Chao, vuelta alto: Microsoft ha matado a Kinect

El sensor de movimiento vivirá en HoloLens y en nuestros corazones.

Nadie puede desmentir que Kinect vivió una larga amargura en los últimos abriles. El periférico que fue osado originalmente para el Xbox 360 y luego empujado (casi a fuerza) con el Xbox One, morirá de una vez por todas.

Microsoft reveló que dejará de elaborar el sensor, sin bloqueo ese no es el fin de Kinect, al menos en términos de la tecnología. Kinect no regresará como Alf (en forma de fichas) pero su sensor principal es la colchoneta de HoloLens y otros como Cortana o Windows Hello.

Siendo honestos, en la vida pensamos que Kinect podría tener éxito, sin bloqueo vivió mucho más tiempo de lo imaginado. Microsoft quiso competir con el Wii atrayendo a jugadores casuales. Contrario a Sony que copió al carbón la idea del WiiMote con PlayStation Move, Kinect ofrecía utilizar nuestro cuerpo como control.

El sensor de movimiento tuvo buena recepción entre la comunidad de desarrolladores independientes, gracias a que Microsoft lanzó Kinect para Windows. El problema es que todo el posible éxito de Kinect a futuro terminó por diluirse luego que Microsoft se disparara en el pie al presentar el Xbox One.

Cuando la comunidad de usuarios pedía por una consola de videojuegos, Microsoft buscaba entregar un sistema de entretenimiento todo en uno que incluía Kinect de modo obligada, disparando el precio de la consola.

La clan se quejó, Microsoft peleó por nutrir su postura diciendo que Kinect y el Xbox One eran uno solo y al final de todo, la empresa de Redmond tuvo que cambiar la organización trayendo a un nuevo jefe que pudiera enderezar el barco.

Luego de ese tropiezo, Kinect no volvió a aparecer en las conferencias de prensa de E3 y su oficio fue ocupado por HoloLens. Al no contar con apoyo de Microsoft o los desarrolladores, la asesinato de este periférico estaba anunciada y era cuestión de tiempo para conocer la aniversario en que dejaría de producirse.

Curiosamente Kinect ha sido aplicado en otros campos ya que su tecnología permite escanear objetos en 3D. Recientemente el Instituto Tecnológico de Massachusetts anunció que ha empleado Kinect para restaurar en 3D el cráneo de un T-Rex.

Descanse en paz, Kinect. Siempre te recordaremos como el periférico que obligó a Rare a hacer juegos horrendos para infantes.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales