Doce ventiladores y un motor eléctrico para dar forma al kart más rápido del planeta

Lo que tenéis delante es muy posiblemente el kart más rápido del planeta, pero además el transporte de cuatro ruedas con mejor celeridad pura y dura. Sus creadores aseguran que el C5 Blast es capaz de ponerse a una velocidad de 60 millas por hora, desde parado, en segundo y medio.

El secreto para conseguir estas prestaciones parece claro: aunar dos sistemas de propulsión eléctricos con un peso muy insustancial. Principalmente tenemos un motor de 48v/10kW que manda su fuerza a las ruedas traseras y se alimenta de una hilera de 2.400-Wh.

El plus lo ponen doce ventiladores de flujo guiado colocados en el kart, cada uno de ellos asociado a una hilera de 5.000mAh. Cuatro de ellos están en la espalda del conductor, que proporcionan un empuje de 60kg en torno a delante, mientras que los ocho restantes están empujando en torno a hacia lo alto, y según sus creadores consiguen que el peso del kart – 200 kg – se vea escaso a la parte.

El kart es completamente eléctrico, tanto el motor como los ventiladores se alimentan de baterías

¿Realmente hace desliz un kart tan rápido? Pues para demostrar tecnología, parece que sí, y bueno, las carreras de karts son muy de cobrar por celeridad, así que seguro que encontrará compradores, a pesar de su detención precio.

Estableciendo comparaciones muy fáciles, pero llamativas, tenemos que un Tesla Model S P100D consigue acelerar en 2,28 segundos. El transporte eléctrico más rápido que se conoce en estas lides es el Grimsel: os hablamos de él hace unos meses y hace la prueba en 1,513 segundos.

Dos versiones, la buena lleva ventiladores

El fabricante canadiense Daymak es el encargado de dar forma a esta criatura, con tecnología propia y un precio harto detención, 60.000 dólares. Por esa cantidad perfectamente podríamos comprarnos el Tesla Model S más pequeño, que no acelera tan rápido pero es todo un coche.

Daymak C5 Blast Go Kart 01

El C5 Blast tiene una lectura más “asequible”, si es que 10.000 dólares os parecen poco capital. La principal diferencia está en la desaparición de los ventiladores alimentados por baterías, pero sigue teniendo una celeridad extraordinario: desestimación de cuatro segundos en la prueba antiguamente citada (0 a 98 km/h).

La empresa de Toronto está especializándose en hacer vehículos eléctricos ligeros, como este C5 Blast o motocicletas, en un futuro a corto plazo veremos más productos que aprovechen la tecnología que están desarrollando. Le seguiremos los pasos.

En Xataka | Grimsel es un pequeño coche eléctrico que bate récords de aceleración: de 0 a 100 en 1,513 segundos

Más información | Daymak


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales