el caso de los traders de bolsa

Cuando se deje de la destrucción de empleo que va a provocar los algoritmos y los robots siempre se piensa en empleo poco cualificado: tareas rutinarias como conducción, preparar comida barata o ciertas tareas de logística. Sin incautación se deje poco de otros empleos mucho más cualificados que pueden destruirse como abogados, médicos o personal administrativo.

En el entorno de la bolsa, donde incluso hay mucho empleo cualificado, la “algoritmización” ya ha destruido mucho empleo. Lejos quedan aquellos tiempos en los que para comprar o traicionar acciones había que pulsar por teléfono a un broker, y este tenía que estar irresoluto de la cotización. Ahora cualquiera puede, desde su asiento online, comprar y traicionar acciones pero no solo eso, incluso poner órdenes anticipadas para que se vendan las acciones de forma cibernética y así recolectar ganancias o poner límites a las pérdidas.

También existe lo que se pira High Frequency Trading (HFT) que consiste en ordenadores que toman solos las decisiones de compra y venta de acciones en saco a informativo o datos recopilados, y de la forma más rápida posible para adelantarse a la competencia. Lejos quedan aquellos tiempos en los que había analistas de los grandes bancos esperando la publicación de resultados de las empresas para comprar o traicionar, ahora lo hacen ordenadores en nanosegundos.

Y incluso hemos manido una revolución ene los fondos de inversión. Ahora existen fondos completamente automatizados (gestores automatizados o roboadvisors) que invierten de forma cibernética, dejando sin empleo a analistas y gestores que encima estaban muy acertadamente pagados.

Incluso recientemente hemos manido como en las futuro a bolsa, mucho del trabajo que antiguamente hacía parentela muy cualificada y con altos sueldos ahora lo hacen robots. Una automatización que, desde luego, está destruyendo empleo muy cualificado.

Para comentar todos estos temas hemos hablado con tres personas relevantes en esta industria. Por un flanco Marc Fortuno, analista financiero que invierte por cuenta propia combinando una logística de value y market timing. Por otro flanco José Luis Cárpatos, gerente de carteras senior en Esfera Investment Technology. Y por postrero con Unai Ansejo, fundador y co-CEO de Indexa Capital.

High Frecuency Trading, la revolución del trading diario

Para Marc Fortuno “el HFT supone un componente más en el entorno de los traders”. Esto ha hecho que cambie la forma de modificar de los humanos, ya que, según él, “las ‘maquinitas’ son capaces de detectar las tendencias emergentes y dar respuesta en un tiempo de 2 y 3 milisegundos, y los traders no son tan rápidos…”.

Pero este hecho no ha tenido un impacto sobre el empleo, aunque sí sobre el tipo de empleo (como todas las revoluciones tecnológicas). Nos comenta que “los grandes bancos de inversión han tenido que reclutar numerosos quants (ingenieros, matemáticos y demás) para programar los algoritmos, por lo que bajo ese punto ha sido positivo para los empleos cualificados.”

Marc Fortuno, analista independiente

José Luis Cárpatos incluso tiene su visión sobre el HFT, poco más sólido que la de Marc: “El HFT sí ha supuesto una revolución en el mundo de trading. De hecho puede que la decano de la historia. Hay un antiguamente y un luego de que se empezara a proceder de esta forma.”.

Mucha parentela piensa así, pero Cárpatos cree que exclusivamente ha afectado a un tipo de inversión: “Podemos considerar leyenda urbana que cambien la dirección de los mercados. No lo hacen […] la tendencia sigue igual y no se ve afectada por este tipo de operativa”.

Entonces, ¿por qué es una revolución? “Quien opera a mayor plazo no debería preocuparse mucho por estas cosas. Pero donde sí que ha afectado muchísimo es el mundo intradía. Lo han puesto muy difícil”.

3919772910_56a698b72b_o.jpg

El intradía es la inversión en la que la transacción y la saldo de las acciones se realizan en el mismo día, buscando movimientos de bolsa rápidos y cobrar fortuna con la volatilidad que siempre hay en el mercado. Según Cárpatos es ahí donde es muy complicado proceder desde que existe el HFT.

Por tanto, ¿no se puede proceder ya en intradía? No exactamente: “Multitud de operadores humanos, han alargado plazo, y ya no se mueven en gráficos menores a 240 minutos. Incluso los de 60 que antes se consideraban lentos para los operadores a corto, ahora se ven bastante afectados por este tipo de operativa.”

¿Ha afectado esto al empleo? Por supuesto, aunque incluso ha creado nuevas oportunidades. “Las máquinas HFT más grandes, las de las manos fuertes, son muy pocas. Construirlas cuesta mucho dinero, necesita una sede física cara, cerca de los servidores de los mercados con los que trabajan, y hay que mantener una plantilla, especialmente de físicos y matemáticos, que no cobran barato.”.

José Luis: “Algunas entidades colocaban primero órdenes a su favor con las máquinas y detrás iban las de los cliente”

Claro que quizá unas pocas máquinas HFT han eliminado mucho empleo a lo amplio del mundo: “No habrá más que unos pocos centenares en todo el mundo. Luchar contra ellas es difícil, ganan prácticamente todos los días, y colocan al mercado en una situación de desigualdad de fuerzas siempre hablando de corto plazo. Este es un tema que no veo demasiado claro, hay un monopolio de máquinas que luchan en desigualdad de condiciones. Su teórica contribución a la solvencia, no la veo clara, porque han distorsionado tanto muchos mercados, que han provocado la salida en masa de multitud de operadores más pequeños que daban una solvencia más estable.”.

Es un tema muy polémico este que indica Cárpatos, pues el volumen del mercado que mueven las “máquinas” ronda el 60% en EEUU, efectivamente muy interesante para todos los actores que cobran por convexidad.

Y las máquinas incluso tienen otros mercadería, como perjudicar al pequeño inversor no profesional: “Además esta especie de lobby o de oligopolio de máquinas, favorecen los abusos de mercado. Y hay que recapacitar la multitud de casos que hay actualmente en investigación en EEUU, donde se veían cosas que algunas entidades colocaban primero órdenes a su valenza con las máquinas y detrás iban las de los clientes. Personalmente, y esta es una opinión personal, que puede ser muy discutible, me da la sensación de que el tema se está pasando de castaño complicado, aunque la mayoría de mercados cierran los fanales, fascinados por el enorme convexidad que generan.”

José Luis: “los flash crash cada día son más frecuentes, en todos los mercados”

Ya ha habido algún caso de manipulación de los mercados por el HFT e imagino que no será el único. Además, cada vez es más complicado para las autoridades descubrir estas manipulaciones por lo sofisticadas y rápidas que son.

Cárpatos no ve una destrucción de empleo, a pesar de lo que ha comentado anteriormente: “No creo, por otro flanco, que hayan destruido empleo cualificado, se mueven en un universo de muy corto plazo, y en la mayoría de la industria los plazos normales en la dirección son harto más amplios.
El gran peligro de esta concentración de máquinas, es que los flash crash cada día son más frecuentes, en todos los mercados. Y esto es objeto máquinas al 100%. Algún día podemos tener un disgusto muy muy serio con este tema. Ya lo hemos rozado varias veces.”

Por postrero, Unai incluso opina sobre el HFT. A pesar de dirigir una empresa que asesora e invierte con “robots”, ellos no usan esta técnica: “En Indexa no realizamos High Frecuency Trading, todo lo contrario (invertimos a largo plazo, con una bajísima rotación de las carteras). El High Frequency Trading es una tecnología que permite ejecutar un conjunto de operaciones en mercados muy rápidamente. Yo lo veo como una evolución de la operativa de mercado de la misma forma que lo fue la transición de los mercados de corros a la negociación electrónica.”

La sustitución de los algoritmos automatizados por humanos es una verdad desde hace mucho tiempo: “A día de hoy gran parte de la negociación en mercados (especialmente en los de acciones) se ejecutan mediante algoritmos.”.

Marc: “Al reducir las barreras de entradas, muchos han buscado ganarse la vida con el trading por cuenta propia”

Para Unai esto incluso es un gran cambio en los mercados: “Por ejemplo, en vez de comprar a un precio fijo una gran cantidad de títulos, lo cual puede hacer que se altere el precio, puedes pedir comprar un número de títulos equivalente a lo que históricamente se ha negociado. Así que si se puede decir que ha sido una revolución.”

Unai incluso cree que no ha habido mercadería netos en el empleo, lo que se pierde por un flanco se anhelo por otro: “Por el lado del empleo, no creo que se haya eliminado mucho trabajo cualificado. Ahora en vez de centrarse en la ejecución los brokers de renta variable se centran en la relación con clientes que es donde hay más valor añadido.”

La automatización de las órdenes, poco que viene de muy remotamente

La automatización de órdenes más que originar desempleo ha creado más actores, según Marc: “No conozco ninguna estadística que refleje una destrucción del empleo en las gestoras de fondos vinculado a la automatización de las órdenes.”

Marc añade que “la automatización de las órdenes de bolsa lo que ha generado es una mayor facilidad de acceso a los mercados en la operativa de los traders y más liquidez en el mercado. Al reducir las barreras de entradas, muchos han buscado ganarse la vida con el trading por cuenta propia.” ¿Quizá empleo de último calidad? Puede ser. Cuando sube el autoempleo en un sector puede ser un indicio de una búsqueda desesperada de una salida gremial.

José Luis: “Estoy dentro de la industria de Fondos de Inversión, y no veo que este tipo de operativa haya destruido para nada puestos de trabajo”

Marc tiene claro, no obstante, que la automatización sí que está generando desempleo cualificado en el mundo financiero: “Otra cuestión es la robotización de la banca en general o mejor dicho la introducción de las FinTech que están atacando a cada segmento de actividad bancario y ahí ya se está produciendo un verdadero cambio a nivel estructural del sector, que significará un menor empleo (unido a la concentración bancaria de los últimos años).”.

Está claro que la función de los bancos está cambiando: “No tiene mucho sentido ‘ir al banco a actualizar la libreta’ o ‘hacer una transferencia’ si desde casa puedo acceder, desde la banca online, al saldo de mi cuenta, a los movimientos que quiero hacer en mi cuenta e incluso a las ofertas de depósito que tiene la entidad.”. Esto se traduce en más desempleo, aunque tengo dudas de que sea efectivamente empleo cualificado. Marc afirma que “la persona que hacía esas funciones o la sucursal del pueblo se encuentra perdida ante la nueva realidad.”.

Carpatos José Luis Cárpatos, gerente de carteras senior en Esfera Investment Technology

También Cárpatos opina que la automatización de órdenes no ha supuesto una destrucción de empleo: “Estoy interiormente de la industria de Fondos de Inversión, y no veo que este tipo de operativa haya destruido para falta puestos de trabajo. Se leen muchos titulares en la prensa sobre este tema, pero en la verdad no se ve tanto reflejado en la experiencia.”.

Al igual que Unai antiguamente, nos comenta que hay mucho que hacer en el mundillo y que cuando un puesto desaparece, hay otro esperando a alguno cualificado. “Hay muchos perfiles que tocar de cliente, y de inversión, a tocar en los fondos, y la mayoría siguen exigiendo el trabajo de los gestores.”

Marc: “La función principal de un roboadvisor es la de asesorar”

Unai, de nuevo, insiste en su disertación, los empleos destruidos dejan medios libres para otras labores importantes y incluso cualificadas : “Los puestos que han ido progresivamente desapareciendo son los relacionados con la parte de ejecución (de las misma forma que ahora ya no hay operadores en los edificios de las bolsas).”.

La transformación no es monopolio de la inversión, claro: “Como en otros sectores, la labor de los gestores de fondos se ha ido transformando y la tecnología ha permitido que se centren cada vez más en el análisis y en la relación con clientes, donde las personas aportan más valor.”

Los roboadvisors o gestores automatizados

En el tema de los asesores automatizados Marc opina que son poco completamente diverso y complementario al trading y los fondos de inversión activos: “La función principal de un roboadvisor es la de asesorar, mediante un perfilado online (que determina tu perfil de peligro), tu cartera de activos en saco a un determinado horizonte temporal. Por ello carece de vinculación con el entorno del trading/scalping que se apoyo en una logística de dirección operativa especulativa. Tampoco tiene sentido contraponerlo con los fondos de inversión si son mejor o peor porque partimos de actividades diferentes (asesorar frente a diligenciar).”.

Al ser complementarios no considera que haya un impacto sobre el empleo. Pero lo cierto es que el increíble aumento de la gestión pasiva está frenando a los fondos de dirección activa y esto puede tener repercusiones sobre el empleo (aunque incluso sobre los retornos a los inversores).

Unai: “Las automatizaciones nos permiten dedicar los recursos allá donde más se necesitan: la configuración de las carteras modelo y la atención al cliente”

José Luis Cárpatos considera que la dirección pasiva podría ser poco temporal porque hay pocos movimientos en los mercados y por consiguiente no es una seria amenaza al empleo: “El aberración de la dirección pasiva, que podría medio asimilarse con este tema, puede ser un objeto de moda, favorecido porque estamos en zona de muy herido volatilidad. Cuando vengan los sustos y los drawdowns estará posiblemente menos de moda.”.

De hecho advierte sobre el futuro de este tipo de dirección. Claro que su trabajo está basado en la dirección activa. En normal los gestores no ven con buenos fanales la inversión pasiva y al revés.

Unai Unai Ansejo, co-CEO de Indexa Capital

Unai tiene una visión completamente opuesta, y es frecuente ya que Indexa es el el decano gerente automatizado de España: “Los gestores automatizados como Indexa han automatizado todas las partes del proceso donde no hay un valor añadido significativo: el perfilado de los clientes, el reporting a clientes o la generación de las órdenes para adecuar la cartera del cliente a la cartera modelo.”.

¿Qué preeminencia tiene esto? Está claro: “Esto nos permite ofrecer a los clientes un servicio mejor un 80% más barato que ofertas tradicionales.”. ¿Y qué impacto tiene sobre el empleo cualificado? “Por el flanco del empleo nos permite entregarse los medios allá donde más se necesitan: la configuración de las carteras maniquí y la atención al cliente. Además, se han incorporado nuevos perfiles cualificados al sector: en Indexa el equipo de tecnología y de expansión web representa la fracción de nuestro equipo.”

Por tanto los tres expertos con los que hemos hablado ven una tendencia: sí, se destruye un tipo de empleo pero aparece otro tipo, incluso de incorporación cualificación. Es poco que siempre ha sucedido en la historia, cuando se destruía un tipo de empleo (por ejemplo, en agricultura) el excedente de productividad generaba otro tipo de empleo que además antes no existía (por ejemplo, en peluquerías).

La gran pregunta es si ahora estamos en la misma situación o no. Nuestros expertos consideran que de momento sí, pero hay quien duda de que, según se sigan destruyendo y automatizando empleos, tanto de herido como de incorporación cualificación, seguirá habiendo trabajo para todos.

Imagen | Think London – connecting business to London


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales