cómo y por qué no siguió siendo el líder de la mensajería instantánea

Inicialmente conocido como MSN Messenger desde su principio en 1999 y Windows Live Messenger a partir de 2005, el que fuera el rey de los servicios de transporte instantánea cerró sus salas el 31 de octubre de 2014. Año y medio luego y con la seso que tienen los lunes cuando ves los resultados de las quinielas, cerca de preguntarse el porqué.

MSN Messenger competía a la valor de los otros gigantes de la transporte de la época: ICQ, AIM de AOL y Yahoo!. Y es que eran otros tiempos. En los primaveras 90, empezaron a surgir los primeros servicios que proporcionaban conexión a internet en los hogares estadounidenses

El principio de MSN

Msn

A mediados de los noventa y en plena desorden del impulso de Windows 95, Microsoft se enfrentó a su primer gran liza: la popularización de internet en los hogares. La empresa de Redmond estaba a punto de terminar su nuevo sistema eficaz, Windows 95, que vería la luz en agosto de 1995. Unos meses antaño, Bill Gates mandó un memorándum a su equipo ejecutante que acabó convirtiéndose en un documento muy significativo para la época.

El documento en cuestión se titulaba “The Internet Tidal Wave” y puede leerse al completo en este enlace. La importancia del crecimiento de internet para su empresa puede resumirse en estas pocas frases:

Ahora mismo, asigno a Internet el nivel más suspensión de importancia. En este memorándum quiero dejar claro que nuestro enfoque en Internet es crucial para cada parte de nuestro negocio. Internet es el longevo avance tecnológico desde que IBM introdujera el primer PC en 1981. Es incluso más importante que la arribada de las interfaces de beneficiario gráficas (GUI).

Gates estaba asustado delante la amenaza que suponía internet para su negocio. Consideraba que Microsoft no estaba suficientemente preparada para su arribada y que dos piezas claves de su software, Internet Explorer y MSN, no estaban listas. Pero al final sí que acompañaron a Windows 95 el día de su impulso.

Las empresas que proporcionaban conexiones a internet permitían ver sólo su propio contenido

En aquella época, cada proveedor de contenido en dirección tenía su propio campo cercado del que sus suscriptores no podían salir. Por lo que internet se reducía a lo que empresas como AOL o Microsoft con MSN ofrecían en sus portales. La inclusión de MSN en Windows 95 fue una faena que trajo problemas legales a Microsoft, ya que sus competidores le acusaron de excederse de su posición.

Aunque la lucha procesal no llegó muy allá, porque MSN fue un fiasco desde el principio. Pero no por ello Microsoft tiró la toalla.

MSN Messenger y su supresión con AOL

Aol

Los proveedores de conexión a internet tenían una influencia total sobre el contenido que veían sus suscriptores. Al tratarse de una red cerrada, no había posibilidad de escaparse del “campo vallado”. Sin bloqueo, a finales de los 90 comenzaron a popularizarse servicios de transporte instantánea proporcionados por estas mismas empresas.

AOL (America OnLine) fue de las primeras en editar su servicio AIM (AOL Instant Messenger) en 1997. Inmediatamente, los usuarios comenzaron a utilizar este servicio como una modo de escapar de ese edén vigilado por sus proveedores de internet. Debido a la popularidad que alcanzaron sus competidores, Microsoft lanzó su propio cliente de transporte en 1999. Había nacido MSN Messenger, un cliente rudimentario con tan solo una letanía de contactos y texto plano.

Aim

Desde el principio, MSN Messenger quiso ofrecer la posibilidad de chatear todavía con usuarios de otros servicios de transporte. Por eso, en su impulso era compatible con la red de AIM. Cosa que no gustó en rotundo a AOL, lo que dio manifestación a una supresión abierta entre uno y otro servicios.

Cada vez que Microsoft habilitaba esta comunicación, AIM modificaba su código para comprobar que su cliente se comunicaba solo con clientes de AIM, excluyendo los de MSN Messenger. Así hasta que Microsoft emitía otra traducción que habilitaba esta funcionalidad de nuevo. Finalmente, Microsoft abandonó en su intento de conectarse a los servidores de AIM.

La vivientes Messenger

24497954734 A06a90d885 H

Cualquiera que haya sido un adolescente durante la época dorada de MSN Messenger, recordará cómo era de importante este software. Nada más aparecer de la escuela, te sentabas delante del ordenador y encendías el software para chatear con los amigos con los que acababas de estar en el colegio. “El Messenger” sustituyó las llamadas al teléfono fijo de casa, proporcionando un entorno más privado.

MSN Messenger comenzó a incorporar funcionalidades que fueron el embrión de las redes sociales actuales. Cada beneficiario tenía a su disposición una mostrador de estado desde la que podía mostrar un mensaje personal. Fue el precursor de una de las razones del éxito de Facebook.

El ser humano siempre ha tenido requisito de comunicarse, lo único que ha variado son las herramientas

También fue muy popular el capullo de status, con el que podías proponer con ligereza a tus contactos si estabas habitable, ocupado u offline. O permanecer invisible para que no te molestara nadie. Esta funcionalidad fue tan popular que se crearon webs que permitían asimilar el estado de cada beneficiario si se disponía de su email. O asimilar incluso si te había bloqueado.

A finales de 2005, MSN Messenger fue rebautizado como Windows Live Messenger. Su crecimiento se aceleró, sobre todo fuera de EEUU donde AIM seguía siendo líder. China fue uno de los países donde más se extendió este servicio, al menos hasta que la compañía Tencent sacó su propio servicio de transporte QQ.

El estancamiento de MSN Messenger

Los servicios de transporte pronto se encontraron con un enemigo implacable: su maniquí de negocio. AIM tuvo que enfrentarse a su propia corporación para surtir el crecimiento de un servicio que costaba surtir, pero que era incapaz de producir ingresos por sí mismo. Y es que hasta entonces, los servicios de transporte tan solo eran un arponcillo con el que surtir adentro de los portales a los suscriptores del servicio de internet.

Pero, conforme se abría la web y los usuarios encontraban más contenido fuera de los dominios de sus proveedores de conexión, quedaba claro que un portal no era la vía de rentabilizar los esfuerzos. Así es como clientes de transporte tocaron techo.

No fue hasta junio de 2009 cuando MSN Messenger alcanzó su cota máxima: 330 millones de usuarios mensuales. Le siguieron primaveras convulsos, en los que la industria tecnológica sufría un cambio de ejemplo profundo. Estábamos entrando en la era del smartphone.

2007, la tabula rasa del smartphone

Smartphone

Un iPod, un teléfono y un dispositivo de comunicaciones de internet – Steve Jobs.

Las ideas aproximadamente de lo que hoy consideramos una red social llevaban tiempo dando vueltas en las redes de transporte instantánea como Windows Live Messenger. Desde la red de contactos hasta la capacidad de mandar fotos y mensajes. Ciertamente, Facebook no fue la primera red social en lanzarse, pero sí que fue la primera en hacerlo aceptablemente.

Conforme la red social de Mark Zuckerberg relajaba sus limitaciones a la hora de incorporar nuevos usuarios, comenzó la rozamiento de los usuarios de MSN Messenger. También se unió al festín Skype, fundado en 2003 en Dinamarca, una empresa que finalmente sería adquirida por la propia Microsoft en mayo de 2011. Messenger acabaría integrándose con Skype en 2013, pero mantendría su funcionamiento independiente en China hasta 2014.

Pero lo que positivamente acabó por sellar el destino de Windows Live Messenger fue la aparición del smartphone. Microsoft no se perdió esta ola y desarrolló versiones de todo tipo para BlackBerry OS, Xbox 360, iOS, Java ME, S60 e incluso su propio Zune HD. No sirvió de cero.

Facebook

Competidores como BlackBerry Messenger (de quien ahora sabemos que la policía canadiense tenía las claves de cifrado) fueron los pioneros en la transporte móvil. Pero no fue hasta la aparición del iPhone en enero de 2007, el impulso de su App Store en 2008 y la popularización de Android a partir de 2010 cuando Windows Live Messenger recibió la última estocada mortal.

La caída de Messenger puede interpretarse como un indicador de los problemas que vendrían luego al mercado del PC. Una especie de canario en la mina

Viendo los últimos informes sobre la situación del mercado del PC, con caídas hasta niveles de hace casi diez primaveras, casi podríamos proponer que la caída de Windows Live Messenger fue como el canario en la mina. La conexión permanente a internet y omnipresencia hacían del smartphone el dispositivo consumado para sustituir la transporte instantánea del PC.

El smartphone fue una especie de tabula rasa. Compañías recién formadas y con menos experiencia tomaron el informante de Windows Live Messenger y corrieron con él. WhatsApp, Telegram, Facebook Messenger, Line, WeChat, por nombrar un puñado.

Messenger no pudo reponerse de los sucesivos golpes de la Era Post-PC (que no significa “sin PC”). A finales de 2012, Microsoft anunció la fusión del servicio con Skype para finales de 2013. La traducción china se mantuvo durante un año más. En el Día de Todos los Santos de 2014, las salas de chat quedaron en silencio para siempre.

En Xataka | Los bots también llegan a Facebook Messenger.
Imágenes | Kārlis Dambrāns y verkeorg.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales