Brazo artificial que realiza pagos automáticos, podría convertirse en el primer súper humano

La nueva prótesis fue presentada recientemente, aunque startup a cargo planea exceder las barreras naturales.

Con la intención de ayudar a las personas que manifiesten discapacidad en sus extremidades, la startup rusa Motorica, presentó oficialmente al conocido un bienhechor industrial que permite realizar pagos automáticos. Se alcahuetería de la primera traducción de una iniciativa que envite por revolucionar la mecánica de las prótesis.

La idea de un bienhechor protésico para pagos automáticos surgió cuando uno de los ingenieros de Motorica trajo a su oficina una minitarjeta sin contacto para uno de los bancos de Rusia, que podía ser utilizada mediante pulseras. El cambio de formato inspiró a estos desarrolladores a incorporar la función en la prótesis que venían desarrollando.

La tecnología está diseñada para personas con problemas al tomar sus tarjetas de crédito o sacar boleto de sus billeteras, y de momento el bienhechor funciona en cajeros automáticos, terminales y otros dispositivos de suscripción electrónico. Los desarrolladores rusos dicen que es solo el primer paso, y su objetivo final es crear un súper humano. En el futuro, planean perfeccionar su bienhechor protésico para hacer llamadas telefónicas, controlar aparatos y gobernar de forma remota dispositivos electrónicos en los hogares de las personas.

Desde la marca, afirman que la función última del maquinaria denominado “Stradivari” no es imitar la funcionalidad de la mano, sino superarla. Según Ilya Chekh, fundador de Motorica, este es el primer paso para aumentar la funcionalidad de las prótesis y con el tiempo extender las funciones humanas. “Construimos la tarjeta en la prótesis, fuimos a la tienda e hicimos un pago de prueba, y todo funcionó”, dijo Chekh a Russia Beyond.

La próximo traducción del maquinaria, se integrará de plano con el mundo digital, e integrará una pantalla táctil para que las personas con discapacidad puedan usar la prótesis como un teléfono y conectarla a cualquier ambiente electrónico, principalmente en los smartphones. “Técnicamente, nuestros sensores ya son capaces de esto”, explicó Chekh, anunciando que la innovación ya se comenzó a producir en masa.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales