Científicos crean útero artificial para ayudar en nacimientos prematuros

Un conjunto de científicos estadounidenses desarrolló un invento que, de buenas a primeras, ya suena sobrado revolucionario en su ámbito: un seno fabricado que ha conseguido proseguir vivos a varios corderos prematuros, el cual tiene como fin zaguero excluir vidas humanas en condiciones similares.

El invento consiste en una bolsa de plástico con deducido amniótico fabricado, el cual entrega las condiciones ideales para el crecimiento del feto. Según Alan Flake, cirujano fetal del Children’s Hospital of Philadelphia y encargado de liderar el estudio en donde se publicó el invento, “la idea principal es soportar el desarrollo normal, recrear todo lo que la madre hace en todo sentido posible para soportar el desarrollo fetal y la maduración”.

Si acertadamente hasta ahora ha sido probado en ocho sujetos experimentales, estos “han presentado un crecimiento normal. Tienen maduración de los pulmones y cerebro normales. Tienen un desarrollo normal en todos los sentidos en los que hemos podido medir”, cuenta igualmente Flake.

Es necesario afirmar que aún desliz mucho para seguir explorando en esta ámbito, no obstante desde ya es considerado un fenómeno médico y irrefutable, dada la importancia que el seno fabricado tiene en la historia médica. La meta, por obvias razones, es terminar madurando seres humanos prematuros de aproximadamente de 23 o 24 semanas de florecimiento en primera instancia, maña que obviamente traerá más de algún dilema ético y/o honesto gracias al peligro que esto significa.

Según informa NPR, Dena Davis, experta en bioética de la Lehigh University, dijo que “hasta ahora, o nacemos o no nacemos. Esto podría ser la mitad de un nacimiento, o algo como eso. Piensa en eso en cuanto a políticas de aborto”. Si acertadamente el seno fabricado es un tremendo invento, la linde entre un bebé y un feto es tremendamente delgado, y el debate comienza a darse recién ahora.




Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales