así son las “tarifas planas” en el resto del mundo

Ya casi nadie mira al apartado de llamadas a la hora de designar una tarifa. Los datos han tomado el mando porque es lo que demandamos los usuarios, poder ver todos los vídeos de YouTube o series de Netflix que queramos desde nuestro móvil sin preocuparnos por los gigas que estamos gastando. Y tarifas hay de todo tipo, aunque la situación es muy dispar según al país al que miremos.

Mientras en Estados Unidos todos los grandes operadores ofrecen tráfico ilimitado con condiciones, en España esa posibilidad parece muy lejana, aunque en Europa ya son unos cuantos los operadores que ofrecen datos sin límites incluso a precios nada escandalosos. ¿Queréis poneros los dientes largos con las tarifas planas de datos ya disponibles en algunos países?

Sin tethering, con calidad de vídeo capada… Así son las tarifas “ilimitadas” de Estados Unidos

Empezamos con Estados Unidos, un país en el que las tarifas con datos ilimitados ya se existieron hace primaveras, en la era ayer del prosperidad de los smartphones. Por entonces el consumo de datos móviles era muy bajo, se limitaba a consulta de correo electrónico y páginas webs prácticamente. El consumo empezó a crecer con la popularización de los teléfonos inteligentes y los operadores veían sus cuentas de resultados amenazadas, por lo que decidieron retirar esas tarifas ilimitadas.

Éstas volvieron en verano de 2016. T-Mobile, el cirujano “rebelde” por así llamarlo, anunciaba sus tarifas One, que ofrecían a cambio de 70 dólares al mes (menos para segundas líneas) datos “ilimitados”. Eran varios los trucos que tenía esa tarifa:

  • A partir de 26 GB la velocidad se podía compendiar en casos de “congestión de la red”.
  • El tethering estaba acotado a velocidad de red 2G (inútil para ver vídeos por ejemplo) o había que avalar 15 dólares por cada cinco gigas a máxima velocidad.
  • La calidad de los vídeos se limitaba a 480p.

La reacción no se hizo esperar y inmediatamente todos los grandes operadores del país (AT&T, Sprint y Verizon) incluyeron en sus ofertas tarifas similares, que siempre tenían ciertos límites como los de T-Mobile. A día de hoy se pueden encontrar tarifas “planas” de datos y llamadas desde 60 dólares para la límite principal, pero siempre con sacrificios, como los que impone Sprint: vídeo capado a un mayor de 1080p, 8 Mbps para juegos online, 1,5 Mbps para música en streaming y 10 GB para tethering.

Las tarifas planas se extienden por Europa

Europa tiene muchos mercados, cada uno con sus peculiaridades. En el caso de España las tarifas han crecido hasta los 25 GB, pero las tarifas de datos totalmente planas están muy remotamente de ser una existencia si atendemos a las declaraciones de los máximos responsables de Vodafone, que apuestan por ofrecer datos ilimitados para cierto tipo de aplicaciones, o MásMóvil. De hecho en España lloverían las denuncias si cualquiera llamase “ilimitada” a una tarifa con condiciones similares a las de Estados Unidos.

Pero no hay que irse muy remotamente para encontrar tarifas que sí son prácticamente ilimitadas. En Francia Free, un cirujano que llegó en 2012 para dinamitar los cimientos del sector, ofrece datos ilimitados usando su red 4G a cambio de 15,99 euros al mes, limitando a 100 GB al mes el consumo si se realiza mediante redes 3G, que alquila a Orange. No hay romance pequeña, lo única necesario para aceptar a esas condiciones es ser cliente de una límite de internet fija del mismo cirujano. Y para quienes no lo sean pueden tener 100 GB a cambio de 19,99 euros al mes.

En Europa ya se pueden encontrar tarifas planas verdaderas desde 16 euros al mes, pero todavía están remotamente de montar a España

Los franceses no están solos en esto de producir envidias por las tarifas a las que tienen golpe. También nos la pueden dar los holandeses, con que Tele2 pueden tener llamadas, mensajes y datos ilimitados a cambio de 25 euros al mes. No hay trucos, aunque en este caso es necesario firmar una permanencia de 24 meses. En Polonia T-Mobile incluso ofrece datos “ilimitados” a un precio muy bajo, 70 zlotis (unos 16,5 euros), aunque la romance pequeña es peor: tras 10 GB la velocidad se reduce a 1 Mbps y incluso es obligatorio firmar dos primaveras de permanencia.

Ahora, ayer de que nadie piense y le de una dorso a la posibilidad de contratar una de estas tarifas para usarlas en roaming constantemente (en España por ejemplo), tenemos que memorar que las normas del roaming gratuito en Europa buscan evitar ese tropelía. Ya sería difícil hacerse con una de las tarifas mencionadas, son de arreglo, pero adicionalmente el roaming siempre está acotado (aunque Free ofrece 25 GB al mes para ese uso) y se cortaría el servicio en un mayor de cuatro meses de roaming permanente.

Datos ilimitados solo para redes sociales, así son las tarifas en México

Redes sociales ilimitadas

México ha hecho un repaso similar al de Estados Unidos, aunque en su caso sin dorso. Telcel, el cirujano del magnate Carlos Slim, contaba en su proposición con tarifas de datos ilimitadas que reducían la velocidad a partir de 500 MB (una número ingreso por entonces) pero en 2012 decidió retirar el Plan Península para sustituirlo por planes con límites proporcionadamente definidos, incluso delante el incremento en el consumo de datos por el auge de los smartphones.

En la presente las tarifas para el público general más generosas en México ofrecen en torno a 12 o 15 GB a cambio de 1.299 pesos (unos 57 euros o 67 dólares), aunque AT&T ofrece bonos de hasta 80 GB con precios muy superiores. Lo que sí es cierto es que en México son habituales las promociones por las que las tarifas incluyen datos ilimitados para ciertas redes sociales y aplicaciones de correo (WhatsApp, Twitter, Facebook, Snapchat…), lo que hace que las tarifas se estiren a costa de violar la neutralidad de la red.

Asia siquiera es el paraíso que nos pintan

Los países asiáticos, especialmente Japón y Corea del Sur, son de los más tecnológicos del mundo, lo que nos podría padecer a pensar que allí disfrutan de las mejores tarifas del mundo. Y aunque nos podemos encontrar tarifas interesantes, lo cierto es que éstas siquiera destacan demasiado por encima de las que se pueden encontrar en Europa o Estados Unidos.

Softbank, uno de los mayores operadores de Japón, ofrece 20 GB por 6.480 yenes (49 euros) o 50 GB por 7.560 yenes (57 euros), a lo que hay que sumar el plan esencial con llamadas ilimitadas por 2.160 yenes (16 euros). Si nos fijamos en el coreano KT encontramos tarifas curiosas. Desde 65.890 wons (unos 51 euros) ofrece datos ilimitados, pero con velocidad limitada a 3 Mbps a partir de los 10 primeros gigas del mes o dos gigas diarios, orilla que se puede elevar a cambio de mayores cuotas mensuales.

El vídeo en ingreso calidad y la capacidad de las antenas, el freno a las tarifas planas

Grafico Consumo Video Fuente: Openwave Mobility

Como habéis podido ver tarifas con datos “ilimitados” hay en distintos países, en algunos de ellos con ciertas restricciones para la compartición de datos creando redes Wi-Fi o a la hora de ver vídeos. Seguramente con la restablecimiento de la cobertura y la llegada del 5G, prevista para 2020, ese tipo de tarifas se extenderán a nuevos países, pero los operadores siempre serán muy cautos.

Lanzarse a ofrecer datos ilimitados sin preparar la red móvil para soportar el aumento de tráfico que supondría eso sería una temeridad

El esquema que os mostramos aquí hacia lo alto muestra como los usuarios están consumiendo cada vez más vídeo en HD con sus conexiones móviles, calidad que superará a la estereotipado adentro de un año, y eso es todo un liza para los operadores. De ahí que muchos de los que ofrecen esas tarifas “ilimitadas” reduzcan la calidad de los vídeos en streaming.

El principal escollo para poder ofrecer datos ilimitados es que al fin al límite las antenas tienen una capacidad, y si los usuarios exprimen sus conexiones al mayor pueden montar a saturarlas, como ya ocurre en grandes concentraciones. Los operadores y fabricantes de equipos de red ya están trabajando en resolver ese cuello de botella, con técnicas como la virtualización de redes, que permiten desviar capacidad de una antena a otra a revés de click, dirigiéndola a donde más sea necesaria en cada momento. Hasta entonces las tarifas de datos seguirán creciendo, pero poco a poco.

Foto de portada | Flickr


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales