Así es de cerca el smartwatch de Louis Vuitton del que todo el mundo habla

louis vuitton

No, sacar un temporalizador inteligente de suntuosidad no es carencia nuevo -firmas como TAG Heuer o Montablanc tienen ya sus propuestas desde hace tiempo-, pero eso no quita para que siga siendo poco que nos claridad la atención. En esta ocasión la compañía “exquisita” decidida a sumarse a la moda del smartwatch es Louis Vuitton, marca que hace unos días debutó con su primer temporalizador conectado. Bautizado como Tambour Horizon, el equipo ha llamado suficiente al atención por la firma que lo respalda, por su desorbitado precio (hablamos de 2.490 dólares/2.300 euros en España) y por su propio diseño, suficiente impresionante y proporcionadamente rematado, según nos cuentan -como para no serlo con ese coste.


Por si no lo tienes fichado, te contamos que este temporalizador inteligente cuenta con una pantalla de 1,2 pulgadas AMOLED y un chasis de espada inoxidable positivamente atún -el más elegante de ningún modo gastado en un temporalizador así, nos cuenta nuestra compañera Nicole de Engadget en inglés. Este espada podrás encontrarlo en el rematado comentado así como de tipo cepillado o en enfadado, pudiendo designar por otra parte -como no- entre más de 60 estilos diferentes de las correas Louis Vuitton, 30 para hombre y 30 para mujeres.


Disponible en interpretación de 42 mm, quizás puede resultar poco prócer para las muñecas más delgadas, por no conversar del grosor de la caja (hablamos de 12,5 mm) y el propio peso del smartwatch, aunque el propio dibujo del temporalizador en la periferia ayuda a disimular su cuerpo visualmente.

Louis Vuitton

El Tambour Horizon cuenta con una hilera de 300 mAh, con la que Louis Vuitton asegura que aguantará cerca de de un día -novedad y tal. Se incluyen un procesador Qualcomm Snapdragon 2100, 512 MB de RAM y 4 GB de almacenamiento, pero no viene con educador de ritmo cardíaco. Android Wear 2.0 se encarga de ofrecer al usuarios las herramientas de dirección y uso necesarias para sacarle partido, añadiendo por otra parte “watchfaces” especiales de la marca y hasta dos apps propias de la casa desarrolladas para la ocasión -una de rumbo de ciudades y otra de dirección de viajes con información de tu revoloteo, etc. Está luego claro que cuando la firma parisina diseñó su temporalizador pensaba en cierto con mucho efectivo y que viaja con frecuencia.

Louis Vuitton

Como apuntamos, el temporalizador parte de los 2.490 dólares/2.300 euros, aunque el más atún (el de espada enfadado) se sube a los 2.900 dólares (unos 2.700 euros, imaginamos, aunque no tenemos confirmación para España de este maniquí). Con semejantes precios, es difícil recomendarlo. Y ya no es solo una cuestión de cartera. La mayoría de las personas que compran las versiones analógicas de estos relojes de suntuosidad quieren que duren primaveras, posiblemente décadas. Un smartwatch, tan progresista como pueda ser ahora, probablemente estará obsoleto en sólo dos primaveras. Al menos el TAG Heuer Connected Modular 45 permite canjear una ligera puesta al día con sus módulos, pero este imponente Louis Vuitton Tambour Horizon no tiene tal opción. En ti queda valorar si quieres gastarte cerca de 2.000 cada dos primaveras para tener un temporalizador atún… y efectivo.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales