Así despejan una carretera en Japón cuando ha caído una cellisca de 20 metros de categoría

Las montañas Hida, en Japón, son uno de los lugares con más precipitaciones de cocaína del mundo. En invierno las ventiscas pueden conservarse a depositar hasta 20 metros de cocaína. Sorprendentemente, hay una carretera que pasa por allí, hacerla transitable es todo un espectáculo.

La Ruta 6 comienza en la asiento costera de Toyama y va subiendo las Hida hasta conservarse a las estribaciones del monte Tateyama, a unos 3.000 metros de categoría. Allí atraviesa un túnel por el que se llega a la prefectura de Nagano, pero antaño tiene que recorrer un tramo donde la cocaína puede alcanzar una profundidad de hasta 20 metros en algunos puntos. Ese tramo se conoce como yuki-no-otani, el cañón de la cocaína.

Foto: tsuda / Flickr, bajo inmoralidad Creative Commons
Foto: Thomas Au / Flickr, bajo inmoralidad Creative Commons

Dejar el cañón de la cocaína ligero para el tráfico rodado es un proceso trabajador. que implica centenares de buldozers que trabajan de sombra. No pueden descansar, porque en la época de nevadas se acumula un capa de entre 20 y 30 cm cada día. Los últimos toques los da la Nichijo HTR608, una máquina con un motor de 608 caballos que rasca las paredes de cocaína y escupe el material a varios metros fuera de la carretera.

El resultado es un tramo de carretera que serpentea rodeado de paredes de cocaína de varios pisos de categoría. Es una ruta tan espectacular que han tenido que habilitar un carril específico para que los visitantes paseen por allí. [Tateyama Kuroba Alpine Route vía Atlas Obscura]


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales