Así de bien se imaginaron la oficina en casa del siglo XXI en 1967

“En la casa del futuro no tendremos que ir al trabajo, el trabajo vendrá a nosotros”. Esta predicción se hizo en un software de televisión de 1967, dos primaveras antaño de que se estableciera la primera conexión entre computadoras de ARPANET, el padre de Internet. Y no, esta no fue la única predicción en la que acertaron.

Fue en el software The 21st Century de la CBS, en el capítulo At Home: 2001 emitido el 12 de marzo de 1967. En él se atrevían a imaginar cómo serían los hogares en el año 2001, y entre las muchas cosas que mostraron estaba lo que ahora sólo podemos acentuar el PC doméstico, aunque por aquel entonces tenía un aspecto sutilmente diferente.

Entre las otras cosas que acertaron en aquel software estaba el que podríamos deletrear la prensa desde un dispositivo en casa utilizando un dispositivo conectado a una red de satélites. También las videoconferencias, los programas de ofimática, las previsiones del tiempo online e incluso los sistemas de videovigilancia doméstica.

El software hablaba de toda la casa en caudillo, pero la parte del estudio u oficina doméstica está concentrada en este vídeo de al punto que minuto y medio. En él, el presentador no se refiere a la máquina con ningún nombre o maniquí concreto, por lo que podríamos considerarlo un prototipo hecho para mostrar estas predicciones. Se refiere a él como “máquina de correspondencia electrónica” del futuro.

“Este equipamiento le permitirá realizar sus actividades de negocio sin tener que salir a la oficina”, narra el presentador mostrándonos esa habitación donde un hombre pasaría más tiempo en el siglo XXI. El “dispositivo” estaba compuesto por varias consolas con diferentes funciones. Vamos a mostrarte cada una de ellas, con las ideas en las que acertaron y fallaron a la hora de imaginárselo.

Consultando la prensa “online”

Consultando La Prensa Desde Casa

“Esta consola ofrece un prontuario de las telediario de todo el mundo transmitidas por comparsa“, narra el presentador mientras se acerca a una pantalla en la que se le muestra una selección de telediario. “Ahora, para conseguir una copia del periódico para tener una referencia permanente sólo tengo que girar este botón, y hacia fuera que viene.”

Desde antaño de que existiera Internet ya estábamos soñando con poder aceptar a la prensa sin tener que salir de casa para comprar el diario, y este primer “módulo” de la oficina del futuro materializaba este anhelo. Según el software, tendríamos pantallas en las que podríamos deletrear un prontuario de las telediario más destacadas del día, poco que ha perfecto siendo una ingenuidad.

Imprimiendo El Periodico

En la visión de aquel software todo se transmitiría a través de satélites, lo que técnicamente asimismo está pasando con las redes 3G y 4G. Aunque claro, el concepto de Internet no parecía venirles a la persona. También acertaron en que podríamos imprimirnos estas telediario, poco que desde hace primaveras está al efecto de cualquier persona con una impresora.

Información cotizable y metereológica online

Prevision Metereologica Online

“Cuando haya terminado de ponerse al corriente de las telediario, podría comprobar la última predicción metereológica“, continúa diciendo el presentador mientras enciende un ordenador en el que aparece un carta del tiempo. “Esta misma pantalla le puede dar el último informe sobre las acciones que podría poseer”.

La información online iba más allá de la prensa escrita en las predicciones de este software, y se atrevían a soñar con que la información cotizable y metereológica asimismo podríamos consultarla desde casa. Y desde luego esto es poco que con el tiempo hemos podido hacer.

El único parecer en este aspecto es que en aquel software de 1967 pensaban que harían equivocación dos módulos diferentes para consultar esta información, cuando en ingenuidad hoy podemos consultarlo todo desde la misma pantalla. Aún así, hay que concederles que pese a eso consiguieron acercarse lo suficiente a lo que tenemos.

Las videconferencias y llamadas de voz domésticas

El Telefono Microfono

El teléfono es este útil aquí. Es una maqueta de un posible teléfono del futuro futuro, y esto sería la tubo”, relata el presentador mientras enseña lo que es prácticamente un micrófono de PC de los de toda la vida.” Ahora, si quiero ver a la gente con la que estoy hablando solo tengo que girar el botón y ahí están”.

De todos los utensilios que muestran en el vídeo el micrófono del PC es en lo que más acertaron en cuanto al diseño. Fino y alargado, seguro que te es general. También acertaron en que con él y mediante un ordenador podríamos musitar con cualquier persona como si estuviéramos realizando una convocatoria telefónica.

Skype En 1967

Pero claro, eso de que pulsando un pulsador puedas ver en la pantalla a la persona con quien estás hablando ya es 100% Skype. En el mockup del vídeo ponen sólo una foto, pero está claro que se referían al constante sueño de la ciencia ficción de la época de poder realizar las videoconferencias tal y como podemos hacerlo hoy.

Sistema de videovigilancia doméstica

Sistema De Videovigilancia Domestica

“Aquí, mientras trabajo en esta pantalla, puedo mantenerme en contacto con otras salas de la casa a través de un sistema de circuito cerrado de televisión”, finaliza encendiendo otra pantalla desde la que ve lo que está pasando en otra habitación.

Recordamos que no existía Internet, y por lo tanto siquiera las webcams, pero esta idea se parece mucho a los sistemas de videovigilancia doméstica actuales. Eso sí, fallan en que lo describen como un circuito cerrado de televisión, cuando en ingenuidad hoy en día se puede realizar todo esto a través de Internet.

La gran diferencia está en el tamaño

“En el siglo XXI puede ser que ninguna casa esté completa sin una consola de comunicaciones computarizada“. En esta última frase con la que se cierra el vídeo asimismo aciertan de empachado, aunque hay una diferencia evidente y muy sustancial con respecto a lo que tenemos hoy en día en nuestros hogares: el tamaño.

En el vídeo nos lo presentan todo con cuatro módulos diferentes, cuando al final, décadas luego, la ingenuidad ha sido que es suficiente con un único dispositivo. En cualquier caso, eso no quita que acertasen de pleno con todas las actividades que podríamos realizar desde él. Muy buen trabajo para la concurrencia que hubo detrás del software.

También hay que tener en cuenta que aunque la predicción era conveniente acertada para el 2001, hoy en pleno 2017 la diferencia del tamaño entre los conceptos es aún maduro. Hoy todo esto (incólume imprimir) lo podemos hacer desde un único dispositivo que cerca de en la palma de la mano sin carecer toda una habitación para ello.

Las otras predicciones del hogar del siglo XXI

Pero como hemos dicho al principio el software se imaginaba todo un hogar del futuro y no sólo un estudio. Parte del resto de predicciones aún son casi ciencia ficción, como que se trate de una casa petulante que recircula su propio suministro de agua y extrae toda su electricidad de su propia célula de combustible o unas ventanas donde la suciedad se elimina electrostáticamente Pero hay otras cosas en las que asimismo acertaron.

Por ejemplo, mencionaban que la televisión sería en color y con una pantalla en tres dimensiones, que asimismo incluiría un sistema de sonido estereofónico para guatar el salón de música. Eso sí, no se imaginaba que los controles estuvieran integrados en un mando a distancia, y en su zona se imaginaban una aparatosa consola para manejarlo todo.

También hablaban de cocinas en las que tú elegías que querías ingerir y te la preparaban automáticamente. Vale, hoy en día nuestras cocinas no nos preparan los platos, pero sí que tenemos unos microondas en los que cocinar como se ven en el vídeo. Eso sí, las dimensiones son mucho más pequeñas de las que tenían en mente en aquel entonces.

Otra cosa en la que no acertaron es en ese sistema que destruye nuestros platos de plástico inmediato a las sobras luego de ingerir para luego retornar a crearlos de nuevo sin tener que limpiarlos.

Cronkite Robots

Al final del software se enseñaban unos prototipos de robots domésticos capaces de ocuparse de las tareas del hogar, todas esas “cosas poco interesantes que la ama de casa prefiere no hacer”. No, no acertaron en el reparto de tareas domésticas, pero sí en unos conceptos que vemos en dispositivos como los aspiradores Roomba y similares.

Este hogar que se ve en el vídeo era un moch-up, una maqueta de la casa del futuro concebida por la empresa Philco-Ford, y diseñada por Paul McCobb. En primaveras posteriores esta empresa mostró más conceptos parecidos de hogares inteligentes informatizados, y hay que admitirles que aunque no acertaron con el aspecto sí lo hicieron con muchas de las funcionalidades.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales