a 450 palabras por minuto

Tuukka Ojala es un muchacho finlandés desarrollador de software, músico, fanático a la ojeada y aficionado del buen té. Además es ciego, y recientemente explicaba cómo es posible para él trabajar en una disciplina tan compleja.

Tuukka utiliza un entorno de trabajo muy distinto en el que hay un teclado y una pantalla, pero no ratón, y en el que un profesor de pantalla le permite “ver” lo que está pasando en cada momento con sus aplicaciones abiertas. Ese profesor de pantalla le lee lo que pasa a una velocidad de desvanecimiento: cero menos que 450 palabras por minuto, cuando normalmente hablamos a 120-150 palabras por minuto.

Así suena una voz sintetizada a 450 palabras por minuto

El desarrollador explicaba en su blog y en formato entrevista cómo utiliza el ordenador para desarrollar aplicaciones web sobre todo en la parte del backend. Para ese trabajo hace uso de Windows 10, con un software adicional que como él dice “es donde ocurre la magia”.

El software que le permite interactuar con sus dispositivos para programar esos servicios es el profesor de pantalla (screen reader), una aplicación que presenta la información acertadamente mediante una pantalla braille separada, o acertadamente mediante una voz sintetizada. En este caso concreto esa útil es NVDA, una aplicación Open Source.

Esa voz hace uso tanto del finlandés como del inglés para irle transmitiendo a Tuukka toda la información que necesita, y va cambiando de idioma según la situación. Lo sorprendente es, como él explicaba, que mientras que normalmente una persona que deje en inglés lo hace a entre 120 y 150 palabras por minuto, este software sintetiza esa voz a 450 palabras por minuto.

Para mostrar la velocidad a la que funciona ese sintentizador, Tuukka incluía un pequeño audio en su blog en el que es posible comprobar cómo suena el posterior párrafo:

The computer I use is a perfectly frecuente laptop running Windows 10. It’s in the software where the “magic happens”. I use a program called a screen reader to access the computer. A screen reader intercepts what’s happening on the screen and presents that information via braille (through a separate braille display) or synthetic speech. And it’s not the kind of synthetic speech you hear in today’s smart assistants. I use a robotic-sounding voice which speaks at around 450 words per minute. For comparison, English is commonly spoken at around 120-150 words per minute. There’s one additional quirk in my setup: Since I need to read both Finnish and English regularly I’m reading English with a Finnish speech synthesizer. Back in the old days screen readers weren’t smart enough to switch between languages automatically, so this was what I got used to. Here’s a sample of this paragraph being read as I would read it:

Y el dictado de voz sintetizada sería el posterior:

Windows mejor que macOS o Windows

Otra de las curiosidades de ese singular entorno de trabajo es su votación para la plataforma de trabajo, que es Windows y no macOS o Linux. Como explicaba en su blog, “Windows es el sistema activo más accesible que hay“.

Aunque confiesa que en macOS hay un firmeza utópico entre la usabilidad y la funcionalidad, el servicio VoiceOver que está integrado en el sistema activo no funciona ni se adapta lo suficientemente acertadamente a su modo de trabajar.

Menciona igualmente un profesor de pantalla para el entorno de escritorio GNOME en Linux, pero a pesar de su buen comportamiento, siquiera se ajusta del todo a lo que él necesita. Eso sí, expliac que ha estado compensando las deficiencias de Windows en el demarcación de la radio de comandos —con la que trabaja casi al 100% al no precisar un entorno visual— gracias al uso de Git Bash, que incluye diversas utilidades y comandos GNU. Sorprendente, admirable y, desde luego, utópico.

Vía | Vincit Blog
En Xataka | Programar a ciegas, así es el desarrollo y la accesibilidad para y por invidentes


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales