El Galaxy S8 podría ser solo el aperitivo: ¿Qué trama Samsung con el Note 8?

Un bravo herido puede resultar venenoso, y Samsung ha ido mascando con resignación y perseverancia el durísimo varapalo vivido con el fiasco Note 7. Arrieros somos. En un mercado tan apretado que no se perdonan los más minúsculos errores, lo del dispositivo estrellado supo a auténtico escarnio. Muchos entendieron que el fabricante se desquitaría con el Galaxy S8, y es cierto que, en parte, lo hizo: un smartphone de primer nivel y con escasísimas tachas que poder echar en cara. Sin confiscación, el S8 no pertenece a la comunidad “accidentada”.

La desaparición del stylus en el S8 nos hizo imaginarnos lo peor: ¿Habría sentenciado a homicidio de forma definitiva Samsung a la tono Note? La idea parecía tener su método: la pantalla del S8 era lo suficientemente sobresaliente como para satisfacer a los usuarios de los modelos previos del Note, y hey, el stylus tenían tantos amantes como detractores. El S8 podría ser una bala de plata que devolviera al fabricante al centro del cuadrilátero dispuesto a hacer frente a los rivales en este reñidísimo mercado. Pero los coreanos no tardaron en confirmar que la gama Note seguía viva, y han sacado fuerzas suficientes y el orgullo del líder para -presuntamente- continuar con la clan de los Note.

En la presentación de los resultados, la compañía ha anunciado –en nota de prensa– la presentación de un segundo buque insignia en la segunda centro del año. Blanco y en botella. ¿En qué familias se sitúan los móviles de remisión de los asiáticos? La tono S está ya servida, con lo que todos los luceros se han dirigido sin dudarlo a la maltrecha comunidad Note. Y es que Samsung, allí de amilanarse por el desastre del Note 7, podría angustiar el acelerador en la comunidad hasta el punto de convertirse en la remisión en el mercado. Bien pensado, los tiempos tendrían su método: su impulso coincidiría con el del supuesto iPhone 8.

En este sentido, uno de los rumores –defendido por Ming-Chi Kuo– sostiene que el Note 8 contaría con doble cámara, siendo el terminal llamado a plantar cara a la exitosa doble óptica del iPhone 7 Plus. Esta fuente apunta a que el terminal llegaría al mercado con teleobjetivo óptico 3x, y cuya cámara sería “muy superior a la del iPhone 7 Plus”. El analista continúa afirmando que el equipo llegaría al mercado con una pantalla QHD+ OLED de 6,4 pulgadas y heredaría el controvertido sensor de huella en la parte trasera. ¿Será verdad? Si tuviéramos que colocar, diríamos que sí: Samsung tiene mucha pólvora que molestar en 2017.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales