¿cómo se hacían antes las capturas de pantalla?

Es una de esas teclas “eternas” en los teclados de nuestros ordenadores. Una a la que no prestamos mucha atención, pero que tiene (o más admisiblemente, tuvo) mucha más relevancia de la que algunos podrían pensar. La tecla PrtScrn (o ImprPant, entre otras nomenclaturas) para imprimir la pantalla solventó unos cuantos problemas en los inicios de la informática.

Teclados legendarios como el IBM Model F o el Model M adoptaron esta tecla, que simplificaba —como su propio nombre indica— la tarea de imprimir lo que teníamos en pantalla a una impresora. Las capturas de pantalla han trayecto un desprendido camino hasta nuestros días, y eso hace que muchos no recuerden que sacar una simple foto de una pantalla era mucho más complicado hace unos primaveras.

Capturas de pantalla casi artesanales

Los viejos anuncios de los primaveras 70, 80 y 90 que aparecían en las revistas de ordenadores dan una buena perspectiva de cómo se lidiaba con ese liza. La alternativa para mostrar lo que aparecía en pantalla era simple: sacabas una foto de la misma con una cámara, sin más.

Shack

Aquello, por supuesto, tenía cierto truco. La frecuencia de refresco de los monitores podía hacer aparecer las tradicionales bandas en la fotografía que sacabas a no ser que ajustases la velocidad de obturación, poco que ahora es viable de corregir pero que tenía poco más de miga en esos primaveras.

De hecho aparecieron capturadoras de televisión que permitían trasladar la señal que veíamos en la pantalla de un ordenador a una televisión para aprender ese vídeo o capturar esas imágenes. Artículos como este dejan claro que aquello no era sencillo: la salida de vídeo compuesto “no ofrece el ancho de banda necesario para mostrar colores puros en estos modos (RGB 320x200x4 en modo CGA, por ejemplo)”.

Algunos ordenadores de los 80 sí ofrecían salida RGB, lo que facilitaba ese proceso de las capturadores. Los Commodore Amiga, los Atari ST o los Apple IIgs, por ejemplo, contaban con una salida RGB analógica, y lo mismo ocurría con diversas consolas de la época como la Sega Master System, la Super Nintendo o la PlayStation.

Esas futuro de vídeo hicieron posible conectar esos ordenadores y consolas a capturadoras de vídeo que efectivamente permitían aprender esa señal de vídeo y capturarla, poco que en esencia podría considerarse como el núcleo de servicios como Twitch, en los que millones de usuarios comparten sus partidas en internet.

Capturasdepantalla

Sin requisa para los primeros PCs de la época capturar la pantalla era una pequeña odisea, y quienes trabajaban en medios impresos recurrían a técnicas más admisiblemente artesanales para la imagen que aparecía en el profesor. De hecho aparecieron kits fotográficos como el de la imagen que incluían un gran embudo antirreflejos que se acoplaba al objetivo de la cámara y llegaba a cubrir la pantalla.

Otro de los problemas era el tipo de película fotográfica utilizada: Polaroid por ejemplo tuvo gran éxito con películas como la Spectra de 1988 que tenía un tamaño de imagen de 9,2 x 7,3 pulgadas, mucho más adecuada para la relación de aspecto habitual 4:3 en monitores CRT de la época.

Y de repente nació Prt Scrn

Esos complejos métodos hicieron que en algunos sistemas operativos se pudieran hacer volcados de pantalla a ficheros de texto en los que aparecía solo el contenido de la pantalla y no su apariencia o los gráficos que aparecían en ella.

Printer1

Ahí es donde la tecla Prt Scrn comenzó a hacer su aparición: en sistemas operativos como MS-DOS la aparición de esta tecla hacía posible que el búfer de memoria que contenía el texto mostrado en pantalla fuera impreso en el puerto de impresora (asiduamente, el LTP1).

Aquella función llamativo fue siendo cada vez más ambiciosa, y pronto los sistemas operativos más modernos con entornos gráficos de becario permitieron capturar las pantallas sin “imprimirlas” en papel.

Eso no hizo que el nombre de la tecla cambiara, no obstante, pero sí su capacidad, que consitía originalmente en velar un planisferio de bits (bitmap) de la pantalla en el portapapeles, pudiendo luego copiar ese bitmap para editarlo en programas de publicación de imágenes como el Paint llamativo de Windows.

Capturas cada vez más potentes

Hoy en día la mayoría de sistemas operativos cuentan precisamente con distintos métodos para poder realizar capturas de pantalla. Los sistemas de escritorio como Windows, macOS o Linux (con sus distintos entornos de escritorio y gestores de ventanas) disponen desde hace primaveras de herramientas nativas para hacerlo, pero las plataformas móviles además han facilitado esa tarea.

Snagit Herramientas como SnagIt han ido mucho más allá de la simple captura de imágenes y ahora es posible capturar vídeos de pantalla para editarlos y compartirlos online, por ejemplo.

En Macintosh, eso sí, no hay una tecla Prt Scrn como tal (o cualquiera de sus variantes con distintas combinaciones de cultura), y en su superficie se hace uso de distintos atajos de teclado para poder originar una captura de pantalla o de una región definida por el becario. En Windows y Linux esa función sigue estando asociada a esa pantalla porque los teclados utilizados siguen contando con esa tecla normalmente, pero además es posible entrar a distintas combinaciones (con o sin la tecla Prt Scrn) para que las opciones de la captura sean aún mayores.

De hecho hace tiempo que existen programas especialmente dedicados a ese propósito, y que por otra parte de realizar la captura de la pantalla o de una región de pantalla ofrecen más opciones para realizar la captura (por ejemplo con temporizador o incluyendo o escondiendo el puntero del ratón) y que además dan opción a capturar un vídeo (screencast) o editar esas imágenes para añadir todo tipo de principios de texto y dibujo a posteriori.

Miui1

En dispositivos móviles la tecla Prt Scrn no existe como tal, claro, pero sí que hay todo tipo de combinaciones en las que intervienen los chico de encendido, de prominencia o los chico de inicio para alcanzar obtener esa captura de pantalla que queremos. Los gestos táctiles además pueden servir para esa función en ciertas ROMS: en MIUI, la ROM de los móviles de Xiaomi, puntada con deslizar tres dedos en torno a debajo si queremos sacar una captura, por ejemplo).

Esa desarrollo ha hecho que esta tarea que era casi impensable cuando vivimos los inicios de la informática se haya vuelto poco totalmente natural en nuestros días. Capturar esas pantallas, editarlas y compartirlas es poco tan natural que muchas veces nos olvidamos de que todo nació gracias a aquella mítica tecla que como suele ocurrir nadie imaginó que acabaría teniendo tal repercusión.

En Xataka | ¿Quién inventó la tecla ‘Escape’? La historia de un botón con más de 50 años


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales