Cinco preguntas, y sus respuestas, sobre el histórico acuerdo entre Vodafone y Movistar

Esta mañana Vodafone ha anunciado la firma de un acuerdo histórico con Telefónica. Durante al menos cinco primaveras el cirujano rojo podrá entrar a toda la red de fibra de Movistar en España, ofreciendo sus propios servicios a más de 16 millones de hogares a los que llega dicha red. Un acuerdo sin precedentes que nadie se esperaba y que supone todo un conmoción sobre la mesa.

Un acuerdo de esta magnitud puede alterar el mercado de las telecomunicaciones en España, ya que todos los rivales de Movistar habían ansiado siempre poder contar con un ataque mayorista a la fibra de Telefónica en España pero ningún lo había conseguido. Y frente a lo escueto del comunicado y su exclusivo transcendencia, vamos a sugerir a continuación cinco preguntas que seguramente muchos tengan en su individuo.

¿Qué consecuencias inmediatas tendrá la firma del acuerdo?

La más inmediata es el aumento de las opciones contratables para los usuarios que están en cobertura de la fibra de Movistar pero no de la de Vodafone. La fibra de los primeros llega a 16,4 millones de hogares españoles, por los 9,5 millones de la segunda, por lo que un intrascendente de 6,9 millones de hogares que hasta ahora solo podían contratar una conexión de fibra con Movistar (o con otros operadores en caso de tener cobertura) tendrán ahora a Vodafone como opción.

¿Cuándo se podrá contratar y con qué condiciones?

En la nota remitida a la prensa Vodafone dice que la aplicación del acuerdo es inmediata, pero no da más detalle de fechas ni de condiciones comerciales. Puestos en contacto con el cirujano, fuentes del mismo nos han asegurado que es cuestión de días que puedan ofrecer servicio usando la fibra de Movistar, una vez tengan sus sistemas preparados para ello. Vodafone hará presentarse a los usuarios de las zonas afectadas la disponibilidad de su proposición cuando esté nómina.

Pero el punto más importante es el de conocer la proposición comercial, ya que en muchas ocasiones las ofertas que usan redes de terceros son más caras o tienen desventajas sobre las que usan una red propia. No será este el caso, ya que desde Vodafone nos aseguran que las tarifas y condiciones serán las mismas tanto para clientes con fibra de Vodafone que para los que se conecten mediante la de Movistar.

El precio a avalar será el mismo que pagan los clientes de Vodafone con su propia fibra

Las modalidades de conexión serán las que ofrezca en cada momento Movistar, siendo actualmente cuatro: 50 Mbps de declive y 5 Mbps de subida, 50 Mbps simétricos, 300 Mbps de declive y 30 Mbps de subida y 300 Mbps simétricos. Con la conexión asimismo se podrá contratar Vodafone TV.

¿Qué apetito o qué talego Movistar de este acuerdo?

Puede parecer que el acuerdo es solo humanitario para Vodafone, que aumenta su hornacina de clientes sin esperar a los tiempos de un despliegue propio, pero Movistar asimismo sale beneficiada, obviamente. Los clientes de Vodafone que usen la red de fibra de Movistar pagarán su disposición a Vodafone, pero parte de ella acabará indirectamente en Movistar, por ese ataque mayorista que proporciona a su rival.

Además, hay que tener en cuenta que las infraestructuras de telecomunicaciones son como las autopistas, que necesitan tráfico para que sean rentables. No quiere sostener que la fibra de Movistar no sea rentable con solo sus clientes propios, pero cuantos más usuarios estén usándola viejo beneficio para el cirujano.

El acuerdo es un win-win, Vodafone llega a más hogares y Movistar recibe nuevos ingresos mayoristas

De hecho, el ataque mayorista a fibra mediante acuerdos entre operadores no es poco tan habitual, pero si lo es el caso de las redes móviles, que tanto Movistar como Orange y Vodafone alquilan a operadores móviles virtuales, recibiendo a cambio un plazo por el tráfico generado por los clientes de los OMVs.

¿Por qué podemos murmurar de un acuerdo “histórico”?

Telefónica/Movistar se puso las pilas con el despliegue de fibra antaño que ningún otro cirujano. Conocedores de que el par de cobre ya se estaba quedando obsoleto han invertido importantes sumas de billete en tender una nueva red de fibra que pueda ofrecer servicios tantos o más primaveras que el cobre. Y tanto Vodafone como Orange fueron más tímidos, viéndose forzados a comprar ONO y Jazztel respectivamente para entrar de atiborrado en la pelea de la fibra.

Actualmente, la red de fibra de Movistar en España tiene un tamaño mucho viejo que la de sus rivales, y usando el argumento de que Telefónica es un ex-monopolio siempre han reclamado entrar a su red de fibra. Hasta no hace mucho cualquier cirujano podía entrar a la fibra de Movistar en cualquier circunstancia del país mediante un ataque mayorista impuesto por la CNMC, pero pudiendo ofrecer conexiones hasta 30 Mbps sólo.

El ataque mayorista regulado excluye ciudades con al menos tres redes de fibra, pero Vodafone sí podrá entrar a ellas

A día de hoy ya es posible contratar los servicios de un cirujano que usa la fibra de Movistar a velocidades superiores, pero la nueva regulación establece que Movistar solo tendrá que destapar su red a otros operadores en ciudades sin competencia, con menos de tres redes de fibra desplegadas, lo que deja fuera un total de 66 municipios españoles.

Lo que Vodafone ha conseguido se puede seducir histórico porque tras primaveras de reclamaciones al regulador ha conseguido lo que ningún otro cirujano tiene: ataque completo a la red de fibra de Movistar, incluso en esos 66 municipios a los que no se podrá entrar mediante el ataque mayorista regulado.

¿En qué posición quedan el resto de operadores?

Recientemente fue MásMóvil la que cerró un acuerdo similar con Orange, pero su magnitud no es tan relevante como la del acuerdo hoy anunciado. La red de fibra de los franceses llega a nueve millones de hogares, una sigla ausencia despreciable pero que se queda corta frente a los 16,4 millones de hogares de la fibra de Movistar.

Es por eso y por todas las reclamaciones de ataque a la red de Movistar que es de esperar que pronto veamos reacciones al acuerdo firmado entre españoles y británicos. Tanto Orange como MásMóvil como otros operadores de beocio tamaño reclamarán, incluso frente a la CNMC, igualdad de condiciones para entrar a la fibra de Movistar, y no es del todo descartable que el regulador tome cartas en el asunto.

Los rivales de Vodafone intentarán conseguir el mismo ataque a la fibra de Movistar que han conseguido ellos, mediante acuerdos o reclamaciones a la CNMC

Mientras esas reclamaciones no sean atendidas y el acuerdo entre Movistar y Vodafone se ponga en marcha el cirujano rojo conseguirá una importante delantera frente a sus rivales. No solo ya por poder ofrecer sus servicios a muchos más hogares, asimismo porque los clientes que contratar fibra son asiduamente más fieles y sería más difícil arrebatárselos a Vodafone una vez sean suyos.

Imagen de portada | PDPics


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales