que queremos aplicar a la foto y, encima, podremos incluso designar la opción de disparar con ambas cámaras al mismo tiempo para obtener una foto con teleobjetivo y otra con angular.

Los resultados del modo de desenfoque son muy buenos, y en las pruebas realizadas (muy breves) hemos obtenido imágenes con unos mercancía muy llamativos y sin errores que hayamos podido apreciar. Incluso en situaciones más complejas como la campo de la planta ha sabido resolver muy adecuadamente. Estamos deseando poner más a prueba la nueva cámara del Note 8 y compararla con la del iPhone 7 Plus, pero está claro que las primeras impresiones son excelentes.

S Pen, marca de la casa

La otra habitación esencia que completa el puzzle es el S Pen. Este auxiliar es, en palabras de Samsung, “lo que hace al Note un Note”. Y razón no le equivocación. El stylus nos ofrece 4.096 niveles de presión con los que poder realizar trazos en la pantalla con total precisión. Sigue sin ofrecer las sensaciones del papel, pero escribir con él es cómodo y sencillo (aunque personalmente no llevo carencia adecuadamente eso de escribir sin apoyar la mano). De todas formas, el S Pen incluido es idéntico al del Note 7, por lo que los cambios se encuentran sólo a nivel de software. Se han incluido nuevos modos, como el de escritura en vivo que generará un GIF animado con los trazos realizados, o la función mejorada de tomar notas con la pantalla bloqueada, que ahora permitirá seguir escribiendo más debajo con la ayuda de un scroll imaginario para luego almacenarse a modo de páginas adicionales (hasta un total de 100).

También se ha incluido la indicación función de emparejar aplicaciones, que nos permitirá crear parejas de aplicaciones para ejecutarlas con un clic y mostrarlas a pantalla partida. Así por ejemplo podremos crear una pareja que nos muestre una chat y los mapas de Google, o un vídeo y la aplicación de Twitter. Dividir la pantalla no es una función nueva, así que esta incorporación indagación simplemente explotar más la función (y de paso la pantalla) con simples accesos directos que inviten a usar más la pantalla partida.

Samsung Galaxy Note 8, precio y vencimiento de emanación

Este Galaxy Note 8 parece dar pasos muy seguros, sin arriesgar mucho y ofreciendo acordado lo que podríamos esperar de él. Eso nos gusta, sin secuestro, podríamos estar perdiendo un factótum sorpresa con el que aventajar más impacto entre los usuarios. En líneas generales el teléfono nos parece increíble, pero tendremos que suceder una temporada con él para poder sacar las conclusiones finales.

El terminal se pondrá reservar a partir de mañana mismo por 1.010 euros, y no será hasta el 14 de septiembre cuando se comiencen a destinar las primeras unidades.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales