Atari 2600, ZX Spectrum, NES, PS1, mi experiencia

Todo surge posteriormente de que cualquiera pronuncie las palabras mágicas: “¿a que no te atreves a hacer X cosa?”. En existencia en España usamos otra expresión, pero ésa es la idea.

En cualquier caso, posteriormente de una tarde hablando espléndido y tendido de las nuevas tecnologías en televisión, uno de nosotros se preguntó cómo sería arriesgar a la Atari 2600 o al ZX Spectrum en una tele que estábamos probando en ese momento (para los curiosos, una QLED de 65″ UHD 4K curva de Samsung).

La cosa se nos fue de origen y acabamos reuniendo una docena de consolas míticas, desde la Atari 2600 de 1977, pasando por la NES diferente hasta datar a las más recientes PS4 y Xbox One. ¿El batalla? Ver si podíamos arriesgar a todas esas consolas en una televisión enorme recién salida al mercado. Allá vamos.

Problemas técnicos

Ya teníamos preparado todo el astillero de consolas y algunos de sus juegos correspondientes más míticos. Decidimos comenzar por orden cronológico, así que la primera iba a ser la Atari 2600, que salió a la cesión hace falta más y falta menos que 40 primaveras.

Veamos, ¿cómo enchufamos esto a la tele? Aquí nos topamos con problemas técnicos. Las consolas más antiguas hacen uso de una conexión analógica. Esto quiere afirmar que envían la señal de vídeo a través de un conector de antena o vídeo compuesto. ¿Y dónde está el problema? Efectivamente: las televisiones actuales no incluyen ya dichas conexiones.

Cómo no, la posibilidad pasó por un conversor de señal, un dispositivo crematístico y fácil de conseguir que nos permite transfigurar la señal analógica a digital y conectarla al televisor a través de HDMI.

Qled Conversor

¿Pensabas que a partir de ahora todo iba a ser sencillo? Pues no. Vamos a repasar lo que nos pasó consola por consola.

Atari 2600 (1977)

Atari 2600 Xtk

Nos costó ubicar una en buen estado, pero, como decíamos, la primera que decidimos probar fue la Atari 2600, que salió a la cesión en Estados Unidos en agosto de 1977 y fue la que hizo popular el sistema de juegos con cartuchos intercambiables. Entre sus títulos más representativos se encuentran ‘Combat’ (1977), ‘Space Invaders’ (1978), ‘Pac-Man’ (1980) o ‘Pitfall’ (1982), que hoy en día provocarían carcajadas a más de uno por sus gráficos y mecánicas de charnela.

El primer problema que tuvimos con ella fue para sintonizarla en la televisión. Esta consola emite en dos frecuencias por cable de antena parecido y la TV QLED no encontraba esa frecuencia como un canal propiamente dicho, así que tuvimos que sintonizar a mano. Nos costó un rato, pero lo conseguimos.

La tele no detectaba la Atari 2600, así que tuvimos que sintonizarla a mano: ¡yay!

Por otro flanco, asimismo nos topamos con un problema de representación de imagen. La resolución de la Atari era de unos flamantes 160×192 píxeles, de modo que hay que reescalar para intentar cubrir sin deformar los 3840×2160 píxeles de un panel 4K como el que teníamos delante.

Inevitablemente, tuvimos que arriesgar con molestas zonas negras (el reescalado no hace milagros), pero, desde luego, fue una experiencia curiosa y divertida.

Qled Atari Juego

Nintendo NES (1983)

Nintendo Nes

Posiblemente una de las consolas más recordadas y a las que más cariño le tenemos. No hay más que mirar el éxito de la reedición en formato mini que Nintendo hizo de ella el año pasado. La NES es, desde luego, todo un referente en la engendramiento de los 8 bits.

¿Recordáis sus especificaciones? Procesador a 1,79 Mhz, 52 colores disponibles, resolución de 256×239, 16 Kb de RAM y misma cantidad para memoria de vídeo. Todo ello para mostrar juegos donde había un mayor de 64 sprites por pantalla y 8 por segmento.

Su archienemiga por aquél entonces era la Master System de Sega, asimismo de 8 bits y que, lamentablemente, no pudimos conseguir para este batalla.

Después de solventar el problema de señal con el conversor parecido a digital, pudimos retornar a disfrutar de clásicos como ‘Super Mario’. Una gustazo a este tamaño de pantalla, aunque asimismo es cierto que sufrimos un poquito con esos píxeles tan grandes. ¡Eran otros tiempos!

Super Mario Nes

ZX Spectrum 128 +2 (1986)

La empresa inglesa Amstrad compró en 1986 por cinco millones de libras los derechos para comercializar el ZX Spectrum y los ordenadores Sinclair QL. Viendo que rentabilizó su negocio en poco tiempo, Amstrad decidió difundir nuevas versiones del ZX Spectrum. Una de ellas fue ésta que nosotros conseguimos, ZX Spectrum 128 +2, inspirada en el ZX Spectrum + 128K y con una pelotón de cinta integrada.

Spectrum

Aquí los más veteranos del espacio seguro que recordarán los sonidos de carga de la cinta. Y, adherido a ellos, los trucos a los que había que acudir para poder cargar con éxito algunas “copias de seguridad” o evitar que se quedase colgado a centro del proceso de carga.

En concreto, había que ajustar el Azimut, que es el cabezal con el que se puede regular el tono que reproduce la cinta. Era todo un arte.

El tono de carga nos trajo buenos saludos, aunque no echábamos de menos los tiempos de prórroga para partir cada charnela

Como entonces, el proceso de carga de juegos fue tedioso, pero el disgusto se nos pasó cuando acabamos viciados al ‘Match Day II’ (1987). Bueno, se nos pasó hasta que quisimos cambiar de charnela, claro.

Un problema añadido con este ZX Spectrum es que no es sencillo encontrar las cintas con los juegos, así que tuvimos que acudir al smartphone para cargar las diferentes ROMs disponibles. Hace desatiendo un adaptador y una aplicación específica, pero en pocos minutos conseguimos un catálogo de juegos harto amplio.

En términos visuales, os podéis imaginar la comparación de esos 8 colores (16 en modo brillo) en un televisor capaz de mostrar rodeando de 1 billón de posibles colores.

Zx Spectrum Specs Xtk

Super NES (1990)

Super Nintendo Xtk

Finales del año 90 y pasamos de los 8 bits a los 16 con la Super Nintendo o SNES, otra consola que marcó generaciones con su gran catálogo de juegos, aunque la Mega Drive le hizo mucha competencia.

Difícil no acordarse de títulos como ‘Super Mario World’ (1990) o ‘Zelda: A Link to the Past’ (1991), o ‘Donkey Kong Country’ (1994), que incluía modelos 3D y texturas prerenderizadas, poco que sorprendió harto en su momento.

En nuestra experiencia de charnela, la prosperidad asimismo es visible ya que los títulos pueden datar a gestar una paleta de 32.768 colores (¿recordáis los 8 colores del ZX Spectrum?) así como diferentes pertenencias para los gráficos y un sonido que va más allá de lo pasado anteriormente. Y oye, por otra parte del apartado claro, se agradece que asimismo podamos sacarle partido a nuestro equipo de sonido.

Snes Juego

PlayStation (1994)

Sony Ps1

Pocos primaveras posteriormente de la SNES, vio la luz en Japón la primera PlayStation, que acabó convirtiéndose en la primera consola en entregar más de 100 millones de unidades en todo el mundo. Lo que marcó la diferencia con sus competidoras (Sega Saturn y Nintendo 64) fue la logística de juegos que siguió Sony. En vez de centrarse en juegos propios, entabló relaciones con third parties, lo que acabó permitiendo un catálogo muy variado y enfocado a un conocido mayoritario (a más tipos de juegos, más posibilidades de privar a más clan).

PS1 fue la primera consola en entregar más de 100 millones de unidades en todo el mundo

PS1 montaba un sistema de 32 bits, apostaba por el CD-ROM para el almacenamiento de los juegos (lo que permitía asimismo poder escuchar música con CD’s de audio) y llegaba hasta 2 MB de RAM. Era capaz de reproducir 16,7 millones de colores.

Su precio de extensión fue de 299 dólares y entre sus títulos más míticos encontramos ‘Tekken 3’ (1996), ‘Final Fantasy VII (1997), VIII (1999) y IX (2000)”, ‘Resident Evil 1 (1996), 2 (1998) y 3: Nemesis (1999)”, “Crash Bandicoot 3 (1999)”, “Fifa 98 (1997)” o el gran “Metal Gear Solid” (1998).

Sí, a día de hoy los gráficos cantan un poco, especialmente jugando a 65 pulgadas, pero acordado por eso apreciamos lo mucho que nos engancharon en su día.

Nintendo 64 (1996)

Afortunadamente, a partir de la PS1 y de la Nintendo 64, que llegó al mercado en 1996, dejamos de encontrarnos problemas técnicos y nos dedicamos a disfrutar de juegos con los que muchos de nosotros crecimos. Fue el pertrechos de Nintendo para pelear contra la Sega Saturn y la PlayStation de Sony.

La Nintendo 64 seguía apostando por los cartuchos mientras el resto de la industria se movía alrededor de el CD-ROM (de hecho, fue la última consola de masas en utilizar cartuchos hasta Nintendo Switch este año) y, por otra parte, incluía mecánicas de charnela en entornos tridimensionales (como ajustar la cámara), a las que le sacamos mucho partido en títulos como ‘Super Mario 64’.

Su precio de extensión fueron 199 dólares y acabó vendiendo más de 30 millones de unidades en todo el mundo. Por cierto, se pira Nintendo 64 por su CPU de 64 bits.

Nintendo 64

PlayStation 2 (2000)

Con el miedo al temido meta 2000, asimismo llegó al mercado la PlayStation 2 o PS2, que competía en la sexta engendramiento de consolas con la DreamCast de Sega, la Xbox de Microsoft y la Nintendo GameCube.

Ps2

A pesar de que esta nueva consola de Sony seguía teniendo conexión analógica, lograba sacar una señal con resolución 480p, que en la contemporaneidad es mucho menos de lo que podemos ver en smartphones con pantalla HD, pero… ¿y lo que disfrutamos de títulos como ‘Grand Theft Auto III (2001)’, ‘Metal Gear Solid 2 (2001)’, ‘Gran Turismo 4 (2004)’ o ‘Soulcalibur II (2002)’?

La PS2 aguantó trece primaveras en el mercado y llegó a tener un catálogo de unos 8000 títulos

Rockstar nos hizo sobrevenir muchas horas en ese mundo amplio con unos gráficos que nos dejaron locos. Y Gran Turismo nos volvió a picar a los juegos de simulación de conducción. ¡Qué buen rato echamos recordando todos estos títulos! Y que nadie olvide que la PS2 dio aniquilamiento durante trece primaveras, incluso compitiendo con su sucesora, la PlayStation 3. En todos esos primaveras llegó a tener un catálogo de unos 8000 juegos, casi falta.

Y llegaron las conexiones digitales

A partir del año 2006 y con la presentación de PlayStation 3, Xbox 360 y el perenne resurgir del charnela en PC, el mundo de los videojuegos abrazó las conexiones digitales. Por fin pudimos olvidarnos del conversor de señal y disfrutar de unos gráficos mucho más de nuestros días en una televisión que se ve en realidad acertadamente.

Ni que afirmar tiene que cuando conectamos la PS4 Pro o Xbox One S y descubrimos la viveza que le da el HDR a la imagen, no pudimos evitar sonreír casi de una modo malévola. ¡Cuánto han cambiado los videojuegos en tan pocos primaveras! Lo que no ha cambiado son nuestras maneras de disfrutar de ellos, tengan los bits y millones de colores que tengan.

Y a ti, ¿qué consola te marcó? ¿qué juegos recuerdas con más cariño?

Samsung Qled

Nota: Somos conscientes de que faltan varias de las consolas míticas de la historia de los videojuegos, pero no pudimos conseguirlas todas y, desde luego, la idea surgió de un batalla que se nos acabó yendo de las manos. Pretendíamos rememorar otros tiempos y pasárnoslo acertadamente. Esperemos acaecer conseguido que vosotros asimismo.

En Xataka | Estamos viviendo el (por ahora) mejor año de la historia de los videojuegos


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales