Best Buy dejará de vender CDs ante la aplastante realidad del streaming musical

Los CDs no venden. El empuje de los servicios de streaming es apabullante, y el formato que dominó el mercado durante cerca de dos décadas empieza a ser el patito feo de la industria (por otra parte de resultar más caro que nunca).

Es lo que desde luego plantean movimientos como el de Best Buy, el superhombre de la electrónica de consumo que en Estados Unidos ha revelado que dejará de traicionar música en este formato. Otros podrían contagiarse de un movimiento que parece condenar definitivamente al Compact Disc a un segundo (o tercer) plano.

Ventas insignificantes

Las ventas de música en CD llevan abriles resintiéndose. Primero lo hicieron en presencia de las descargas que proponían servicios como los que Amazon o Apple pusieron en marcha, pero han sido Spotify y el resto de plataformas de streaming los que han cubo la puntilla.

Eso ha hecho que en Best Buy hayan ya comunicado a sus proveedores que dejará de poner a la cesión CDs en sus estantes a partir del próximo 1 de julio.

Los ingresos por este tipo de ventas rondaban los 40 millones de dólares, una emblema insignificante para una empresa de esta entidad, y lo más estrambótico es que los CDs desaparecen pero los amantes de los vinilos podrán seguir encontrando discos en ese formato durante al menos dos abriles más. Qué ironía.

Otros plantean movimientos similares

En Estados Unidos el movimiento de Best Buy parece que podría ser el primero de muchos. Target, otra de las cadenas de electrónica que seguía vendiendo CDs de música, podría no eliminarlos de golpazo, pero sí resumir su ofrecimiento física de forma trascendental.

Los CDs parecen condenados a seguir el camino de los vinilos, que parecen estar disfrutando de una segunda pubertad.

De hecho en Billboard indican que la empresa pretende hacer un cambio de organización y dejar de remunerar por todos los CDs y DVDs que recibe para solo remunerar a los proveedores cuando vende esos discos a usuarios finales.

Aquí las productoras de música y de cine tendrán que valorar si aceptan esos términos tan estrictos, pero por lo pasado una de las grandes discográficas (no se especifica cuál) no parece estar muy inclinada a seguir ese nuevo maniquí de cesión en superficies físicas.

La situación en Estados Unidos es en verdad análoga a la de otros mercados en los que el streaming domina de forma amplia el panorama de la distribución musical, y esta verdad de mercado podría luego hacer que muchas otras grandes (y no tan grandes) cadenas tomen medidas similares.

El CD se enfrenta a un futuro engorroso y sombrío, poco estrambótico en una era en la que el plazo por el uso ha parecido imponerse al plazo por “poseer” esa música que ahora, eso sí, tenemos a nuestra disposición por todos lados y a todas horas.

Vía | Engadget
En Xataka | Todos nos vamos a morir: ¿qué pasará con todo el dinero que tienes en contenidos y bienes digitales?


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales