Acabamos de descubrir casi un centenar de volcanes escondidos bajo el hielo de la Antártida

Por tres, los volcanes conocidos de la Antártida se acaban de multiplicar por tres. Un grupo de investigación liderado por la Universidad de Edimburgo ha descubierto 91 volcanes escondidos bajo el hielo de la Antártida (algunos de casi 4000 metros de cima).

Según los geólogos, con este sorprendente descubrimiento, esta inmensa región del oeste de la Antártida acaba de desbancar al Rift de África oriental como la región terráqueo con viejo densidad volcánica que conocemos. Algo que teniendo en cuenta el enrevesado equilibro del Polo Sur podría ser una malísima nueva para el clima del mundo impasible.

Lo que el hielo esconde

A lo derrochador de los siglos, y gracias a las sucesivas expediciones antárticas, se han ido localizando bastantes volcanes. Hasta hace unos días conocíamos solo a 47 de ellos.

La cuestión que se preguntaron los investigadores era otra: por qué conocíamos esos 47. ¿Era porque solo existían medio centenar o era porque se trataban de los más evidentes, los más visibles? ¿Podría favor otros equipos ocultos bajo el hielo que no hubiéramos opuesto aún?

Era una cuestión mucho más obvio de formular que de reponer: no es carencia sencillo encontrar “evidencias de conos volcánicos ocultos” en kilómetros de cocaína. Por eso, los investigadores han usado numerosos estudios geológicos previos, imágenes vía comparsa y mediciones efectuadas con radares sobre la profundidad del hielo y su estructura.

Captura Comparativa entre el oeste de la Antártida y el Rift de África uruguayo

Como decíamos, el resultado son 91 volcanes nuevos que oscilan entre los 100 y 3.850 metros. Todos ellos están cubiertos completamente de hielo y se sospecha que bajo el mar haya aún más. Por ahora, y con al menos 138 volcanes en un espacio tan pequeño, la vulcanología tiene que originarse a pensar en la Antártida de una forma completamente nueva.

Un descubrimiento repleto de dudas

Captura

Es un descubrimiento pasmoso, pero igualmente muy inquietante: ¿Qué bienes podría tener una erupción volcánica en el ecosistema meridional? Para originarse, y como señala en The Guardian Robert Bingham, coautor del estudio, “si uno de esos volcanes entrara en erupción podría desestabilizar todas las placas de hielo del oeste antártico”.

Esto es preocupante porque, como hemos comentado en otras ocasiones, el clima de la Antártida empieza a resentirse (y calentarse) año tras año. Por lo que la gran pregunta es: “¿cómo de activos son esos volcanes? ¿Corren peligro las grandes extensiones de hielo polar?”. Es poco que debemos determinar lo más rápido posible, si queremos ajustar nuestras previsiones climáticas.

¿Una bala de relojería?

Puu Oo

El problema existente en este momento es que no sabemos cómo de activos han sido esos volcanes en el pasado. No tenemos ninguna pista y, por supuesto, no sabemos qué intención han tenido sobre el hielo de la Antártida ni sobre el nivel del agua en los océanos de todo el mundo.

No obstante, hay un referencia a tener en cuenta: hay varias teorías sismológicas que señalan el aumento de la actividad volcánica en zonas que han perdido su cobertura de hielo (como Islandia y Alaska). No está muy claro cuál es el mecanismo que actúa, pero de ser cierto nos podemos encontrar frente a otra bala de relojería.

Si el hielo quebranto demasiado por el calentamiento del continente, el incremento de actividad volcánica puede rematar desestabilizando totalmente la capa de hielo (y, de paso, el clima de medio mundo). El intención que podría tener esto sobre el clima es completamente desconocido. Pero como dicen los autores del trabajo, deberíamos de ponernos a investigar sobre ello.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales