El Niño y sus altas temperaturas podrían retornar a finales de año

Hay un runrún que se lleva escuchando en los foros de meteorología desde hace algunos meses: la posibilidad de que el Niño vuelva ayer de lo que pensábamos. A final de año, para ser más exactos.

Y hoy la Organización Meteorológica Mundial (OMM-WMO) ha confirmado esa posibilidad. La OMM cree que existen un 40% de probabilidades de que acabemos el año en medio de una nueva subida entero de las temperaturas.

Entre El Niño y La Niña…

esno

Hace diez meses, os contábamos que el Niño estaba en retirada. El Niño u Oscilación Meridional (o ENSO, por sus siglas en inglés) es un aberración climático cíclico – aunque poco irregular – que suele ocurrir en periodos de entre dos o seis primaveras.

Tiene extensión en las aguas del pacífico ecuatorial y dependiendo de su grado (El Niño >> Calor y La Niña >> Frío) tiene posesiones enormes sobre las condiciones meteorológicas de todo el planeta (huracanes en el Caribe, monzones en la India o sequías en África).

En la animación superior se puede ver que durante El Niño las aguas del Pacífico acumulan mucha temperatura (adecuado a la desidia de vientos alisios que interaccionen y ‘refresquen’ la superficie del océano) y se convierte en un radiador planetario. Posteriormente, como si de un péndulo se tratase, el Pacífico se enfría pudiendo dar paso a unas condiciones neutrales o a La Niña, el aberración contrario.

…La Nada.

Snip 20170216194631

Eso esperábamos. Frío, frío polar. Pero las condiciones actuales del océano son tan neutrales que los expertos las llaman ya “La Nada”.

No obstante, poco está pasando en la costa de Perú. En las zonas cercanas a la costa las temperaturas se han incrementado hasta 1’5 grados y los modelos empiezan a señalar la posibilidad de que ese “El Niño costero” se extienda en dirección a el interior del océano y derive en un ESNO peculiar.

Por ahora, las previsiones indican que lo más probable es que las condiciones neutrales se mantengan, pero la OMM quiere avisar a las autoridades para que puedan prepararse. No hay que olvidar que, en estos momentos, adyacente con las emisiones de CO2, El Niño es uno de los enemigos más serios de los hábitats en peligro.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales