El FBI retira los cargos en un caso de pornografía pueril con tal de no revelar cómo hackeó la red Tor

Imagen: Shutterstock

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha tenido que desestimar un caso contra un hombre pronunciado de usar un sitio web de pornografía pueril porque el FBI se negaba a divulgar cómo hackeó la red Tor para descubrir la identidad del sospechoso.

En febrero de 2015, el FBI desmanteló una web de pornografía pueril que operaba a través de Tor. El administrador del sitio, Michael Fluckiger, fue detenido y sentenciado a 20 abriles de gayola. Pero ayer, los agentes federales incautaron la web, Playpen, y la mantuvieron funcionando durante 13 días para resumir información sobre sus 150.000 miembros.

La red Tor está diseñada para ayudar en secreto las direcciones IP de sus usuarios al enrutar sus conexiones a través de una cautiverio de ordenadores diferentes y cifrando los datos en el proceso. Sin incautación, el FBI consiguió identificar más de 4000 direcciones IP de los miembros de Playpen (3000 de las cuales eran de fuera de Estados Unidos) con una técnica que denominaron Network Investigation Technique o NIT.

En esencia, los agentes federales introdujeron un malware en la red Tor para ascender hasta la identidad vivo de esos usuarios y localizarlos. En diciembre de 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que la investigación de Playpen había llevado al consideración de casi 200 personas en todo el país y al rescate de al menos 49 niños estadounidenses que fueron objeto de alcaldada sexual; pero la negativa del FBI a la hora de desvelar cómo funciona su exploit ha obstaculizado el trabajo de los fiscales.

Aunque muchos acusados se declararon culpables, algunos abogados defensores han intentado entrar al código fuente de NIT como prueba del proceso criminal. El año pasado, un mediador ordenó al gobierno entregar el código, pero el FBI logró que se clasificara como documento secreto, frustrando los esfuerzos de la defensa en más de 100 casos relacionados con Playpen que continúan pendientes de resolución.

En uno de los casos, United States v. Jay Michaud, el FBI ha preferido retirar todos los cargos contra un hombre pronunciado de entrar a Playpen con tal de no de compartir su metodología. La fiscal federal Annette Hayes escribió en una confesión legislativo el viernes que “dado que el gobierno no está dispuesto a revelar la técnica de investigación de red del FBI, ha privado [a la justicia] de las pruebas necesarias para establecer la culpabilidad del acusado Jay Michaud más allá de la duda razonable”.

La orden del gobierno para desestimar el caso de Jay Michaud se hará efectiva “dentro de un día o dos”, según publica la BBC. Curiosamente, otro de los casos en curso relacionados con Playpen, United States v. Tippens, que está siendo procesado en la misma corte federal y por el mismo mediador, ha rechazado la solicitud de la defensa de suprimir la prueba del FBI.

[Ars Technica, BBC]


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales