Crear un mundo 100% renovable en 30 años es posible y así podemos hacerlo

En 2015, Mark Z. Jacobson, profesor de Stanford y perturbador medioambiental, hizo poco extraordinario. Harto de palabras y discursos vacíos, decidió que si queríamos frenar el cambio climático, necesitábamos una hoja de ruta precisa sobre cómo ganar a un mundo 100% renovable. Ni corto ni perezoso, coordinó un enorme equipo de investigadores que estudiaron Estados Unidos y diseñaron un plan angurriento (pero factible) para reverdecer los 50 estados del país.

“Los políticos generalmente no quieren comprometerse a hacer poco a menos que les demostremos que es legítimo y posible. Eso es lo que estamos tratando de hacer. […] Tener un ambiente futuro da un objetivo a la familia“, explicaba Jacobson. Y es posible que llevara razón, pero lo cierto es que un problema completo, necesita escenarios y objetivos globales.

Una hoja de ruta para la transición energética mundial

La verdad es que no estamos acostumbrados a tener entre las manos planes ambiciosos y detallados sobre la transición energética completo. Por eso el trabajo de Jacobson y su equipo es tan interesante. La hoja de ruta que acaban de divulgar es mucho más ambiciosa de lo que teníamos hasta ahora.

Usando datos de la Agencia Internacional de la Energía, el asociación de investigación ha diseñado escenarios para 139 países que suman, según sus cálculos, el 99% de las emisiones de carbono del mundo. Sobre eso han dibujado 139 propuestas de transición energética.

El estudio es muy total y analiza la desarrollo de la demanda total de energía teniendo en cuenta la progresiva electrificación, los cambios de empleos del sector y los costes de la contaminación atmosférica entre otras muchas cosas. Y no es para menos.

El potencial de dibujar escenarios con detalle está claro: da un horizonte a los esfuerzos contra el cambio climático. Pero incluso tiene problemas deja espacio para que el debate se traslade cerca de la certeza de esos escenarios más que en las medidas a tomar.

Posible, necesario y… rentable

Ya pasó con en el anterior trabajo de Jacobson que fue muy criticado en la mismísima PNAS con acusaciones de “errores, métodos inadecuados e hipótesis inverosímiles” que embarraron el debate y lo alejaron de las políticas que trataban de impulsar.

Espana

Navegar entre las tensiones que suscita el cambio climático en la política, la agrupación y el sector energético no es comprensible. Afrontar la descarbonización en serio siquiera lo es. Ni siquiera cambios que son muy obvios: como la preámbulo del coche electrónico que, según los cálculos de los investigadores, reduciría la demanda de energía un 23%.

Sin incautación, este tipo de trabajos nos da una hoja de ruta que nos llevara a un 80% de renovables para 2030 y un 100% para el 2050. ¿Es viable? Sus conclusiones son que el cambio a las renovables evitaría la homicidio de más de 17.000 personas al año y conllevaría un capital anual de 11.393 dólares por persona. Ese capital incluye los costos energéticos, los sanitarios y los asociados al cambio climático.

A nivel personal, soy menos jovial que el equipo de Jacobson. Es cierto que sobre el papel, su hoja de ruta es posible y que es una buena novedad poder discutir sobre datos concretos. Sin incautación, impulsar ese cambio en un entorno como el actual requiere, sobre todo, un enorme debate político, crematístico y social.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales