7 alucinantes vídeos en los que la IA nos engaña

Cada vez resulta más difícil distinguir si una imagen es actual o no si está correctamente editada con Photoshop o cualquier otro software de retoque fotográfico, pero es que esas técnicas han ido trasladándose al mundo del vídeo y el audio, y es allí donde la inteligencia industrial ha conseguido crear ilusiones que cualquiera podría dar por reales.

Lo demuestran los últimos vídeos publicados por NVIDIA en los que se ve cómo es posible trocar un vídeo tomado de día en otro que ocurre por la indeterminación, o de uno que transforma el invierno en verano. Sin olvidar, claro, los vídeos que cada vez nos hacen creer más en que determinado dijo poco en un vídeo que en ingenuidad nunca dijo. Ya ni siquiera se necesita su cara en movimiento: puntada con una foto.

Una ingenuidad alternativa que parece tan actual como la nuestra

Los avances en materia de inteligencia industrial han hecho que las redes neuronales y el formación maquinal sirvan como saco para crear una ingenuidad alternativa, una que simplemente necesita una buena cantidad de datos reales para luego difundir otros tantos completamente ficticios pero que parecen reales.

Hace unas semanas NVIDIA presentaba un sistema que generaba fotos de concurrencia que en ingenuidad no existía, y aunque si uno se fijaba en algunos detalles podía comprobar cómo había ciertos errores en las caras generadas, esas imágenes podrían ser tomadas por reales para muchos usuarios sin tanta capacidad de observación.

No te creas lo que escuchas…

Ese farsa se ha ido acompañando de otros muchos. La empresa Lyrebird creó hace unos meses un software capaz de sintetizar una voz idéntica a la de cualquiera de nosotros, y para ello solo le puntada un minuto de nuestra voz actual.

Adobe ya hizo poco similar hace un año con su Project Voco, aunque en este caso necesitaba 20 minutos de audio, pero con el software de Lyrebird sería posible —por ejemplo— oír a Donald Trump declararle la pleito a España, y el resultado sería perfectamente factible.

El software de Lyrebird podría combinarse con el que apareció en marzo de 2016 y que simulaba el movimiento de los labios de cualquier persona al conversar basándose en la monasterio de vídeos de esa misma persona hablando.

O ni siquiera eso, porque bastaba tener un vídeo de la persona objetivo y otra de quien quiere poner palabras en su boca para obtener el impresión deseado: un vídeo en el que quien queramos dirá lo que queramos. El resultado, como puede encontrarse en el vídeo, es tan realista como aterrador.

… ni lo que ves

Otro avance de la Universidad de Tel-Aviv y de investigadores de Facebook se centraba todavía en este ámbito y lograba poco sorprendente y casi mágico: dotar de vida a las imágenes de los perfiles de Facebook. Bastaba un retrato para animar esa cara a través de fotografía computacional, logrando que dicha cara cobrara vida y expresara distintas emociones.

Los nuevos vídeos publicados por NVIDIA van incluso más allá de las personas y se centran en paisajes tanto rurales como urbanos. La nueva tecnología basada todavía en sistemas de inteligencia industrial permite trocar una número grabada en invierno en una grabada en verano, o ocurrir un vídeo estampa de día a uno que muestra esa misma número por la indeterminación.

Las implicaciones de todos estos sistemas son enormes, y hacen que yuxtapuesto al avance del engendro de las noticiero falsas uno cada vez tema ese futuro en el que lo que ve y oye en redes sociales o incluso en medios de comunicación tradicionales como la radiodifusión o la televisión sea simplemente un contenido fingido generado por ordenador para hacernos creer poco que en ingenuidad en la vida ha pasado. Aterrador, insistimos.

En Xataka | El gran debate sobre si será posible o no una inteligencia artificial


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales