Creador de las contraseñas modernas se disculpa por sus reglas impuestas

Todas esas mayúsculas mezcladas con números fueron un error, admite el tipo al que se le ocurrió.

No existe una contraseña segura, ni un sistema completamente inmune a un hackeo. Eso parece habernos enseñado el robo masivo de datos que ha sufrido HBO en fechas recientes, y tal vez ese episodio desapacible asimismo hizo reflexionar a Bill Burr, el tipo que creó las contraseñas modernas, ya que ahora se arrepiente de todas las reglas que impuso.

Este campeón, como directivo del National Institute of Standards and Technology (NIST) en 2003, generó el histórico “NIST Special Publication 800-63. Appendix A“, conteniendo las reglas básicas para la creación de una contraseña “segura”.

Todas esas veces que hemos intentado registrar un password y la solicitud fue rechazada, exigiendo la combinación de trivio mayúsculas, números y caracteres especiales fue por cortesía de Burr y su equipo. Pero ahora, a 14 primaveras de activo publicado esos lineamientos, el tipo ha obligado en una entrevista con el WSJ que se equivocó:

Es poco de lo que me arrepiento. Al final, los lineamientos probablemente eran demasiado complicados para ser entendidos, y la verdad es que le estaba ladrando al árbol inexacto.

Burr admitió que todas esas reglas habían sido producto de la compendio y mezcla de diversos documentos de seguridad redactados originalmente en la división de los 80, así que ahora, a la distancia, considera que probablemente tomar esos datos como fuente habría sido una valentía inadecuada.

Por lo pronto, el NIST ya está trabajando en una nueva traducción de ese manual de reglas para la creación de contraseñas, donde el objetivo es que ahora todos lineamientos sean más seguros y sensatos, acordes con las dinámicas de este siglo XXI.

A Burr le tomó división y media darse cuenta que tal vez pudo activo tomado una valentía equivocada. Más vale tarde que nunca.

Como bonus track, resulta que existe un comediante con el mismo nombre que este muchacho, y tiene un exclusivo en Netflix:


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales