El próximo día 31 de agosto Sony presentará en la feria de la IFA su nuevo teléfono para disputar en la tono reincorporación del mercado, donde la competencia ya ha demostrado en el pasado estar por encima de Sony en cuanto a factores diferenciadores. Pese a que su táctica de ventas parece estar dando los resultados esperados, según pudimos comprobar tras sus resultados fiscales trimestrales, la compañía aspira a poder colarse entre los grandes del momento en una cometido que se antoja harto complicada.

Las filtraciones de dispositivos se han convertido en una constante de la que ya ningún fabricante se salva, llegándole el turno ahora a un Xperia XZ1 que, aunque no hubiera sido filtrado, no cuenta con delegado sorpresa alguno. Esto se debe, principalmente, al diseño continuista con el que Sony ha dotado a sus teléfonos en los últimos primaveras, una postura que se ha tornado especialmente peligrosa en un 2017 donde la tendencia es dominar los marcos del dispositivo.

En nuevas imágenes que han hecho aparición en internet se muestra el terminal con unas muy convenientes pegatinas de taller que desvelan parte de los detalles del producto. Así, de la misma modo que el XZ Premium, montará un procesador Qualcomm Snapdragon 835 y traerá consigo una capacidad de 64 GB de almacenamiento interno, a lo que suponemos que habrá que añadir 4 GB de RAM.

Imágenes del Xperia XZ1 filtradas por la web Sony Xperia Alesi.

Las especificaciones más llamativas vuelven a estar del costado de las cámaras, donde encontramos una trasera con 19 megapíxeles y impresión de vídeo superlenta a 960 FPS y una exterior de 13 mpx. Contará, encima, con altavoces estereofónico y una certificación IP65 o IP69, por lo que efectivamente la única diferencia sustancial en este teléfono respecto a su predecesor podría ser la pantalla, que será de 5,2 pulgadas en espacio de 5,5”.

Con unas características tan similares a las del Xperia XZ Premium no tenemos muy claro qué papel de relevancia puede recrearse en el mercado de smartphones contemporáneo. Aún faltan detalles por ser desvelados pero, o mucho nos equivocamos, o las perspectivas para este terminal no son demasiado halagüeñas con el Samsung Note 8, el LG V30 y el iPhone 8 a la envés de la ángulo.