A este Porsche 911 SC Targa de 1979 le metieron una batería de Tesla para transformarlo en un clásico eléctrico

Más de uno pensará que es una pésima idea, un ultraje a una mítica estancia de la historia del motor, pero bueno, así son las cosas y es una curiosidad que tiene una interesante propuesta.

La compañía británica Electric Classic Cars, que como su nombre lo indica se dedican a variar coches clásicos en eléctricos, ha puesto manos a la obra para convertir un Porsche 911 SC Targa de 1979 en un transporte que sólo necesitará energía eléctrica para circular. Donde lo más interesante de todo, es que han usado un paquete de baterías que perteneció a un Tesla Roadster.

Un clásico Porsche con corazón Tesla

Por fuera este Porsche luce como un clásico Targa de los abriles 70, pero su interior ha sido modificado completamente para ponerse al día como coche eléctrico, una transformación poco popular y mínimo trueque. Su potente motor de seis cilindros ha sido reemplazado por dos motores eléctricos pero manteniendo la caja de cambios manual de cinco velocidades.

Contrario a lo que muchos esperaban, este Porsche no pierde potencia ni velocidad, incluso logra el 0 a 60 mph en medio segundo menos que su lectura con motor de combustión, por lo que mantiene el espíritu de la marca. La autonomía llega por parte un paquete de baterías de 54 kWh heredados de un Tesla Roadster, el cual ha sido la parte más complicada de instalar oportuno al poco espacio que hay en este Targa.

La autonomía queda en torno a los 200 kilómetros con carga completa, que es más de lo que ofrecen otras versiones eléctricas en el mercado. La restauración asimismo fue una parte primordial en el renacimiento de esta gema, ya que antiguamente convertirlo en eléctrico tuvo que acontecer por un desprendido proceso de lijado y aplicación de capas de pintura, trayendo así a la vida su aspecto llamativo.

Hoy día, los trabajos de restauración de coches clásicos con trabajos de electrificación están creciendo en varias regiones del mundo, ya que se vuelven piezas únicas que ocasiones aumentan su valía, incluso por encima de una lectura llamativo. Por ello se está convirtiendo en un trabajo muy rentable ya que los precios de estas restauración suelen exceder el millón de dólares, donde adicionalmente, no existe una respaldo de que el resultado final se cien por ciento sencillo. Pero muchos creen que es un peligro que vale la pena tomar.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales