Cuando una estrella del pop triunfa con más de 100.000 canciones pero “no existe”: H

El mundo de la música ha experimentado una gran progreso en parte por ir de la mano de la tecnología, sobre todo en ciertos géneros. Pero no sólo se alcahuetería de las composiciones, sino todavía de los propios artistas, y una sino del pop potencial está arrasando en Japón y más allá gracias en parte a las canciones que componen sus propios fans.

Se alcahuetería de Hatsune Miku, una figura femenina cuya representación gráfica recuerda a mangas como ‘Sailor Moon’ y que ya lleva más de 100.000 canciones acumuladas (y en distintos idiomas) en sus diez abriles de existencia. El engendro no ha quedado sólo en el país japonés, sino que a diferencia de otras estrellas virtuales previas del país está siendo conocida a nivel mundial e incluso llegando a ser telonera de la misma Lady Gaga.

Crypton propone y los fans disponen

Cuando hablamos de esta sino del pop potencial lo hacemos, en esencia, de un parcialidad de voz. Eso es lo que es Hatsune Miku para el software VOCALOID, un software de síntesis de voz desarrollado por Yamaha Corporation con el que se pueden componer canciones que es la pulvínulo del éxito de la cantante. De hecho, la sino tiene versiones (V3, V4, etc.) tal y como ocurre con el software asiduamente.

Así, Miku es una creación de la empresa japonesa Crypton Future Media para dicho software que se lanzó por primera vez en 2007 para la lectura 2.2 de VOVALOID. Aún se llamaba sólo Miku y ese año ya ganó un premio “All About”, el primero de otros galardones como el AMD en 2008.

Desde esa primera lectura de Miku fueron liberadas otras a medida que se mejoraba y actualizaba, por ejemplo añadiendo más librerías que permitiesen entre otras cosas que la voz adquiriese poco más de efusión, así como ir variando su imagen (como quien va actualizando el diseño de un smartphone en sus sucesivas versiones). Los paquetes se disponían todavía en más idiomas y para varios sistemas (Windows y Mac), con distintos bancos de voz que ofrecen diferentes tipos de respiraciones, colores de voz o pronunciaciones.

Un éxito que fue aumentando hasta contar hoy en día con casi 2,5 millones de seguidores en Facebook, quienes a partir de VOCALOID han ido creando y subiendo canciones para que interprete Miku. Éxito que se ha traducido en la traspaso de unas 120.000 unidades del software de Hatsune Miku a unos 200 dólares la mecanismo, según reporta Bloomberg.

El diseño de Miku es parte de su arpón, el cual corrió a cargo del ilustrador Yuichi Murakami. Ésta que vemos en la ilustración es su estética más característica. (Fuente: Fanpage oficial de Hatsune Miku en Facebook)

Los conciertos de una sino “inexistente”

Como buena sino del pop, Hatsune Miku todavía realiza giras de conciertos. Y el hecho de que no sea un ser humano no limita para carencia que puedan montarse espectáculos cerca de del mundo, contando con colaboraciones y habiendo sido la intérprete elegida para rajar conciertos de Lady Gaga, cuya estupor en dirección a la sino potencial dejó diploma en varias ocasiones.

¿Y cómo es un concierto de una cantante potencial? Pues a nivel de espectáculo no dista mucho de un concierto en vivo de cualquier otro cantante o comunidad humano, dependiendo de lo que se invierta en luces, mercadería y demás. Es opinar: un ambiente con una determinada iluminación en el que en este caso se proyecta un holograma de una Miku de unos tres metros, según explicaron en Polygon tras asistir a uno.

Las entradas cuestan unos 90 dólares y su final concierto fue en Londres el pasado mes de febrero. En el futuro de la intérprete, según explicaba Hiroyuki Ito (CEO de Crypton) a Bloomberg, hay más planes en cuanto a mejorar su voz para acercarla aún más a la voz humana, y considera que fenómenos y tecnologías como ésta lleven a asentar un nuevo tipo de música.

Imagen | Página oficial de Hatsune Miku en Facebook
En Xataka | Han hackeado un ‘Pez Cantante’ para darle personalidad de asistente y el resultado es maravilloso


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales