1480591085_450_1000.jpeg

de aberración en Kickstarter a ser adquirida por poco hacienda

Queda ver una confirmación oficial, pero podemos dar por hecho de que Fitbit se come a Pebble. Una novedad inicialmente desvelada por The Information, que poco más tarde los medios tecnológicos han ido atando cabos hasta convertirla en un hecho: un tweet borrado desde la cuenta de Pebble decía lo ulterior: ¯(ツ)/¯. Una forma gráfica de asegurar, ‘esto es lo que hay’.

Parece ser que los creadores de wearables van a arreglar la operación por congruo menos hacienda de lo que se podría suponer, se deje de una número que se mueve entre los 34 y 40 millones de dólares. No sé si Pebble vale eso, o vale más, pero en el pasado tuvo oportunidad de ser comprada por mucha más cantidad.

Nos cuentan que la integración de Pebble internamente de Fitbit será importante, se deje incluso de la desaparición como marca en el mercado. Pebble se quedaría principalmente con su propiedad intelectual, y su software. Con este movimiento Fitbit buscaría consolidarse en el mundo de los smartwatchs, donde la compañía especializada en la cuantificación ha estado dando pasos tímidos.

Fitbit

El aspecto más querido por Fitbit posiblemente sea el sistema eficaz, o la propiedad intelectual en torno a de él. Le permitiría crecer en ecosistema de productos con viejo facilidad

La suma de Pebble va a rejuvenecer a Fitbit, presente líder del mercado wearable, principalmente por la fuerza que tiene con las pulseras cuantificadoras. Otro cantar es sacar la habitante en el sector de los relojes inteligentes, donde hay gigantes como Apple, Samsung, o LG, a los que les está costando horrores hacer un producto que el gran notorio desee.

De éxito en Kickstarter a ser absorbida

Debemos rememorar que Pebble ha ingresado más de 40 millones de dólares a lo generoso de toda su carrera internamente de Kickstarter (desde 2012), diferentes campañas han puesto a la marca en el mercado, y no podemos desmentir que se ha hecho mucho conocida en poco tiempo, plantando cara a nombres consolidados en la electrónica de consumo.

Todavía recordamos como recaudó un millón de dólares en un día, todavía las críticas que ha soportado por seguir utilizando una plataforma de crowdfunding con sus siguientes productos: se supone que ya era una compañía consolidada, capaz de producir sin la ayuda del pueblo.

1366 2000

Pebble entendió un nuevo mercado, supo que la concurrencia podía querer un temporalizador moderadamente inteligente, con autonomía y asequible

Podríamos asegurar que fue la primera en colocar en el mercado un smartwatch como tal, con su sistema eficaz y funcionalidades básicas, un par de abriles ayer de que otros tuvieran cero que ofrecer. Seguir evolucionando la idea ha sido complicado, con Time – más smartwatch – no han conseguido el empujón necesario para modificar a la compañía.

Sí, a Pebble la han querido otras empresas, podemos destacar un primer asalto por parte de la japonesa Citizen allá por 2015, en ese momento estaban ofreciendo 740 millones de dólares. El ulterior caso sonado es el de Intel, que puso 70 millones de dólares sobre la mesa para hacerse con la pequeña compañía nacida de Kickstarter.

El camino por delante se plantea complicado, posiblemente juntas tengan poco más que asegurar en un circunscripción que todos presumíamos más fértil como es el de los relojes inteligentes, difícil incluso para Apple o Samsung.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales