BlackBerry KEYone, primeras impresiones

Los que por suerte hemos ido a unos cuantos MWC seguidos nos fijamos en el tamaño y la espectacularidad de los stands, quién ha traído un stand mucho más pequeño que el año inicial, quién se ha comido el espacio de otros y quién ni siquiera ha estado. Y uno de los que este año lucía conveniente más era el de BlackBerry, sobre todo con motivo de traernos su última novedad, la cual hemos podido probar y tenemos unas primeras impresiones de la BlackBerry KEYone.

Como supimos a finales del año pasado, los canadienses mantenían su marca dejando la fabricación en manos de TLC, y desde ahí hemos trillado ya algunos terminales como la BlackBerry DTEK50 y la BlackBerry DTEK60. Esta vez el smartphone lleva poco más de genética BlackBerry y a diferencia de estas dos presenta teclado físico, uno de sus principales reclamos al diferenciarse de lo que la industria ha afectado. El sistema activo sigue siendo Android tal y como establecieron en esta nueva fase pero eso sí, la seguridad y la personalización se mantienen en el software.

Diseño y construcción: ¿diferenciarse frente a todo?

Hace un tiempo hablamos aquí de lo “aburrido” que se había vuelto el diseño con el hecho de que impere el distintivo número forma de (casi) todo pantalla en el delantero y recadero en éste, los laterales o la trasera según caso, pero ya cada vez menos bisagras y teclados físicos. Esto sufre en ocasiones ciertos picos de demanda o proporcionadamente conserva un sabido fiel que seguirá pidiendo teclas físicas para la escritura y no un teclado potencial como requieren la mayoría de smartphones desde hace unos primaveras.

La KEYone rompe con ese determinismo y recupera un teclado físico que no veíamos en esos modelos que mencionábamos en la inclusión, pero sin el ufano de la BlackBerry Passport y sin que se esconda como la BlackBerry Priv (70,4 milímetros de la KEYone frente a 90,3 de la Passport). Y hablando de dimensiones, es un terminal robusto y relativamente noble, más por detención y recio que por ufano. No obstante, en cuestión de agarre no resulta incómodo, de hecho ese volumen (9,4 milímetros) probablemente influya en la comodidad como los bordes en curva (una semicircunferencia completa).

Blackberry KEYone

No es tan cómodo el rama de cerco al estar demasiado detención, teniendo en cuenta que nuestras manos tenderán a estar en la almohadilla al estar ahí el teclado físico. Pese a no ser pequeña, no resulta pesada y la trasera, de plástico, mantiene el logo de BlackBerry con un completo de patrón rugoso que evita que el terminal se pueda resbalar.

Blackberry KEYone

Aunque no estés acostumbrado al teclado físico, los gestos sobre el mismo resultan conveniente bártulos, sobre todo el de editar palabras de la predicción durante la escritura

¿Y la comodidad del teclado físico? Este aspecto es subjetivo e influirá la destreza, la costumbre y las ganas que tengamos de habituarnos si no es el caso. Las teclas no requieren una presión excesiva y una vez te familiarizas con los gestos a modo de cursor sobre el teclado éstos resultan conveniente bártulos, sobre todo el de editar palabras de la predicción durante la escritura al texto en pantalla (deslizando en dirección a hacia lo alto enviaremos la sugerencia del diccionario predictivo al texto, en cualquier app).

Blackberry Keyone Tecleando

Faltará probarla durante más tiempo para determinar si es posible habituarse o no a este teclado (cuando no se es favorecido habitual de móviles con teclado físico), pero al menos sí hemos trillado que el leedor de huellas está integrado en el mismo y que funciona conveniente proporcionadamente (es la mostrador espaciadora). Eso sí, las dos manos son prácticamente obligatorias aunque sea más contenida que la Passport.

Blackberry KEYone y iPhone 7 A la izquierda la BlackBerry KEYone (9,4 milímetros) y a la derecha el iPhone 7 (7,1 milímetros).

Pantalla: ¿cómo que no hay móviles con pantalla de menos de 5 pulgadas?

Todo es un poco relativo en la KEYnote y las dimensiones de la pantalla no escapan a esto. Con anterioridad choca un poco ver que un smartphone nuevo que no es pequeño presenta una pantalla de 4,5 pulgadas, sin ser otro iPhone pequeño o un Xperia Compact. Pero ése es el espacio que el teclado físico deja al panel, quedándose fuera de la competición por el rendimiento del delantero por parte de la pantalla con un 55,9%.

Dejando esto a parte, la pantalla es IPS con una resolución de 1.080 x 1.620 píxeles (unos 433 píxeles por pulgada), teniendo suficiente nivel de detalle y buenos colores, quizás poco fría en común. La sensibilidad táctil es correcta, aunque tuvimos algunos taps sin respuesta o con respuesta lenta pero que finalmente achacamos al software (después hablaremos de él).

Blackberry KEYone

A desliz de probarla a plena luz del sol, en interiores la visualización es correcta (teniendo en cuenta que el stand de BlackBerry tenía una iluminación más proporcionadamente desprecio). Y aunque igualmente es cuestión de software en última instancia, comentar aquí igualmente que podemos ejecutar pantalla dividida fácilmente desde la multitarea (siempre y cuando las apps lo soporten).

Android según BlackBerry: que el favorecido no olvide la seguridad

Como decíamos al principio, el hecho de transigir Android no cambia que en el ADN y el software de los smartphones BlackBerry se siga priorizando la seguridad y la privacidad, y la compañía ha trasladado y adaptado su software al sistema activo de Google. Lo que vemos en este terminal es la pestaña de accesos rápidos (que podemos personalizar tenuemente) y la app propia de dirección de permisos DTEK.

Esta app nos permite un mejor control de los permisos que damos a las apps, de modo que podemos personalizar una barrera a la hora de que se descarguen apps que se excedan con los permisos según nuestra voluntad. Al abrirla nos dirá el estado de seguridad del terminal según sus criterios propios de seguridad (en el caso de la que probamos ponía “pobre”), pudiendo mejorarlo viendo cada apartado de seguridad.

Blackberry Keyone Dtek

Si no tenemos configurada DTEK para que nos bloquee instalaciones o nos avise, podemos descargar cualquier app por muchos permisos que pida (lo comprobamos descargando unas cuantas), aunque hay mucho que configurar y requiere un rato por nuestra parte para dejar la seguridad a la carta. En cuanto a la pestaña fronterizo de accesos rápidos, es ahí donde detectamos algunas pulsaciones sin respuesta, aunque en ocasiones estos primeros teléfonos de muestra tienen software poco inmaduro.

En cuanto a la fluidez es más o menos lo que se aplazamiento para un terminal de viso media contemporáneo, con algún lag insignificante y esporádico al destapar el cajón de apps o los que hemos comentado en la pestaña (no tanto en multitarea ni al advenir entre las páginas de escritorio), pero ausencia desagradable y que como comentamos no podemos descartar que se deba al estado de juicio del software. Claro que no ayudó toquetear la DTEK60 que tenía por compañera de stand, con un Snapdragon 820 y que iba como un chispa.

Carga rápida y audio cámara prometedores

La cámara trasera de la KEYone destaca por el tamaño de su lupa, con un sensor de 12 megapíxeles y 8 en el caso de la delantera. Aquí el teclado físico va a ser poco desagradable a la hora de tomar las instantáneas (no es una incomodidad insoportable, pero probablemente echemos de menos tener más cerca los recadero táctiles o tendremos la sensación de que poco nos invade la pantalla constantemente).

Blackberry KEYone

La app es propia y tiene bastantes ajustes para poder hacer un disparo parcialmente manual. Podemos regular el recuento de blancos, la ISO, la exposición y el enfoque, y de hecho sacamos buenas macros apurando hasta demorar a la distancia mínima de enfoque. Las condiciones de luz eran conveniente desfavorables, con mucho contraste en la iluminación, pero más o menos se defendía en cuanto a ruido (inapreciable) y detalle (una pérdida en objetos lejanos y oscuros, en el interior de lo esperado, bueno con luz y en macros). Quizás falte poco más de viveza en los colores, aunque faltará ver en exteriores.

Blackberry KEYone

Este stand estaba poco más calmado que otros por posición (y plazo), pero aún así las pruebas de audio siempre son conveniente a medias en estas condiciones. La KEYone tiene un buen prominencia para cuya salida han dispuesto el altavoz en la parte de debajo. Una buena ubicación (aunque esto depende del gracia de cada uno) en cuanto a que por el agarre habitual a dos manos probablemente no los tapemos y a que así siquiera está en el delantero (ocupando sitio) o en la trasera (quedando tapado al apoyarlo en la mesa)

Blackberry Keyone Borde Inferior Usb

Otro punto positivo es la integración de USB tipo-C y el soporte de carga rápida. De la conjunto obviamente no podemos opinar, pero con esto, los 3.505 mAh y el hecho de que no hayan subido a resoluciones superiores en la pantalla dejan la sensación de que en cuanto a autonomía la KEYone puede concluir conveniente proporcionadamente.

Para quien busque la BlackBerry de siempre

Teniendo en cuenta otros dispositivos de la casa como la Priv o las DTEK, probablemente la KEYone no sea un dispositivo recomendable para quien no tenga claro el teclado físico o busque un terminal puente para ser favorecido del mismo, porque hexaedro el diseño el proceso de acostumbrarse al mismo puede costar (sobre todo si somos de pulgar corto). Para el caso contrario, el favorecido que rastreo este teclado es una opción más acertada, sobre todo si está familiarizado ya con los gestos que hemos comentado ayer.

Blackberry Keyone 01

La experiencia con él de momento es conveniente buena, siendo una propuesta curiosa y que prioriza la seguridad en el software por otra parte del comentado número forma, planteándose como móvil para quien vaya a asentar su uso en la escritura y se resista al teclado en pantalla o encuentre ventajas en el físico. Eso sí, escapa a la decano parte de la demanda y a quien busque (teclado físico a parte) un tope de viso.

Nos deja con ganas de probarlo más a fondo sobre todo para ver la seguridad de software de la que hacen traje, qué tal se porta esa cámara con un modo semi-manual en exteriores (y la pantalla), y si el diseño y la comodidad lo hacen un terminal candidato de una guisa más clara para el favorecido que provenga de teclado potencial.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales