Cómo funciona Netflix | Ordenador y móvil

Hace poco más de año y medio, balbucir de Netflix era como balbucir de la Teoría de la Conspiración judeomasónica en una villa perdida de la España rural. Perder el tiempo. Hoy en día, Netbflix es una de las opciones más pujantes en la proposición televisiva. Eso sí, no una proposición televisiva como las de toda la vida, sino en streaming. Bajo demanda. Cuando quieras. Como quieras. Y, sobre todo, donde quieras.

Y es que lo de ver televisión sentado en el sofá, tragando anuncios y esperando que nos contraprogramen, es cosa del pasado. Ahora es el espectador el que decide. Y las plataformas online han tenido mucho que ver. Por tal motivo, es importante memorizar cómo funciona Netflix, en ordenador y móvil, dispositivos donde ahora se ve un gran porcentaje de contenidos.

Cómo funciona Netflix

Largas jornadas laborales, escasez de tiempo y un modo de vida cada vez más estresado, han llevado a los actuales consumidores de televisión a tener que designar muy admisiblemente lo que ven y cuando lo ven. Los horarios son cosa del pasado. Si tienes media hora para tomar, aprovechas para ver una comedia. Que estás esperando a alguno que llega tarde, capítulo de House of Cards al canto. Así funciona ahora la cosa.

Obviamente, para alcanzar a este punto, necesitas dos cosas: un dispositivo donde verlo y una suscripción a Netflix. Lo de la suscripción es tan ligera como ver el Precio de Netflix 2017 | Tarifas y designar la que mejor te venga. El dispositivo, pues según las circunstancias, aunque los más utilizados en la presente son los móviles, ordenadores y las tablets. Eso sí, ayer que carencia, debes memorizar cómo funciona Netflix.

Cómo funciona Netflix | Ordenador

¿Qué es Netflix? No, Netflix no eres tú. Netflix es un servicio de contenidos en streaming, con una amplia proposición de series, películas, documentales y contenido de todo tipo, acondicionado a través de una suscripción mensual. Una suscripción que da al sucesor la opción de disfrutar el contenido acondicionado de forma ilimitada, sin publicidad alguna y con una puesta al día constante de los mismos.

Si vamos a ver Netflix en el ordenador, tenemos dos opciones: a través de su página web o a través de la aplicación. Tanto una como otra, son la mar de sencillas, intuitivas y, sobre todo, eficientes. Van muy pero que muy rápido y los contenidos tardan carencia y menos en cargar.

Una vez realizada la suscripción, tan sólo hay que iniciar sesión y comenzar a disfrutar del feroz catálogo de Netflix. Un catálogo organizado por categorías, pero que todavía dispone de un buscador muy efectivo.

Una de las grandes ventajas de Netflix, es que te escolta el capítulo o la película que estés viendo, en el minuto que te quedes. También te señala los episodios que llevas vistos de una serie. Una maravilla. Además, según la suscripción, puedes disfrutar de una resolución Full HD, y hasta 4K. Y siempre con la preeminencia de que cada uno de los cuatro usuarios, tiene su propio ecosistema que no interfiere para carencia en el del resto. Si tu eres de Daredevil y tu pareja de Orange is the New Black, podréis disfrutarlo cada uno por vuestro costado con tranquilidad.

Y sí, en el momento que decidas darte de mengua, no tienes más que clicar en la zona indicada y estarás fuera. Sin llamadas de una hora, sin burofaxes, sin cartas certificadas ni problemas que huelen a naftalina. Un servicio que mira por el cliente. Por fin.

Cómo funciona Netflix | Móvil

Lo cierto es que Netflix se ha convertido en una de las apps imprescindibles en todo smartphone que se precie. No en vano, es una de las aplicaciones más descargas en la App Store y en la Play Store. Pero, ¿Cómo funciona Netflix en el móvil? La respuesta es sencilla: de maravilla.

Sin duda, una de las apps más efectivas que encontrarás. No sólo rebate rápidamente y no pierde mucho tiempo cargando o pensando, sino que es de un manejo despejado y simple.

Basta con introducir la contraseña, iniciar sesión y entrar en un menú que nos propone opciones, según lo que vayamos viendo. La idea es que nuestro sucesor esté personalizado y nos vaya dando contenido para ver, adecuado a nuestros gustos. Por tal motivo, disponemos de hasta cuatro usuarios, para que cada cual tenga sus cosas organizadas.

Una de las grandes ventajas de usar Netflix en el móvil, es la posibilidad de descargar contenido. El cíclope rojo habilitó a finales de 2016 el modo offline, que permite desmontar contenido al dispositivo, para verlo sin conexión WiFi y no fundirnos los datos del mes. No sólo eso, lo han hecho, minimizando el tamaño de las descargas, dejando el peso de los capítulos en insignificantes. Desarrolladores de todo el mundo hablan de nigromancia, al referirse al nivel de compresión de Netflix.

Otra de las ventajas del smartphone, es que nos permite mandar el contenido a televisión. Eso sí, para ello necesitamos que ésta sea Smart TV o dispone de un Chromecast. Con una u otra opción, podremos exhalar el capítulo de turno a nuestra pantalla de 55 pulgadas y controlarlo desde el móvil, sin movernos del sofá. Mal negocio para la operación bikini.

Con estas premisas, no es de exiliar que Netflix se haya establecido en 190 países de todo el mundo. Sí, 190 países, con contenidos específicos en cada uno de ellos y otros en popular para todo el mundo. En la presente, Netflix cuenta con cerca de 90 millones de suscriptores, y sólo en 2017, ha previsto una inversión de 6.000 millones de dólares en contenido propio.

Lo mejor de todo es que esas cifras, tanto la de suscriptores como la de inversión, no van a detener de crecer. Lo que significa que habrá contenido para rato y preciosa asequibles para rato. Se acabó la televisión desde el sofá. Se acabaron los precios abusivos por contenidos de calidad. Y, sobre todo, se acabaron los bloques de anuncios y los molestos volvemos en 7 minutos.

También te puede interesar:


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales