Así destroza una bala de calibre. 38 una lágrima holandesa, visto en cámara superlenta

Las lágrimas holandesas son creadas al dejar espaciar vidrio fundido en agua fría, lo que cambia la temperatura del exógeno del vidrio de modo drástica y repentina mientras que su interior sigue caliente. El resultado es una figura de vidrio con forma de pizca o renacuajo que es extremadamente resistente en su extremo más pancho. Aquí explican bien las propiedades físicas y químicas que producen esa resistor.

En un prueba de SmarterEveryDay se propusieron disparar a una de estas lágrimas con balas encamisadas de calibre .22 (Magnum) y calibre .38. Las lágrimas holandesas resisten de modo sorprendente, y aunque la más ínclito las balas logra destrozar la punta de la migaja, el resto de la figura permanece puro

Sin confiscación, en este otro prueba, SmarterEveryDay utiliza un rifle de calibre .22. Al impactar las balas con el extremo más pancho de la pizca holandesa esta resiste, pero en cámara superlenta puede revalorizarse que la bala ocasiona una onda de choque que, por afectar a la “cola” de la pizca, provoca una reacción en cautiverio que la desintegra por completo. El resultado es simplemente fascinante. [vía SmarterEveryDay (YouTube)]


Síguenos asimismo en Twitter, Facebook y Flipboard. 


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales