así promete ser el si

De la transformación de la tecnología beben muchas áreas y la marcial no es ni mucho menos una excepción. Como ocurre con la espacial, en la carrera marcial incluso vemos piques y adelantamientos y ahora parece que es China la que ve desde el retrovisor a Estados Unidos y otros países al confirmarse el ampliación de un radar capaz de detectar aviones de combate furtivos, como el F-22 o el F-35.

De éste segundo hablamos en 2016 al ser poco renovador en cuanto a tecnología y tácticas militares, legado que integra un sistema de selección de objetivos que permite derivar el disparo a otras unidades o bases. El avión destaca por ser “indetectable” correcto a sus características, según describen, pero lo que parecen estar horneando en China pondría en lance esta capacidad de los aviones militares.

Que carencia escape a los “ojos” de la flota china, ni por brisa ni por mar

De lo que informó The National Interest a través de medios oficiales del país oriental es que el rumoreado KJ-600, un avión de dos motores turbohélice y unas 30 toneladas, integrará un radar capaz de detectar aviones de estas características (los cuales designan como stealth, poco así como furtivo o invisible). Concretamente se manejo de un radar Active Electronically Scanned Array (ASEA) o de barredura electrónico, el cual emite ondas de radiodifusión de diferentes frecuencias alternadas rápidamente, lo cual hace que sea más difícil evadirlo.

No se manejo de una nueva tecnología per se, legado que ya hay barcos chinos que integran estos sistemas de detección, pero el KJ-600 se lo llevaría a los cielos siendo un apoyo importante a la flota escuadra. Según Zhou Chenming, analista marcial del Instituto Knowfar de Estudios Estratégicos y de Defensa, la superioridad del sistema de detección del KJ-600 frente a otros como el Grumman E-2 Hawkeye es que, por otra parte de ser más sofisticado, es capaz de detectar un longevo rango de señales y en ángulos que en ocasiones se resisten.

Innovando, aunque los cielos no lo muestren

La innovación no es poco que ha caracterizado a las flotas aéreas militares en los últimos abriles, como repasaron minuciosamente en Magnet al objetar a la pregunta de por qué los cielos están llenos de aviones militares de más de 40 años. De hecho, tras un F-22 que ya no fue lo que se esperaba, el F-35 siquiera parece acaecer satisfecho del todo las expectativa cuando el propio Donald Trump quería acabar con el programa.

Pese a esto, no se escatima en presupuesto y esfuerzo en los “por si las moscas” militares y en China han dotado al que será aparentemente la tesoro de su corona aérea de un gran radar circular que según algunos expertos (del país) pone en la cuerda floja las supuestas capacidades de “indetección” de los cazas furtivos. El KJ-600 por otra parte sería útil en situaciones de emergencia durante catástrofes por su sistema de comunicación.

Queda que China haga poco más que mostrar la patita bajo la puerta de vez en cuando con los pellizcos de información e imágenes que nos van llegando. Según TNI aún queda trabajo por hacer en cuanto al despegue del avión, ya que el avión es muy pesado y despega demasiado lentamente, para lo cual están desarrollando un sistema electromagnético de divulgación (EMALS).

En Xataka | El F-35 puede conquistar los cielos sin necesidad de disparar un solo misil


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales