Así es la tecnología detrás de la carrera que recorrerá Santiago

10 equipos se preparan con tecnología de punta para confrontar el circuito chileno.

La Fórmula E es la competencia de vehículos eléctricos más importante a la aniversario y este sábado 3 de febrero se presentará en Santiago de Chile. Nacida en 2012, tuvo su temporada inaugural en septiembre de 2014 en Pekín, China. Desde entonces, ha servido como un verdadero laboratorio, donde las firmas innovan en la movilidad del siglo XXI.

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA), entidad detrás de eventos como la Fórmula 1 y la Fórmula E, decidió exhalar la iniciativa con la intención de fomentar la experimentación y crecimiento de estos vehículos y sujetar las emisiones de gases de objeto invernadero. De esta forma, en cada temporada podemos evidenciar parte de lo que podrían ser las futuras innovaciones de transporte eléctrico.

¿Por qué? Precisamente porque los vehículos eléctricos no contaminan como los tradicionales, que recurren a la abrasamiento de combustibles fósiles para funcionar. De hecho, estos autos utilizan acumulador y motores que se sofistican a pasos agigantados para marcar la diferencia en el circuito.

En la carrera se utilizan monoplazas que están reguladas técnicamente con la intención de crear un seguridad entre la tecnología y la destreza de los pilotos. Por esto, vemos que los vehículos lucen similares en cuanto a forma o aerodinámica.

Hay instrumentos como las baterías, los neumáticos y los chasis, que son transversales. Las baterías llegan hasta los 200 kg de celdas de iones de Litio, que proporciona una energía de 28 kWh, aunque la fórmula E pretende subir la capacidad a 54 kWh para la temporada 2018/2019. En tanto, los neumáticos, de 18 pulgadas, son proporcionadas exclusivamente por la firma Michelin y Dallara que construye los chasis.

Por otra parte, los equipos tienen la posibilidad de desarrollar su motor, convertidor y caja de cambios. Cada equipo mantiene su propias metodologías de fabricación buscando influir en el rendimiento y flexibilidad del equipo. En términos medios, los autos de la Fórmula E pueden acelerar desde 0 a 100 km/h en solo tres segundos. Al mismo tiempo, alcanzan una velocidad que oscila los 225 km/h. La potencia de los motores es de 270 caballos de fuerza aunque se calma que para la próxima temporada alcancen los 335.

En el caso de Santiago, la recta más rápida será la que irá por calle Santa María con un promedio de 214 km/h, por donde pasarán equipos como Virgin Racing, Dragon, Panasonic Jaguar, Venturi, entre otros. Así mismo, el circuito comprenderá el paso por otras calles como Merced y Alameda. El evento se desarrollará este sábado tres de febrero a partir de las 9 horas.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales