7 consejos para conciliar el sueño en esas noches que no paras de pensar 

Llevas varios días durmiendo mal, te sientes cansado y no paras de mirar el temporalizador para que llegue la hora de ir a la cama. En circunstancias normales dormirías “de un tirón”, pero resulta que no, que ese día tu mente no para y tiene una actividad que no te permite acostarse. Estos son algunos consejos de los expertos.

En muchas ocasiones cuando vamos a acostarse parece como si nuestro cerebro no se callara, poco que obviamente afecta a la hora de conciliar el sueño. Si aceptablemente hay gentío que llega a sufrir con estos pensamientos hasta el punto de ser una señal de ansiedad, a casi todo el mundo le ha ocurrido aunque sea de forma esporádica.

Conforme nos hacemos mayores el problema parece agrandarse. ¿Existe algún remedio para acostarse? Aunque no hay una respuesta mágica a todos los problemas, los expertos tienen una serie de consejos que pueden ayudar. Empezamos:

Distráete con listas mentales sin sentido

Como lo oyes. Según explica Neil Stanley, un reputado investigador en el campo del sueño, el requisito rotundo para alcanzar acostarse es una mente tranquila. ¿Solución? Stanley propone que pensemos en poco más en espacio de lo que nos preocupa u ocupa la mente.

Puede ser cualquier cosa de interés, pero que no tenga importancia para nosotros. De esta forma podemos dedicarle poco de energía cerebral sin chocar con el mundo efectivo y retornar directamente a esas preocupaciones que no nos permitían acostarse.

Piensa al revés y prostitución de mantenerte despierto

Ilustración: Angelica Alzona

El profesor de medicina en Oxford, Colin Espie, dice que pensar en acostarse y desear que suceda es la fórmula perfecta para permanecer despierto. ¿Qué hacer? Si le damos a nuestra mente la instrucción paradójica de permanecer despierto es más probable que finalmente podamos acostarse.

Levántate de la cama

Para Jenni June, otra investigadora del sueño, si hemos pasado más de 20 minutos intentando acostarse sin suerte, lo mejor es levantarse de la cama. Según la investigadora:

Sin mirar el teléfono o cualquier otro dispositivo con pantalla, vete a otra habitación con poca iluminación donde tengas un cuaderno. Escribe los pensamientos que te están manteniendo despierto. Termina con las palabras: “Puede esperar hasta mañana.” Luego vuelve a la cama, concentra la respiración y relájate.

Escribe lo que estás pensando

Kathryn Pinkham, médico diestro en casos de insomnio, explica que una opción es volcar todo lo que tenemos en la vanguardia sobre el papel. Se prostitución de una fórmula terapéutica de ver que probablemente no tenemos que preocuparnos de esas cargas mentales, de dividir las preocupaciones “reales” de las que no lo son. En el caso de que sean reales propone añadir un plan de energía o opción y luego retornar a la cama.

Respirar profundamente

Ilustración: Angelica Alzona

Dice Christabel Majendie, terapeuta del sueño, que la respiración profunda actúa como una poderosa técnica de distracción, sobre todo si se combina con el recuento. Según Christabel:

Concéntrate positivamente en tu respiración y cuenta, y si tu mente divaga, sólo toma nota de ello y vuelve tu atención al deporte. Puede que tengas que hacerlo durante diez minutos más o menos ayer de sentirte totalmente relajado y en posición de acostarse.

Intenta no contender

La investigadora Jenny Stephenson dice que debemos tratar de no ser tan duros para pasar el insomnio y deshacernos de los pensamientos no deseados. Stephenson recomienda memorizar a observar y aceptar estos pensamientos que aparecen en la oscuridad.

Planifica tomar un poco el sol al día próximo

Terminamos con el escritor y entendido en el campo del sueño, David K. Randall, quien dice que obtener poco más de exposición al sol en la media mañana puede ayudar a reajustar el temporalizador interno del cerebro y hacer más sencillo que nos quedemos dormidos por la oscuridad. [NYMag]


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales