Barack Obama nos muestra como esta tecnología lip-sync es alucinante (y aterradora)

Los nuevos desarrollos que permiten afectar gestos y movimientos de otra persona con los nuestros ya nos dejaron helados hace unos meses, pero ahora un reunión de investigadores de la Universidad de Washington ha hexaedro otro paso en este ámbito, y uno que es tan sorprendente como inquietante.

Su tecnología se encarga de afectar el movimiento de los labios con el del audio que le proporcionas, haciendo que la persona en pantalla parezca verdaderamente que está diciendo lo que se oye. El objetivo es particularmente espectacular cuando uno ve a Obama en un vídeo diciendo poco que efectivamente dijo, pero no en esos escenarios. Las posibilidades son interesantes, para aceptablemente… y para mal.

Verlo (y oírlo) para creerlo

Puede que si leéis el titular o el texto no lleguéis a entender el gravedad de esta tecnología, y por eso os recomendamos ver estos vídeos en los que Barack Obama ha sido el protagonista de un inquietante ejemplo en el que se ve lo aceptablemente que funciona esa sincronización:

Es importante señalar que conseguir estos resultados no fue tarea practicable: los investigadores tuvieron que entrenar este motor basado en una red neuronal con varias horas de vídeos grabados de Barack Obama hablando, de forma que el sistema pudiera ir estableciendo correlaciones entre el movimiento de sus labios y los sonidos que se producían.

Por el momento el sistema solo funciona aceptablemente con el audio y el vídeo de una sola persona en pantalla, y es necesario como decimos tener el sistema varias horas trabajando para obtener esos resultados.

La tecnología no solo se podría usar para identificar vídeos falsos, sino que sus creadores piensan que podría ayudar a mejorar la calidad de las videoconferencias e incluso conseguir que “conversemos” con figuras históricas si podemos crear la imagen a partir del audio, poco a lo que probablemente ayudaría incluso ese otro esquema que permitía pugnar a cualquier otra persona con nuestros propios gestos, como se puede ver en el vídeo del que ya hablamos en marzo de 2016:

Estas dos tecnologías combinadas podrían dar espacio a un gran número de posibilidades, pero entre ellas es irremediable pensar en la creación de vídeos que logren influir en los que los ven y que sean total o parcialmente falsos al ser generados por este tipo de desarrollos. Ya hemos conocido cómo en el ámbito de la política las informativo falsas podrían tener afectado a procesos electorales como el de los Estados Unidos del año pasado, y este nuevo avance abre desde luego nuevas puertas en ese peligroso tablado.

Vía | The Next Web
Más información | SIGGRAPH (PDF)
En Xataka | Google, Facebook y la guerra contra las noticias falsas: ¿deben ejercer de “ministerio de la verdad”?


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales