Apple buscaba reinventar la rueda y ese fue el más grande problema del esperado Apple Car

Fue en febrero de 2015 cuando surgió por primera vez la información de que Apple estaba trabajando en ‘Project Titan’, un supuesto coche que con el tiempo ha ido modificando sus planes. En estos dos primaveras y medio han aparecido todo tipo de versiones que no logran ponerse de acuerdo en lo que está creando Apple, donde el problema no es la información, sino la misma compañía y sus ambiciosos planes.

Hace unos minutos, The New York Times dio a conocer interesantes detalles provenientes de cinco diferentes personas quienes supuestamente están al tanto de los planes de Apple y su ‘Project Titan’. Proyecto que ha cambiado de rumbo oportuno a errores que han ocasionado que la idea de crear un automóvil desde cero haya pasado al expansión de software para conducción autónoma.

Los plazos arbitrarios y poco realistas mataron al Apple Car

Según la información, la idea principal de Apple en un inicio era crear un coche eléctrico con sistema de conducción autónoma, una idea que rayaba en lo ficticio y que los llevó a desacuerdos entre algunos directivos, terminando en la renuncia de Steve Zadesky, quien estaba a cargo del tesina y que dejó la compañía tras 16 primaveras.

Varios miembros del equipo empezaron a quejarse de los cambios de planes, presiones y plazos poco realistas, lo que llevó a que el tesina se pospusiera en tres ocasiones. Dentro de todo esto caos había varias vertientes del tesina, una que iba sobre un coche semiautónomo, que es la que perseguía Zadesky, y otra que buscaba crear un coche completamente autónomos, impulsada por Jonathan Ive.

Según se menciona, Ive habría provocado la salida de Zadesky oportuno a la presión de tramar un coche sin volante y sin pedales, ya que el jerarca de diseño buscaba “reimaginar la experiencia del automóvil”. Incluso se diseñaron puertas silenciosas y motorizadas, un sistema de verdad aumentada en el tablero, así como la posibilitada de utilizar ruedas esféricas, ya que ayudarían al desplazamiento inevitable y vecino del coche.

Una de las fuentes entrevistadas menciona que, fielmente, Apple buscaba reintentar la rueda, y eso llevó al fracaso del concepto al ser casi difícil de realizar. Lo cual mostraba un problema de fondo en Apple, ya que la compañía se enfrentaba a la presión de crear el sucesivo producto renovador. Incluso se estuvo trabajando en un sistema activo exclusivo para el coche que llevaría por nombre ‘carOS’, pero aquí asimismo hubo problemas al no ganar un acuerdo entre usar C++ o Swift como plataforma de expansión.

De coche a plataforma autónoma de inteligencia químico

Ante los problemas en el expansión, la errata de visión y exceso de confianza, en julio de 2016 el experimentado Bob Mansfield tomaba las riendas con un solo objetivo: sacar delante ‘Project Titan’ y hacer de él un tesina realista. Y hasta entonces fue cuando morapio un reboot en los objetivos desaseado la idea de crear un coche desde cero y centrándose en el software, poco muy similar a lo que hacen actualmente Waymo (Google) y Uber.

Apple Car

Mansfield decidió deshacerse del equipo de hardware y centrarse en probar sistemas autónomos sobre coches ya existentes, por ello empezamos a ver los primeros coches en la calle. Incluso el mismo Tim Cook confirmó en junio de este año que estaban trabajando en tecnología para desarrollar inteligencia químico para automóviles más que un transporte en sí, y es que hasta ese punto el coche de Apple, como el concepto que había nacido, ya estaba muerto.

Ahora mismo, la compañía sigue probando sus sistemas en coches internamente de algunas zonas de Cupertino y en los próximos días arrancarán el software ‘PAIL’, que hace remisión a Palo Alto e Infinite Loop, el cual consistirá en pequeños vehículos autónomos que servirán para transportar al personal entre oficinas. Este software finalmente arrojará luz a poco en lo que Apple lleva tiempo trabajando, y el cual será determinante para el futuro de la compañía.

Vía | The New York Times
En Xataka | Sin manzanas a la vista y con el mismo Lexus que Google: Apple ya está probando su sistema de conducción autónoma


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales