cómo elegirla y nueve servicios a considerar para navegar de forma más segura

En los últimos primaveras, cada vez más, ha ido cobrando muchísima fuerza el uso de redes privadas virtuales o VPNs entre los usuarios. El uso de estas redes se ha ido adoptando conforme ha ido creciendo la preocupación por la privacidad del usuario, poco que no es cero nuevo en esta era de Internet post-Snowden.

Teniendo en cuenta que algunas gratuitas como Hola pueden hacer que el PC del heredero llegue a formar parte de una botnet sin su conocimiento, y que en el caso de otras como la que Opera lleva incorporada estamos hablando de un proxy en oficio de una VPN, lo más recomendable es contratar un servicio de suscripción. Internet está harto de opciones, y en este artículo vamos a recomendarte nueve para que te sea más realizable designar tu VPN.

Ahora perfectamente, ¿qué es una VPN? A grandes rasgos, podemos definirla como una red que se crea sin que los dispositivos estén conectados entre sí físicamente, sino que lo están a través de Internet. Cuando utilizamos una VPN nos conectamos a los servicios de Internet de nuestro proveedor en el origen. Después la conexión se redirige automáticamente al servidor VPN, que nos lleva a nuestro destino. Puedes encontrar más información al respecto aquí.

¿Por qué voy a querer usar una VPN constantemente?

Ya hemos comentado anteriormente que las cosas han cambiado mucho desde las revelaciones de Snowden, cuando supimos que la NSA lo vigilaba prácticamente todo. Por infracción del ciberespionaje ministerial, siempre podemos encontrarnos con empresas que entregan nuestra información a los gobiernos.

Basta con echar un vistazo al número de empresas tecnológicas que participaban en PRISM para darse cuenta de que no es poco descabellado. Una forma de evitar que un proveedor de servicios conozca nuestros hábitos de conexión pasa por el uso de una VPN, ya que la empresa que proporciona los servicios de Internet sólo ve intercambios de datos entre tu PC y el servidor VPN.

Ahora supongamos que la privacidad no te preocupa especialmente. ¿Te conectas asiduamente a redes WiFi en lugares públicos? Si la respuesta es sí, entonces cualquiera que ande husmeando puede consentir a tus datos de navegación. Y si por alguna razón has usado servicios de banca mientras estabas conectado a dicha red, si no has pasado tu conexión por una VPN te has arriesgado mucho. A través de una red privada potencial añades otra capa de protección al tráfico que generas y recibes, enmascarando tu IP y tus datos de navegación.

Otro uso, quizá más amable y popular, de las VPNs es consentir a contenido bloqueado geográficamente. Sirvió durante una temporada con Netflix hasta que las bloquearon, pero igualmente se podrían usar en otros servicios populares que no están disponibles en nuestro país como podría ser Hulu e incluso consentir a servicios P2P bloqueados.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de designar una VPN?

Internet Search Engine 1519471 1280

Hay varios aspectos a tener en cuenta a la hora de decidirse por una VPN. En primer oficio es necesario dejar claro que la sitio física del servidor es importante. En los últimos primaveras algunos países se han unido para trocar información autónomamente, según parece para mejorar la seguridad colectiva de todos ellos. Esta alianza se conoce como Five Eyes y la integran Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

A los activistas pro-privacidad les preocupa que alguno de estos países pueda pedir información a los proveedores de VPN sobre sus clientes mediante una orden legal, luego es importante que el servidor VPN que se contrate no tenga una sede en ningún de ellos.

También es necesario tener en cuenta la cantidad de registros que guardan. Una VPN puede recoger registros a distintos niveles. Algunos guardan fechas y horas, direcciones IP y el ufano de lado usado, mientras que otros puede que decidan no recoger ningún registro en inmutable. Ahora perfectamente: todos los servidores VPN monitorizan de alguna modo todo el tráfico que pasa por ellos, otra cosa es que luego se deshagan de esos datos. Ten en cuenta que usar una de estas redes no te hace completamente secreto.

Algunos igualmente guardarán información sobre los pagos, en la que se puede encontrar tu nombre o tu dirección. En este caso, y si lo que buscas es una posibilidad de anonimato completa, vale la pena consultar aquellos que ofrezcan la posibilidad de abonar en bitcoins o con tarjetas de regalo, lo que hace que los pagos sean casi imposibles de rastrear.

Otro aspecto a tener en cuenta es el asunto del precio. Lo que tendrás que abonar y cómo variará en función del proveedor, y nunca está de más intentar conseguir una buena relación calidad-precio. También es interesante fijarse en las ofertas especiales que van apareciendo periódicamente, ya que con ellas se pueden encontrar verdaderas gangas.

Por zaguero, pero no por ello menos importante, es necesario tener en cuenta las características del servicio. Casi todos los proveedores de VPN soportan las principales plataformas y sistemas operativos, mientras que otros por otra parte ofrecen protección en otras más específicas como pueden ser dispositivos o navegadores concretos. También habrá servidores VPN que bloqueen las webs P2P, mientras que otros no les prestan atención.

Los servicios de suscripción, por otra parte, no restringen la velocidad de la conexión, mientras que los gratuitos o los que ofrecen unos días de prueba sí lo hacen. Por supuesto, las conexiones a través de una VPN pueden ir poco más lentas que en un entorno convencional, pero esto es poco que se puede esperar.

Conviene señalar que si, por ejemplo, estamos en España y nos conectamos a un servidor que está en Barbados, es menos probable que consigamos toda la velocidad que nuestro ISP proposición. Es importante observar las velocidades que los servicios VPN dicen que pueden alcanzar y posteriormente realizar tests de velocidad conectados a la red potencial, de forma que podamos pedir la derogación del servicio y que se nos devuelva el pasta internamente de los límites de tiempo que cada servidor ofrece si no estamos satisfechos.

Los nueve servicios VPN más completos

De la selección que te ofrecemos a continuación, vale la pena tener en cuenta que lo principal es designar la que más se adapte a tus deyección. A fin de cuentas, nadie mejor que tú sabes lo que necesitas. Dicho esto, lo que nosotros pretendemos no es decirte qué es lo que debes designar. Lo único que pretendemos es ofrecer una serie de recomendaciones que te sirvan como plano.

NordVPN, una de las opciones más seguras

Descarga

A pesar de que su nombre suena nórdico, NordVPN tiene su pulvínulo en Panamá. Tiene una política muy estricta de no recoger registros, con lo que no tienes que preocuparte por que se queden con cero sobre tu actividad en Internet. En el momento de escribir este artículo tienen 500 servidores entre los que designar, repartidos en 51 países.

Sus niveles de enigmático son más altos que en la mayoría de casos. Te ofrecen la opción DoubleVPN, que hace remisión a una secreto cifrada con el método AES-256 CBC dos veces, que posteriormente pasa por un servidor de relay situado en Holanda. En pocas palabras, es una opción muy segura.

Además de todo esto, existe una opción que usa Tor sobre VPN para ofrecer un nivel de anonimato todavía veterano y consentir a los servicios ocultos de la red. Quizá por este motivo admite el suscripción en bitcoins si así lo deseamos, pero igualmente admite abonar usando métodos más tradicionales como PayPal o una maleable de crédito.

Sus responsables aseguran que es la VPN más realizable de configurar, ya sea en macOS, Windows o GNU/Linux. También soporta dispositivos Android e iOS, así como hasta seis dispositivos conectados al mismo tiempo. Cuenta con un chat en directo las 24 horas del día, siete días a la semana para atender todas las consultas de los usuarios. Cuenta con un “kill switch” que permite cortar la conexión a Internet si la VPN error en algún momento.

Actualmente NordVPN ofrece tres planes de precios: uno mensual por 11,95 dólares (unos 11,30 euros), otro semestral por 42 dólares (aproximadamente 39,7 euros) y uno anual por 69 dólares (unos 65,30 euros).

IPVanish, una de las más populares

Descarga 1

IPVanish es una VPN todoterreno muy popular que hay que tener en cuenta. Cuenta con más de 700 servidores repartidos entre más de 60 países, y puedes crear cinco conexiones simultáneas en múltiples dispositivos usando sólo una cuenta (pagando sólo una suscripción).

Esta VPN es recomendable si piensas usarla para descargas P2P, ya que puede ocultar tu dirección IP usando un enigmático trivial para no comerse ufano de lado en la descarga o en la subida. Y por cierto, siquiera guardia ningún registro del tráfico del heredero. La empresa responsable es propietaria de toda su infraestructura, y controla todos los puntos de entrada. Al igual que NordVPN, igualmente cuenta con un “kill switch”.

En cuanto a las plataformas que soporta, se puede usar en iOS, Android, Windows y macOS. También se puede utilizar en dispositivos Android TV o en los Amazon Firestick. Tienes un plazo de siete días para que te devuelvan el pasta si no estás satisfecho, y sin hacer preguntas. Admite pagos en bitcoins y por métodos tradicionales.

En cuanto a los planes de precios, empiezan desde 10 dólares al mes (unos 9,50 euros al cambio) para el plan mensual. Después hay otro trimestral por 26,99 dólares (aproximadamente 25,50 euros cada tres meses) y finalmente uno anual por 77,99 (unos 74 euros que se pagan anualmente).

CyberGhost, una VPN segura y transparente

Descarga 2

A lo liberal de los primaveras CyberGhost ha conseguido forjarse una buena reputación por su seguridad y transparencia a lo liberal de los primaveras. La plataforma presume de varias características secreto que, siempre según sus responsables, la convierten en una de las formas más seguras de vagar por Internet.

Junto con la capacidad de ocultar tu identidad online, CyberGhost asegura utilizar enigmático de calidad marcial para disputar con potenciales ladrones de información. No se necesita ningún navegador o extensión adicional, ya que CyberGhost funciona con prácticamente cualquier cosa y igualmente se puede usar en Android e iOS. Cuenta con un bloqueador de anuncios incorporado, por otra parte.

Hay que tener en cuenta que esta VPN ofrece una interpretación gratuita, pero con muchas de las características más atractivas deshabilitadas. En esta interpretación gratuita existe por otra parte un período de dilación cada vez que conectamos, y se desconecta automáticamente cada tres horas de uso (aunque se puede reconectar inmediatamente). Esta interpretación gratuita pretende enseñarte cómo funciona el servicio, cero más.

En cuanto a los precios de CyberGhost, encontramos dos: Premium (49,92 euros anuales o 4,99 euros mensualmente) y Premium Plus (79,92 euros anuales o 7,99 euros cada mes).

PureVPN enruta parte de las apps por VPN, y parte por tu conexión

Descarga 3

PureVPN está afincada en Hong Kong, lo que la sitúa allí de los luceros de los Five Eyes. Usa un enigmático de 256 bits y asegura tener más de 500 servidores repartidos en 141 países. Asegura que no guardia registros de la actividad de los usuarios en sus servidores, aunque admite recoger un registro de conexiones en sus servidores y del ufano de lado usado, según ellos para optimizar mejor la dirección de sus servidores. También cuenta con sus propios servidores DNS.

Sus carecterísticas incluyen el llamado split tunneling, que enruta simultáneamente algunas aplicaciones específicas para que accedan a Internet usando la conexión lugar del heredero, mientras que otras pasan directamente por la conexión VPN. También incorpora un kill switch, como los otros servicios que hemos comentado hasta ahora.

En lo que a precios se refiere, los planes empiezan por 10,40 euros mensuales, 54 euros cada seis meses y una proposición exclusivo de 70,8 euros por un plan de dos primaveras.

ExpressVPN, la más rápida de todas

Descarga 4

La publicidad de ExpressVPN asegura de que son el servicio VPN más rápido que existe, así que si lo que buscas es velocidad puede regir la pena ver si cumplen con lo que promete. También aseguran que no guardan registros de horas de conexión de los usuarios y se describen a sí mismos como un “coche blindado para Internet”, aunque sí guardan registros sobre las fechas.

Una característica interesante es que ofrecen sus propios servicios DNS, soportan el protocolo OpenVPN y por otra parte ofrecen golpe a la red Tor. El servicio tiene su pulvínulo en las Islas Vírgenes Británicas, lo que técnicamente los sitúa allí del valor de los Five Eyes, pero al ser un zona britano nos genera unas cuantas dudas sobre qué puede suceder con los datos. Recomendamos precaución si te decides por este servicio.

En cuanto a sus planes de precios, arrancamos en 12,25 euros mensuales. Lo próximo son 56,72 euros cada seis meses y 94,60 euros cada año.

Buffered, soporte para OpenVPN y DNS propios

Descarga

Si el anonimato a liberal plazo es una prioridad para ti, entonces Buffered es una opción atractiva. La empresa está afincada en Hungría (lo que la aleja de los Five Eyes), aunque para los más preocupados por su privacidad plantea algunas dudas: guardia registros de horas y direcciones IP de los usuarios, y no ofrece pagos anónimos.

Sin incautación, cuenta con sus propios DNS y soporta OpenVPN. Actualmente dice tener servidores (no se especifica número) en 30 países a los que se puede consentir sin limitaciones en la velocidad o en el ufano de lado. Presume de tener servidores rápidos y soporte 24/7 a sus clientes.

Hablando del asunto de los precios, el plan mensual son 12,30 euros. Después tenemos uno semestral por 56,72 euros y uno anual por 93,68 euros.

ZenMate, de las pocas con plan de prueba

Descarga 1

El caso de ZenMate es un poco exclusivo, ya que ofrece un período sin cargo de prueba. Se puede utilizar de forma gratuita con limitaciones igualmente, o designar uno de los planes de suscripción sin restricciones.

Este producto comenzó como un plugin para Chrome, que ahora igualmente se puede encontrar en Firefox, Opera, y como aplicación de escritorio de Windows y macOS. Por supuesto, igualmente tiene su réplica en dispositivos móviles, si perfectamente sólo permite una conexión al servidor VPN a la vez. Se puede designar entre 28 países, aunque no se proporcionan datos sobre servidores.

En lo que respecta a los planes de precios, la facturación mensual es de 7,99 euros al mes, la semestral es de 44,99 euros y la anual cuesta 59,99 euros. Ahora perfectamente, este servicio está establecido en Alemania, que forma parte de los Fourteen Eyes europeos, que comparten información con los Five Eyes

StrongVPN ofrece routers con su servicio integrado

Descarga 2

Una característica de StrongVPN que echará para detrás a los usuarios más pro-privacidad es que el servicio tiene su pulvínulo en Estados Unidos, con lo que la sombra de los Five Eyes planea sobre ella.

El servicio asegura que no guardia información sobre sus usuarios, pero no está claro si eso se refiere a sus direcciones IP, las horas y fechas de conexión o su actividad online. Como parte positiva, soporta un buen número de protocolos (entre ellos OpenVPN). Como apunte, para usarla desde un Mac es necesario descargar e instalar un software llamado Tunnelblick.

La empresa ofrece 47 servidores en 24 países, y igualmente vende routers con StrongVPN incorporado. En su publicidad aseguran ser la posibilidad ideal para estilarse en descargas P2P y no cuenta con restricciones de ufano de lado.

De los servicios que recomendamos en este artículo, es uno de los que cuenta con precios razonables, si perfectamente dividen su tarificación en paquetes: uno mensual por 9,46 euros al mes y otro anual por 66,18 euros.

TotalVPN, de las más fáciles de usar

Descarga 3

Si quieres un servicio VPN que sea realizable de usar y seguro, entonces TotalVPN es lo que estás buscando. Si vas a utilizarla de forma ocasional, entonces su plan sin cargo puede interesarse. Por ahora sólo ofrece tres localizaciones y un uso acotado en el modo a coste cero, pero sus planes de suscripción ofrecen 61 servidores repartidos en 30 países con uso ilimitado.

Sin incautación, de todos estos servidores al menos 47 están en Estados Unidos y Europa, lo que para los que más se preocupan por su privacidad seguramente encenderá algunas luces de intranquilidad. Tampoco ayuda que esté afincada en el Reino Unido, así como que siquiera ofrezca pagos en bitcoins. Ofrece soporte para los principales sistemas operativos (lamentablemente no para Linux), pronto estará arreglado para Chrome OS y aplicaciones para iOS y Android.

En lo que respecta a precios, ya hemos comentado que existe un plan sin cargo por cero euros al mes, y uno premium por 6,03 euros mensuales.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales