así investigará la NASA los misterios de l

No todo es correr al espacio foráneo en las investigaciones de la NASA ni todo son cohetes, ya vimos por ejemplo que tiene programas de vuelos para estudiar las auroras boreales. Pero en esta ocasión los vuelos son de un grandísimo espacio aerostático para estudiar la energía cósmica, o como ellos le llaman, el “súper globo de presión” (Super Pressure Balloon, SPB).

Y cuando decimos “grandísimo” no es por ir a lo cómodo y ser inespecíficos, es porque en este caso podemos medirlo incluso com campos de fútbol ya que con un peso de 2.495 kilogramos y con un prominencia total de 532.000 metros cúbicos es tan magnate como un estadio. El tirada en esta ocasión no se realiza en Estados Unidos, sino en Nueva Zelanda (donde ya se han emprendedor otros globos previos), y de hecho se ha conseguido por fin tras varios intentos frustrados por tormentas y ciclones.

Resolviendo unos misterios que nos pillan “cerca”

La representación de este súper espacio de presión es coger datos para ayudar a desvelar uno de los misterios que aún quedan de la exosfera para internamente: el origen de las partículas de energía cósmica. Así es como lo describe Angela Olinto, profesora de la Universidad de Chicago y jefa del plan, según publica la NASA, donde informan de que el súper espacio logró por fin inflarse del todo y desgajar en el aeropuerto de Wanaka (Nueva Zelanda) el martes 25 de abril a las 10:50 de la mañana (hora particular).

Pero, ¿qué son esas partículas? Es lo que se denomina radiación cósmica, y se alcahuetería de partículas subatómicas con mucha energía y que entran a gran velocidad procedentes del espacio, interactuando con los átomos de ázoe y creando luz ultravioleta fluorescente (que es lo que detectará el espacio). Se descubrieron al inquirir el origen de la conductividad eléctrica en la medio, pero aún no se conoce correctamente el propio origen de las mismas; si agujeros negros masivos, ondas de choque de supernovas, etc.

El súper espacio (de relativo bajo coste) de hecho es sólo la primera parte de una representación centrada en este fin, en la cual seguidamente sí habrá una parte en el espacio foráneo. Está previsto que el revoloteo de recogida dure 100 días y se realizará a una prestigio aproximada de 33,5 kilómetros a lo dadivoso del hemisferio sur, pudiéndose circunscribir en este enlace.

Imagen | NASA/BPO


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales