así es demorar a Marte a precio de ganga

La tarea Maven de la NASA que llevó una sonda a Marte costó 651 millones de dólares. La película ‘Marte’ (‘The Martian’) costó 108 millones. Pero aún último fue el coste de la tarea Mangalyaan, que por 78 millones de dólares llevó una sonda a Marte gracias al trabajo de la agencia espacial de la India. Una agencia en la que, por cierto, las principales responsables del éxito fueron mujeres.

Ese impulso se produjo en noviembre de 2013 y representó toda una demostración de cómo incluso con presupuestos ajustados se pueden alcanzar hitos increíbles para la historia de la exploración espacial. Las nuevas heroínas científicas de la india visten saris, se ponen flores en la habitante y mandan cohetes al espacio. Ahí es cero.

Una tarea de récord

Todo fueron récords en una tarea espacial que parece casi milagrosa, sobre todo teniendo en cuenta que solo el 40% de las misiones espaciales a Marte desarrolladas por las grandes agencias espaciales de todo el mundo han tenido éxito.

Manga2

La Indian Space Research Organisation (ISRO) anunció su objetivo de demorar a marte en 2012, pero el tiempo y presupuesto para lograrlo era condicionado. En primer superficie, el cohete debería ser atrevido puntual teniendo en cuenta que la distancia entre la Tierra y Marte fuera lo más corta posible: eso sucedería a mediados de 2013, lo que planteaba un plazo de 18 meses para el impulso.

A eso habría que sumarle las deposición técnicas de una sonda que debía orbitar Marte de forma autónoma y contar con cinco sensores para los experimentos científicos que encima deberían pesar menos de 15 kg juntos. Buena parte de esos sensores y del propio diseño de la tarea espacial los llevaron a final mujeres científicas.

Las heroínas de Marte

Es el caso del sensor desarrollado por Moumita Dutta que permitía detectar metano en Marte, poco crucial para indicar la presencia de vida o al menos de agua en algún momento de la historia del planeta. La integración de ese sensor en el resto del equipo lo realizó Minal Rohit, otra científica que dejaba claro que “en el espacio no hay errores aceptables”.

Manga3

Otro de los sistemas críticos de la tarea fue el de su sistema de navegación autónoma. La distancia media entre la Tierra y Marte es de 225 millones de kilómetros, lo que supone que una señal desde la sonda hasta el control de tierra tardaría 12 minutos en demorar, más otros 12 para contestar y corregir cualquier potencial sentencia detectado.

La tarea no podía necesitar de eso, y la diseñadora de tarea Ritu Karidhal fue la responsable de este sistema. La trayectoria de la tarea fue calculada por otra de esas heroínas, Nandini Harinath, otra de las integrantes de un equipo de científicas que han demostrado que no hacen desatiendo grandes presupuestos ni agencias espaciales o empresas privadas multimillonarias para apoyar estos proyectos.

Esto es poco sorprendente en un país harto de contrastes y que tan pronto apoya el papel de estas mujeres en agencias como la ISRO (un 25% de su plantilla son mujeres) como pone barreras y obstáculos para los derechos y educación de las mujeres en otras partes del país.

Vía | Backchannel
En Xataka | Así es como India ha conseguido la misión a Marte más barata de la historia


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales